Compartir
Publicidad
UMIDIGI Z Pro, análisis: el hermano mellizo del Umi Z viene con cámara doble
Análisis

UMIDIGI Z Pro, análisis: el hermano mellizo del Umi Z viene con cámara doble

Publicidad
Publicidad

El fabricante chino UMIDIGI sigue buscando colarse entre la gama alta con algunos de sus smartphones, pero sin meterse en los rangos de precios más altos. Hace un par de meses analizábamos al potente Umi Z, cuyas especificaciones estaban a la altura, pero que tenía algunos aspectos a mejorar.

Esta vez le toca al UMIDIGI Z Pro, una versión muy similar a su hermano menor, tanto que en más de una ocasión me ha costado diferenciar a uno de otro si no fuera por su aspecto físico. Pero no vamos a hacer 'spoiler' aún de este teléfono cuya principal diferencia se encuentra en su cámara doble.

Análisis en vídeo del UMIDIGI Z Pro

Especificaciones casi calcadas a las del Umi Z

El UMIDIGI Z Pro, al igual que su hermano mellizo, es un smartphone de gama alta que, sobre el papel, es bastante completo, todo ello sin pedir un precio demasiado alto. Vamos a comparar en la siguiente tabla a ambos teléfonos en la que te adelantamos que verás una enorme cantidad de coincidencias.

UMIDIGI Z PRO

UMI Z

DIMENSIONES FÍSICAS

154 x 76 x 8.2 mm 175 gr.

154,6 x 76,8 x 8,2 mm 175 gr.

PANTALLA

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

RESOLUCIÓN

1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp

1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp

PROCESADOR

MediaTek Helio X27 Deca-core 2,6 GHz GPU Mali-T880 MP4

MediaTek Helio X27 Deca-core 2,6 GHz GPU Mali-T880 MP4

RAM

4 GB

4 GB

MEMORIA

32 GB + microSD hasta 256 GB

32 GB + microSD hasta 256 GB

VERSIÓN DE ANDROID

6.0.1 Marshmallow

6.0.1 Marshmallow

CONECTIVIDAD

Wi-Fi 802.11 b/g/n/ GPS con soporte A-GPS Bluetooth 4.1 Radio FM LTE Sensor de huellas USB-C

Wi-Fi 802.11 b/g/n/ GPS con soporte A-GPS Bluetooth 4.1 Radio FM LTE Sensor de huellas USB-C

CÁMARAS

Trasera: dos sensores de 13 MP (2 x IMX258) con lente de 6 elementos, autoenfoque láser, PDAF, flash quad LED, HDR Frontal: 13 MP con flash LED

Trasera: 13 MP con autonfoque láser, PDAF, flash quad LED, HDR Frontal: 13 MP con flash LED

BATERÍA

Batería Li-Po, 3.780 mAh, no extraíble

Batería Li-Po, 3.780 mAh, no extraíble

ACCESO A GOOGLE PLAY

Sí, de serie

Sí, de serie

Como podemos ver en esta tabla comparativa, tanto el Umi Z como el UMIDIGI Z Pro tienen casi todo en común, cuenta con unas especificaciones dignas de un gama alta que dejará satisfecho a la mayoría de usuarios. No obstante, sí que vamos a hacer una primera pausa en la cámara principal.

En este caso nos encontramos con dos sensores en su parte trasera (esta vez sí), ambos de 13 MP y siendo ambos el modelo IMX258 de Sony. En esta ocasión las lentes son de seis elementos, mientras que en el Umi Z eran de cinco. Más adelante profundizaremos de nuevo en el apartado de la cámara, comparándolo con su hermano mellizo.

Diseño casi calcado del Umi Z y una pantalla que flojea en exteriores

Img 0163

En este apartado nos encontramos con que tanto el UMIDIGI Z Pro como la versión normal que analizamos hace un par de meses son idénticos en cuanto a tamaño y aspecto físico en general. El único cambio que se puede nombrar en este aspecto es el color, que pasa del plateado con frontal blanco al gris oscuro con frontal negro.

La sensación al cogerlo es la misma, de hecho sus dimensiones y peso son calcadas, así que en este caso se puede pensar que son el mismo modelo en diferentes colores. Algo que sí ha cambiado también es que ahora el hueco para la cámara sí aloja dos sensores, mientras que en el Umi Z sólo aparecía uno, y el logo, que ahora aparece UMIDIGI como consecuencia del cambio de nombre de la marca.

Img 0165

El IMIDIGI Z Pro está construido en aluminio y en la mano se siente muy robusto, pero, como suele suceder con otros teléfonos de este material, es un tanto resbaladizo. En general es cómodo si te gustan los phablets, aunque en tu bolsillo, debido a los marcos superior e inferior, lo mismo puede molestar un poco.

En cuanto a la pantalla nos volvemos a encontrar con un buen brillo en interiores, y unos colores fieles a la realidad, pero su punto débil es, claramente, el exterior, donde incluso con el máximo de brillo tendremos problemas para ver el contenido. En cuanto al táctil, es bastante preciso y ágil, bastante cerca de la gama alta.

Experiencia de uso: buenas noticias en cuanto a autonomía y fluidez, pero aún con Android Marshmallow

Trio Capturas 1

Teniendo en cuenta las pocas diferencias que hay en cuanto a especificaciones entre el UMIDIGI Z Pro y el Umi Z, me decidí a probar qué tal se comportaba en cuanto al uso diario, especialmente en aquellos aspectos en los que el anterior terminal flojeaba. Esperaba que lo de Pro en el nombre fuera algo más que para rellenar.

Entrando en el apartado de rendimiento, la verdad es que al tener el mismo procesador y RAM (Helio X27 y 4 GB de RAM), no esperaba apenas cambios. En este aspecto ha sido calcado al Umi Z, se ha comportado bastante bien en todas las tareas que quieras llevar a cabo durante el día, e incluso con los juegos de mayor exigencia gráfica.

El UMIDIGI Z Pro es igual de potente que su hermano, el Umi Z, y en el rendimiento esto queda demostrado. La autonomía sigue siendo muy buena, y su sensor de huellas continúa siendo poco preciso

En cuanto a la autonomía, teniendo la misma batería de 3.780 mAh, uno no puede esperar que haya grandes variaciones entre los dos teléfonos, llegando a superar el día y medio antes de tener que pasar por el cargador. Cuando te toca enchufar el teléfono, por suerte, dispones de carga rápida que, como en el caso del Umi Z, no es demasiado veloz, pero peor sería no tenerla.

En este UMIDIGI Z Pro volvemos a contar con Android 6.0.1 con algunas pinceladas del fabricante y que vuelve a pecar de dejar algunas partes de los ajustes en inglés. En general el funcionamiento es igual que en su mellizo, bastante fluido, y sigue siendo mejor usar la barra de navegación (que puedes esconder) antes que los botones capacitivos.

Trio Capturas 2

Una cosa que me resulta molesta es que el sensor de huellas siga siendo un poco rebelde, tanto en este Umi Z Pro como en la versión estándar, da la sensación de que le falta sensibilidad y velocidad. Quizás sea culpa de que estoy acostumbrado al del OnePlus 3, pero en general me resulta mucho menos ágil su uso.

Una cámara de similar calidad a la del Umi Z pero con un pequeño extra

Img 0135

El principal punto diferencial entre el UMIDIGI Z Pro y el Umi Z , más allá del color, es que el primero sí posee una cámara doble, pero hay más cambios en el apartado fotográfico. En el terminal que protagoniza este análisis tenemos dos sensores de Sony (IMX258) de 13 MP cada uno y cuenta con PDAF y autoenfoque láser.

La principal diferencia con su hermano es que, además de usar doble cámara, el modelo del sensor es diferente, siendo uno de 13 MP de Samsung el que usa el Umi Z. Para comprobar si hay una diferencia notable en cuanto a calidad de imágen, hemos querido compararlas para ver en qué son distintas.

Img 20170405 155425

La realidad es que no hay mucha diferencia en cuanto a la calidad de las fotos se refiere. Durante el día las imágenes del UMIDIGI Z Pro son decentes, igual que en el Umi Z, aunque si vemos la imágen inferior, podemos comprobar que el terminal con cámara doble capta unas imágenes de colores más realistas, mientras que su hermano tiende a colores un poco más fríos.

Comparativadia 2

Si durante el día había pocas diferencias en cuanto a fotos entre los Umi Z y Z Pro, de noche hay todavía menos, e incluso diría que son casi calcadas. En este caso las fotos tienen la misma calidad y el mismo defecto del poco detalle, aunque hereda la virtud de introducir poco ruido para la gama en la que se mueve.

Uzpronoche 3

La única diferencia que notaremos del Umidigi Z Pro con respecto a su hermano es, como en el caso de las imágenes diurnas, la temperatura de color, tendiendo, nuevamente, a colores más cálidos. La diferencia es apenas perceptible si no las pones juntas, pero más allá de eso no hay nada en lo que uno destaque sobre el otro.

Comparativanoche 1

El punto diferencial de este Umidigi Z Pro está en esa cámara doble que, como podemos suponer, no está de elemento decorativo. Uno de los puntos fuertes es que puedes hacer uso del desenfoque selectivo una vez has realizado la fotografía y su efecto bokeh. Como no podría ser de otra manera, lo hemos probado para ver si es digno de usarse o pasará desapercibido.

Vamos a empezar por el efecto bokeh, que puede usarse desde la interfaz de la cámara, está justo al lado del modo de fotografía normal (automático). Puedes elegir la apertura focal desde f/0.8 hasta f/11 para decidir si quieres que el desenfoque del fondo sea más acentuado o más sutil.

Como puede verse en la foto de más abajo, el software tiene un serio problema para desenfocar el fondo real, llegando a desenfocar parte del objeto principal y enfocando parte del fondo. Está claro que si quieres usar este modo para hacer fotos artísticas, a no ser que lancen una actualización que solucione esto, lo mejor es buscar otro móvil o, directamente, acceder a una réflex.

Img 20170405 155919 Stereo
Img 20170406 175450 Stereo Efecto bokeh con apertura f/0.8
Img 20170406 175706 Stereo Efecto bokeh con apertura f/5.6

También tenemos la opción de usar el desenfoque selectivo, pero en esta ocasión debes ir a la galería, y sólo podrás seleccionar aquellas fotos que hayas hecho con el efecto bokeh. En la galería dichas fotos tendrán un icono en la zona inferior izquierda de un cuadro y una flor.

En cuanto a funcionamiento, hay que decir que da una impresión muy distinta al efecto bokeh, aunque puede verse algún que otro fallo del software, resulta mucho más funcional. En esta parte puedes elegir aperturas que van desde f/0.6 (desenfoque muy exagerado) hasta F/16 (prácticamente sin desenfoque).

Screenshot 20170405 191957

Si quieres un desenfoque sutil pero que se note, lo mejor es moverse por aperturas que ronden f/3.0 más o menos. Si configuras valores muy bajos el desenfoque no sólo será muy exagerado, sino que se verán muy claramente los errores del software similares a los del efecto bokeh, pero menos aberrantes.

Screenshot 20170405 192111

En cuanto a la interfaz de la cámara, nuevamente nos encontramos con que es poco fluida, teniendo que esperar más de un segundo desde que eliges el modo (por ejemplo, el modo manual cuando tenías el automático) hasta que puedes usarlo. Estéticamente es igual a la interfaz del Umi Z, para bien y para mal.

La diferencia en la interfaz respecto al Umi Z es que posee el mencionado efecto bokeh como uno de los modos y, en la parte izquierda (sujetando el teléfono en horizontal), tenemos un modo 'Super Night' para las fotografías nocturnas.

Umidigi Z Pro, la opinión de Xataka Android

Tal como dijimos en el análisis del Umi Z, estamos ante un buen teléfono, un tamaño apto para muchos con sus 5,5 pulgadas y una potencia considerable sin llegar a las bestias que podemos ver hoy en día. El diseño es elegante sin sorprender, pero más de uno podrá tener la sensación de tener un móvil más caro de lo que es.

La autonomía, nuevamente, es su punto más fuerte, y es que poder llegar a los dos días sin tener que enchufar el teléfono al cargador es algo a tener en cuenta. Con su pila de 3.780 mAh podrás estar casi seguro de que no te dejará plantado a mitad del día, especialmente si no te dedicas a darle mucha caña con los juegos.

Por menos de 300€ puedes tener el UMIDIGI Z Pro, un teléfono potente y con gran autonomía, pero que en fotografía encuentra su punto más débil.

Por el lado malo está la cámara, cuya calidad no corresponde a lo que ofrece el resto del teléfono. Debido al cambio de modelo de sensor vemos cómo los colores de las imágenes tienden a ser un poco más cálidos, pero por lo demás es igual al Umi Z. El desenfoque selectivo, por su lado, es algo que, si bien no es lo más normal en el uso cotidiano, puede dar cierto efecto artístico a tus fotos.

Teniendo en cuenta que puedes comprarlo en Amazon 289,99€, viendo sus características, virtudes y defectos, es un teléfono que podría meterse en cualquier lista si tienes un presupuesto máximo de 300€. ¿Merece más la pena que el Umi Z? La principal diferencia está en la cámara, lo mejor es que te decidas en base a eso, pero de momento vamos a ver las valoraciones de este terminal.

7,25


Diseño8
Pantalla6,5
Rendimiento7,5
Cámara6,5
Software7
Autonomía8

A favor

  • Un diseño muy elegante y atractivo
  • Muy buena autonomía
  • Buen rendimiento
  • Software ausente de bloatware
  • El desenfoque selectivo, si bien no es perfecto, funciona bastante bien

En contra

  • Cámara de calidad un tanto mediocre
  • El efecto bokeh hace auténticas aberraciones
  • Sensor de huellas lento e impreciso para los tiempos que corren
  • Ausencia de NFC
  • Botonera no retroiluminada y sin botón de aplicaciones recientes

En Xataka Android | Umi Z, análisis: fórmula china por menos de 300 euros con algunos sacrificios

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos