Publicidad

Montblanc Summit 2+, análisis: esto es lo que da de sí un smartwatch de 1.190 euros en el año 2020
Análisis

Montblanc Summit 2+, análisis: esto es lo que da de sí un smartwatch de 1.190 euros en el año 2020

El Montblanc Summit 2+ parte con la promesa de ser un reloj de lujo con Wear OS. Lucirlo es llevar más de 1.000 euros en la muñeca, un precio de lujo para un smartwatch. Y se siente como tal, al menos en lo que atañe al aspecto exterior. El interior, como veremos, ya es otro cantar.

Hablar de Montblanc implica acercarse a una de las firmas de lujo especializadas en los instrumentos de escritura, también en los relojes y otros artículos de calidad (y precio) superior. Con una tradición que se prolonga desde hace más de un siglo, la empresa afronta la tercera generación de relojes inteligentes con un smartwatch que sigue haciendo uso de Wear OS como sistema operativo. Y lo hemos probado.

Ficha técnica del Montblanc Summit 2+

MONTBLANC SUMMIT 2+

PANTALLA

AMOLED 1,28 pulgadas
390 x 390 píxeles (327 PPP)

PROCESADOR

Snapdragon Wear 3100

SISTEMA OPERATIVO

Wear OS 2.0

SENSORES

Monitor de frecuencia cardíaca, medidor de presión de aire, brújula, altímetro, acelerómetro, giroscopio y sensor de luz ambiental

CONECTIVIDAD

4G/LTE (eSIM), WiFi n, Bluetooth 4.2 BLE, Micro USB, NFC

OTROS

Resistencia IPX8
Pagos móviles con Google Pay

DIMENSIONES

43,5 x 13.72 mm

PESO

93 gramos

PRECIO

1.190 euros

Montblanc Summit 2+

Montblanc Summit 2+

No hay duda: el diseño y construcción son de lujo

Montblanc Summit 2+

La etiqueta 'de lujo' no sólo se la hemos puesto nosotros, la propia marca califica a sus smartwatches de esta manera. Este espíritu exclusivo queda patente en cada detalle del Montblanc Summit 2+, desde su impresionante embalaje a la caja de acero inoxidable que constituye el alma del reloj. Y no hay medias tintas: el mimo puesto en la construcción, en el diseño y en los materiales son muy poco comunes en el ámbito de los relojes inteligentes.

A pesar de que la gama Summit de Montblanc supone la apuesta de la marca por el mercado del reloj inteligente, y que ya va por el tercer modelo, el aspecto exterior de todos ellos está inspirado en un modelo de 'mecánica clásica': el Montblanc 1858. La marca ha querido mantener su espíritu intacto al tiempo que adaptaba el 'cerebro' del reloj a los nuevos tiempos: el Montblanc Summit 2+ aspira a ser la conjunción perfecta entre pasado y presente.

Más allá de lo que desea la marca con su producto, el Montblanc Summit 2+ se siente de lujo en la muñeca, tal cual. Su construcción en acero inoxidable destila dureza, también el cristal de zafiro que cubre la pantalla. Es pesado (mucho), grande (bastante) y grueso (tal vez demasiado), tres características que le alejan de las muñecas más pequeñas. También ofrece cierto carácter deportivo, un carácter que se ve reforzado con la elección del material para la correa: caucho. Existen más materiales disponibles, depende del modelo.

Montblanc Summit 2+ La correa permite un ajuste preciso a la muñeca. Y el cierre es firme y seguro

La correa se ajusta a la muñeca perfectamente ya que permite variar la distancia de manera muy precisa. Además, el cierre es firme y da seguridad: no se suelta ni aun haciendo deporte intenso.

La correa puede ajustarse a cualquier muñeca y el cierre que la sujeta es suficientemente firme como para que no se suelte ni con ejercicio intenso

Por debajo el Montblanc Summit 2+ es de resina para facilitar el trabajo de los sensores ópticos de frecuencia cardíaca. También se aprecia el conector de pines con el que se recarga el reloj por contacto: este se une firmemente a la base gracias al magnetismo. Dicha base no sólo sirve para cargar, también permite su uso como soporte de sobremesa. Muy útil para dejarlo en la mesilla de noche mientras se carga.

Montblanc Summit 2+ La característica estrella blanca de Montblanc se sitúa en la icónica corona

El reloj destila lujo por cada milímetro, en especial en el lateral derecho: ahí se enclavan los botones. El Montblanc Summit 2+ puede utilizarse sólo con la pantalla táctil, pero disponer de botones físicos hace más sencillo y completo dicho uso. En especial por la corona: destacada con la estrella blanca de Montblanc (único signo físico de la marca), esta permite moverse por los menús al girarla. Los otros botones pueden programarse para ejecutar multitud de acciones directas.

El hardware no es tan de lujo, al menos en el procesador

Montblanc Summit 2+

Ya decíamos que en el diseño y materiales no hay discusión: el Montblanc Summit 2+ está muy por encima de lo que es habitual en un smartwatch. Ahora bien, ocurre todo lo contrario cuando analizamos el hardware del reloj: tener un Snapdragon 3100 choca de frente con los más de 1.000 euros que cuesta el Summit 2+. Este procesador tiene más de año y medio en el mercado y ya en su momento dejaba serias dudas de rendimiento. Es algo que se nota nada más encenderlo por primera vez.

Antes de entrar en el rendimiento metámonos de lleno en la pantalla. Las 1,28 pulgadas del panel AMOLED incluido se ven muy bien y quedan acorde en tamaño a las dimensiones del dispositivo. 390 x 390 píxeles de resolución que ofrecen gran nitidez para todos los elementos que aparecen en pantalla. El control táctil está al nivel, pero en términos de brillo máximo se queda algo corto a la hora de visualizar el contenido en exteriores, sobre todo ahora que es verano. Además, el brillo automático tiende a ser menor de lo que requiere la iluminación, un detalle que a menudo obliga a adivinar lo que hay en pantalla.

El brillo automático no suele acertar: la mayor parte de las veces ilumina menos de lo que se requiere para visualizar correctamente la pantalla

Volvamos al procesador. Montblanc confía en el Snapdragon 3100, un procesador fabricado en 28 nm que denota su edad sobre el papel y también en la práctica. Dicho Snapdragon no ofrece un rendimiento muy eficiente ya que el Summit 2+ puede llegar a calentarse mucho durante procesos como la actualización de apps o la configuración de inicio. También se ve lastrado en velocidad: a veces tarda más de un segundo en abrir los ajustes cuando se pulsa el botón de la corona, por ejemplo. Son detalles de rendimiento que no deberían encontrarse en un reloj de lujo.

Montblanc Summit 2+ Visualizar la pantalla en exteriores puede hacerse algo complicado

El resto del hardware no sale tan mal parado: 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento que son suficientes para la mayor parte de usos, al menos mientras no se llene la biblioteca de música con demasiados archivos de audio. El Montblanc Summit 2+ ofrece NFC y pagos móviles gracias a Google Pay (funcionan muy bien), incluye compatibilidad con redes móviles (sólo con una eSIM de Orange y siempre que se disponga del servicio Multi SIM), dispone de Bluetooth, GPS y también ofrece compatibilidad con redes WiFi. Una de las grandes ventajas es que puede funcionar de manera independiente, sin el teléfono cerca. Su uso de esta manera es el esperado.

Batería demasiado justa que no llega a los dos días

Montblanc Summit 2+ La base de carga es muy útil para usar el smartwatch como reloj despertador

El rendimiento es el talón de Aquiles del Montblanc Summit 2+, pero la batería no queda demasiado atrás. Pese a que la capacidad de este componente es grande en términos comparativos (con 435 mAh que deberían de arrojar una buena cifra a pesar de las dimensiones de la pantalla), lo cierto es que puede decepcionar antes del final del día. Esto usando el reloj de manera normal, porque como se utilice para registrar ejercicios deportivos con GPS puede ser necesaria una carga antes de que termine la jornada.

Montblanc Summit 2+ Poco más de un día de autonomía con uso mínimo, pantalla apagada y una actividad de 20 minutos

De media nos ha durado algo más de un día y sólo cuando no lo hemos utilizado en exceso debido al trabajo sedentario (con la pantalla apagada; con ella siempre encendida puede agotarse antes de acabar la jornada). De salir a hacer deporte con el reloj el gasto energético se multiplica: el Montblanc Summit 2+ suele consumir un 20 % de batería cada media hora de ejercicio (pantalla encendida, lectura de latidos constante y GPS activado). De usarse el reloj como acompañante deportivo será necesario una carga antes de la noche

En los segundos que pasan desde que se quita el reloj del cargador y se coloca en la muñeca el Montblanc Summit 2+ puede bajar del 100 al 99 % de batería

La conexión al enchufe se realiza con una base que Montblanc ha diseñado para que pueda utilizarse como soporte de sobremesa. En lo que respecta a la carga, el tiempo necesario para revivir por completo el Montblanc Summit 2+ sobrepasa ligeramente las dos horas (de 0 a 100 %). Con unos 20 minutos de carga suele tener suficiente para alguna horas de vida, siempre con un uso bajo.

Sirve como soporte deportivo, pero se echa de menos más software

Montblanc Summit 2+

Como todo smartwatch, el Montblanc Summit 2+ puede convertirse en ese dispositivo con el que salir a hacer deporte o, simplemente, contabilizar la actividad diaria de manera automática. En este sentido, el reloj registra los pasos, calorías, distancia recorrida y pulsaciones, todo gracias a Google Fit. Esto implica que hay que activarlo con la cuenta de Google, ahí se quedarán registrados todos esos datos.

Montblanc añade apps propias al elenco de opciones deportivas. La principal es Workout Coach, un entrenador en la muñeca que registra los entrenamientos deportivos en exteriores y sólo para los relacionados con la carrera (nada de bici, por ejemplo). Workout Coach realiza una prueba del usuario en un inicio para establecer su forma física. E irá incitando a hacer deporte para así ir mejorando dicha forma. Eso sí, todos los datos se quedan en el reloj: nada de exportar entrenamientos, ver las rutas realizadas en el móvil o comparar con otros servicios o amigos para ver qué tal les están yendo las prácticas. Esto es una penalización.

Montblanc Summit 2+ Aplicación de entrenamiento Workout Coach

Aparte del entrenador, el Montblanc Summit 2+ incorpora los habituales cronómetro, temporizador, despertador y un conjunto de herramientas denominado 'Toolbox' que, pese a que se sale del ámbito estrictamente deportivo, permite saber la altitud, la velocidad de desplazamiento, presión atmosférica y la frecuencia cardíaca.

Montblanc Summit 2+ Gracias al barómetro y al GPS el reloj calcula de forma bastante precisa la altitud

Más allá de Workout Coach y de los complementos deportivos hay que confiar en Google Fit o en otras aplicaciones deportivas que puedan descargarse al reloj (Strava o Endomondo, por ejemplo). A esta falta de software propio se le añade que no hay manera de registrar el sueño: el Montblanc Summit 2+ carece de este registro. De nuevo, hay que descargar apps (Sleep as Android, por ejemplo).

Para la mayor parte de actividades deportivas hay que confiar en aplicaciones ajenas a Montblanc, incluido el registro de sueño: el reloj no lo captura por defecto

En relación a la fiabilidad de los sensores, la lectura de ritmo cardíaco sufre de cierta carencia a bajas pulsaciones (no suele superar el 10 % de desviación comparado con relojes como el Apple Watch Series 4 o el Samsung Galaxy Watch Active 2); a medio ritmo la lectura es suficientemente precisa; y con alta frecuencia de latidos tiende también a contar de menos. En términos de GPS, a veces le cuesta pillar cobertura, pero es suficientemente preciso cuando la ha encontrado. No hemos apreciado pérdidas de registro en las rutas realizadas.

Wear OS, para lo bueno y para lo malo

Montblanc Summit 2+

El sistema operativo de Google lleva desde marzo de 2014 entre nosotros y, durante ese trecho hasta nuestros días, ha pasado por distintas revisiones y hasta por un cambio de nombre. Con Wear OS parecía que Google le ponía más empeño en evolucionar su plataforma para relojes inteligentes, pero lo cierto es que la tiene algo abandonada. Por desgracia, esto es algo que pesa en el Montblanc Summit 2+.

Montblanc Summit 2+

El reloj mantiene Wear OS en su última versión (2.17) con su apariencia 'stock' o por defecto. Montblanc no añade una capa personalizada sobre la propia de Wear OS, sí ofrece algunas aplicaciones propias. Ya hemos visto Workout Coach o Toolbox, pero también dispone de una aplicación para paliar el jet lag en los viajes (Timeshifter) y otra para recibir recomendaciones sobre los países donde el dueño del reloj aterriza. Y ya está, el resto del software es el habitual de un Wear OS. Eso sí, el Montblanc Summit 2+ incluye diversas esferas de reloj o Watch Faces de altísima calidad y originales de la marca de lujo.

La mayor aportación de Montblanc en términos de software son las esferas de reloj: son exquisitas y basadas en modelos auténticos de la marca

La interfaz se ve ralentizada por el Snapdragon 2100: como decíamos, hay veces que se nota en exceso el lag, sobre todo al cambiar de aplicación. Wear OS mantiene el diseño algo sobrio, especialmente en menús o en la introducción del PIN de desbloqueo. Ofrece pagos móviles gracias a Google Pay y también funciona de manera independiente cuando se le conecta una eSIM. En modo autónomo recibe las notificaciones igual que si estuviera conectado al teléfono por Bluetooth, esto es muy positivo.

Montblanc Summit 2+, la opinión de Xataka

Montblanc Summit 2+

Es una lástima que el hardware no esté en consonancia con la exquisitez del envoltorio: el Montblanc Summit 2+ es un indiscutible reloj de lujo por fuera, pero por dentro no es más que otro Wear OS. El procesador deja que desear, el rendimiento es algo justo y el consumo de batería no está al nivel. Por contra, disponer de compatibilidad con eSIM, por más que esta sea limitada (sólo con Orange y servicio Multi SIM), es un añadido que le sienta muy bien, igual que el hecho de poder realizar pagos móviles.

Montblanc Summit 2+ De izquierda a derecha: Montbanc Summit 2+, Apple Watch Series 4 y Samsung Galaxy Watch Active2

En la muñeca pesa y se siente muy robusto. Mantiene resistencia al agua, dispone de una correa que se ajusta perfectamente a la muñeca, la corona permite el movimiento rotatorio entre los menús (lástima que Montblanc no haya colocado vibración al girarla, se echa de menos una respuesta háptica), dispone de micro y también de altavoz (Google Assistant va muy bien), permite llevar la colección de música en el reloj (los 8 GB son más que holgados para una buena playlist) y los botones físicos programables permiten ajustar accesos rápidos. Para pagar con Google Pay, por ejemplo.

El Montblanc Summit 2+ deja con la sensación de ser un Ferrari de los smartwatches con un motor algo anticuado

El Montblanc Summit 2+ podrá adquirirse a través de Orange desde el próximo 3 de agosto, también en algunos centros especializados, como El Corte Inglés y las propias tiendas de Montblanc. Su precio es de 1.190 euros o 39 euros mensuales durante 24 meses.

7.8

Diseño9
Pantalla8,5
software7,5
Autonomía6,75
Interfaz7,5

A favor

  • El diseño, construcción y materiales son de lujo.
  • Disponer de 4G da mucha libertad.
  • Excelentes esferas de reloj.

En contra

  • La autonomía es insuficiente.
  • El rendimiento queda muy por debajo de lo esperado por su precio.
  • Demasiado grande y pesado.

Montblanc Summit 2+

Montblanc Summit 2+

El producto ha sido cedido para la prueba por parte de Montblanc y Orange. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios