Realme C33, análisis: todavía hay espacio para las sorpresas en móviles baratos
Análisis

Realme C33, análisis: todavía hay espacio para las sorpresas en móviles baratos

Aunque fue a principios de septiembre cuando oficialmente conocimos el Realme C33, no es hasta ahora que ya está a la venta en países como España. Razón más que suficiente para que lo hayamos puesto a prueba varias semanas, comprobando así cómo se comporta en la rutina diaria.

Ya te avanzamos que estamos hablando de un móvil de rango económico y no podemos esperar grandes alardes. Sin embargo, en nuestra experiencia hemos podido comprobar cómo en la práctica es mejor que sobre el papel. Nos ha sorprendido para bien.

Ficha técnica del Realme C33

Realme C33

Dimensiones y peso

164,2 x 75.7 x 8,3 mm
187 g.

Pantalla

LCD de 6,5 pulgadas
Resolución HD+
Brillo de 400 nits
60 Hz de tasa de refresco
120 Hz de tasa de muestreo táctil

Procesador

Unisoc T612
Octa core de 64 bits

RAM

4 GB

Almacenamiento

64/128 GB

Cámara delantera

5 Mpx f/2,2

Cámaras traseras

Principal: 50 Mpx f/1,8
Profundidad: 0,3 Mpx f/2,4

Batería

5.000 mAh

Software

Realme UI S Edition basado en Android 12 Go

Conectividad

LTE
Wi-Fi b/g/n
Bluetooth 5.0
Minijack de 3,5 mm
Micro USB

Otros

Lector de huellas en el lateral
Sonido Dirac 3.0

Precio

Desde 169 euros

Esconde mucho más que un diseño brilli brilli

Diseno Realme C33 Por Detras

No podemos negar que el diseño de este Realme C33 es llamativo en varios sentidos, especialmente si lo miramos por detrás. Llama mucho la atención su diseño con brillos que, pese a que el modelo que probamos sea de color grisaceo, hace que cambie de color en función de cómo le incida la luz. Y siempre con reflejos. También su más que notable doble cámara es un elemento diferenciador.

Diseno Realme C33

Más allá de juzgar si es precioso, bonito, feo u horrendo, algo a determinar por cada uno al ser un aspecto tan subjetivo, sí podemos dar fe de que es grande. Muy grande. Su peso, pese a no alejarse en exceso de los 190 gramos, no nos ha parecido reseñable de forma negativa. Sin embargo, sí que debemos reconocer que se hace muy incómodo en cuanto a anchura y grosor. Y más si tenemos en cuenta sus bordes planos, los cuales hacen que además se sienta algo resbaladizo.

Realme C33

Si hablamos de pantalla, monta un panel LCD de 6,5 pulgadas con resolución HD+. Con esta perspectiva, queda claro que la pantalla no es el punto más positivo. Sin embargo, tampoco es un desastre. Cumple muy bien en situaciones de mucha luz con el brillo puesto en automático y, pese a sus carencias en resolución o tasa de refresco, nos ha dejado muy buen sabor de boca. Su buen balance de color también suma mucho en esa ecuación.

En términos de sonido, nos encontramos el mismo defecto que en otros terminales de este precio y que solo tienen un altavoz: se escucha muy enlatado. Pese a ello, alcanza altos niveles de sonido sin distorsionar. Aunque la recomendación para el usuario por nuestra parte es clara, mejor con auriculares, ya sean inalámbricos o cableados mediante el jack de 3,5 mm.

Mucho mejor rendimiento de lo que el procesador aparenta

Realme C33 Juegos

El Unisoc T612 que monta este dispositivo nos suena mucho. Sin ir más lejos, el Realme C30 también lo incorporaba. Y pese a que podemos tender a desconfiar de su rendimiento al no ser Mediatek o Qualcomm y lo básico de su arquitectura, lo cierto es que hace que el terminal rinda muy bien en tareas cotidianas y algunas que no lo son tanto.

Prueba de ello es ejecutar juegos de alta exigencia gráfica y técnica como puede ser el Genshin Impact. No podemos negar que haya sufrido algún que otro tirón y que por la resolución de la pantalla no sea el juego más indicado. Sin embargo, fue bueno probarlo para dar fe de que gestiona muy bien la temperatura. Aunque al final donde más jugo se le saca son en acciones del día a día como apps de mensajería, redes sociales, juegos casuales o apps de GPS. En esos, al igual que en la navegación por el sistema, no hemos notado excesivo lag.

Realme C33

Realme C30

Realme C35

Realme C11

Realme Narzo 50i Prime

Procesador

Unisoc T612

Unisoc T612

Unisoc T616

Mediatek Helio G35

Mediatek Helio G35

RAM

4 GB

4 GB

4 GB

2 GB

4 GB

Geekbench 5.0 (Single / Multi)

299 / 1.013

331 / 1.286

371 / 1.366

175 / 984

325 / 1.305

3D Mark (Wild Life Unlimited)

425

410

463

-

410

PCMark Work 3.0

7.636

7.445

7.663

3.658

7.817

Benchmark Realme C33

Otro punto destacable es el buen rendimiento del lector de huellas. Está integrado en el botón de desbloqueo lateral y encima sobresale ligeramente, por lo que es fácil dar con él. Tras haber probado unos cuantos móviles de rango medio y económico con el lector en pantalla, damos fe de que en estos casos es mucho más práctico. Y es que quizás la ubicación pueda no ser del gusto mayoritario, pero suelen ser mucho más rápidos y precisos.

En lo que a software respecta, nos hemos encontrado una versión adaptada de Android 12 Go, la versión ligera del sistema de Google. Cierto es que Android 13 Go se está empezando a desplegar, pero al ser tan reciente no lo podemos dar como una pega. Y mucho menos al ver que es una capa ligera y que no incluye nada de bloatware, siendo esto último una gran aliciente en un terminal de estas características.

Autonomia Realme C33
Autonomía con uso normal (izda.) e intensivo (dcha.)

Entramos ya en terreno pantanoso si hablamos de autonomía y tiempos de carga. En lo primero, fenomenal. Con un uso normal con llamadas, mensajería y redes sociales acumulando 7 horas y media de pantalla llegamos al final del día con un 32%. Con usos más exigentes (videojuegos, videollamadas, uso del GPS) llegamos con un 15% y con algo menos de esas 7 horas y media. Sin embargo, los tiempos de carga son una absoluta locura en pleno 2022 y buena parte de culpa es del conector Micro USB, dejando estos largos tiempos para una carga completa:

  • 10 minutos: 9%
  • 30 minutos: 20%
  • 1 hora: 40%
  • 1 hora y 30 minutos: 62%
  • 2 horas: 78%
  • 2 horas y 30 minutos: 93%
  • 2 horas y 40 minutos: 98%
  • Total (0-100%): 2 horas y 49 minutos

Muy justo en cámaras, aunque con un buen modo de 50 Mpx

Nuevamente, ponemos sobre la mesa el rango de este teléfono para contextualizar un apartado tan destacable como el de la cámara. No es de esperar grandes alardes en él y, ya te adelantamos, que efectivamente no los hemos encontrado. Es un terminal que, con las condiciones adecuadas, ofrece buenos resultados en línea general. Aunque también tiene carencias.

Camara Realme C33

Si observamos su interfaz, no encontramos ninguna modalidad especial más allá del modo de 50 megapíxeles que debemos habilitar desde sus ajustes. Sin embargo, llama la atención por la ausencia de un modo retrato, una de las modalidades estrella de la cámara de un móvil y que está presente desde hace años incluso en dispositivos económicos como este. Y todo ello, pese a contar incluso con un sensor de profundidad.

Pseudo Retrato Realme C33
Cámara principal en automático, con pseudo modo retrato

Cabe decir que sí que existe un pseudo retrato que desenfoca el fondo automáticamente. No lo catalogamos como modo retrato real, dado que no existe esta modalidad como tal y la encontramos en el modo automático. Si nos acercamos a un objeto que no tenga elementos cerca en el fondo y le ponemos el foco principal, automáticamente le añadirá un cierto nivel de desenfoque.

Como podemos ver en la anterior fotografía, probada con un objeto, el dispositivo es capaz de reconocer cuál es el objeto principal y separarlo del fondo. Destaca que además es capaz de captar muy buen nivel de detalle en el objeto, aunque también podemos observar que ese fondo no solo queda difuminado, sino también cargado de ruido.

Principal 50 Mpx
Principal con modo de 50 megapíxeles
Principal
Principal en automático

Comparando los resultados en modo automático y con la modalidad de 50 megapíxeles podemos observar como apenas hay cambios en lo que a captación de detalle se refiere si observamos elementos como los arboles o la textura de los ladrillos. Aunque sí hay un cambio más que considerable en la interpretación del cielo, siendo prácticamente inexistente en la luminosa fotografía en automático. Con los 50 megapíxeles, aunque se note un tono más frío, es más cercano a la realidad.

Camara Principal
Cámara principal en automático

Siguiendo con la cámara principal en modo automático, podemos observar otras circunstancias donde pierde muchísimo nivel de detalle. A nivel general no es una mala fotografía, pero si ampliamos podemos ver que elementos como las hojas de los arboles pierden completamente su textura.

Pizza

Queríamos usar esta imagen anterior para destacar otro punto relevante. Y es que a veces la cámara emborrona todo lo que está fuera del foco principal. Si observamos la pizza (y obviamos que pueda abrirnos el apetito), se puede apreciar como en la parte central de la misma se encuentra bien enfocada, mientras que si nos alejamos de ese foco vemos menor nitidez. Véase como ejemplo más evidente el borde superior de la pizza.

Selfie
Cámara selfie

En la cámara frontal sí que encontramos defectos que, por esperables que sean en esta gama, no dejan de ser destacables. Véase como incluso en buenas condiciones de luz, tiende a oscurecer el selfie y llenarlo de ruido. Y eso en el rostro de quien se pone en frente, porque si miramos el fondo apreciamos (véanse los contenedores de la anterior imagen) que queda muy movido.

Sin Modo Noche
Cámara principal sin modo noche
Con Modo Noche
Cámara principal con modo noche activado

Llega la noche y conocemos otra sorpresa. Y es que, como se puede apreciar en las anteriores fotografías, los resultados con el modo noche tienen más de software que de hardware. Apenas existe tiempo de exposición para la captación de luz con el obturador y así podemos encontrarnos con resultados con demasiada luz.

Se notan claros fallos en la interpretación de la escena y que la cámara se vuelve un poco loca con las farolas. Esto hace que la fotografía sin modo noche, pese a sus también evidentes carencias como el ruido, lleguen a verse mejor y nos hagan dudar de si merece la pena o no activar el modo noche.

Modo Noche Selfie
Cámara selfie de noche

En la cámara frontal no nos encontramos modo noche. Sabiendo esto y cómo se las gastaba en condiciones de buena luz, no esperábamos grandes resultados. Sí nos sorprende que, pese a hacerla en un lugar en el que solo había un foco de luz artificial, ha sabido captar bien los colores y regular bien la luminosidad. Sin embargo sigue siendo ofreciendo resultados con muy poco detalle e incluso algo borroso (prometo que el móvil no se movió nada mientras tomaba la foto).

Así, nos encontramos con una cámara que destaca por ofrecer buenos resultados en cuanto a color y luminosidad en líneas generales. Aunque flojea en el foco automático, carece de modo retrato y de noche peca de añadir demasiada luz en su mejora por software.

Realme C33, la opinión de Xataka Android

Realme C33 Xatakandroid

Si algo tenemos claro es que elegir un móvil de gama económica es más complicado incluso que en la gama alta. Y es que hay muchas opciones similares a precios también parecidos. Véase la propia familia de este C33 con casos como el Realme C30 o el Realme C35.

¿Qué es lo que hace diferente este terminal respecto a los otros? Pues el primero es el más evidente: el diseño. O lo amas, o lo odias, pero no te deja indiferente. A nivel de rendimiento no dista en exceso. También a nivel de cámara, pese a tener menor versatilidad y carencias como las destacadas, parece ofrecer mejores resultados.

Así que, si tienes un presupuesto ajustado y te gusta la estética de este terminal, disfrutarás de un muy buen móvil. Como puntos más fuertes nos encontramos su buen rendimiento general con una gran gestión de temperatura, cámara más que aceptable en buenas condiciones y una buena autonomía si no te importa que tras agotarla tengas que esperar 3 horas, lo cual podría ser un detalle sin importancia si eres de los que carga el móvil por la noche.

7,3

Diseño6.5
Pantalla7.5
Cámara7
Rendimiento7
Software7.5
Autonomía8.5

A favor

  • La capa de personalización está basada en Android 12 Go y es muy ligera. Y lo mejor: sin bloatware.
  • El brillo automático es una delicia, incluso en condiciones de mucha luz ambiental.
  • Rendimiento general muy sorprendente y con gran gestión de la temperatura.

En contra

  • Conector Micro USB en pleno 2022, lo que supone unos tiempos de carga cercanos a las 3 horas.
  • El grosor y los bordes planos hacen que se haga incómodo e incluso resbaladizo.
  • Se echa de menos un modo retrato real.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Inicio