Un año sin el almacenamiento gratis de Google Fotos: así nos hemos adaptado
Aplicaciones Android

Un año sin el almacenamiento gratis de Google Fotos: así nos hemos adaptado

El pasado 1 de junio se cumplió un año de una dura decisión tomada por Google: el adiós definitivo al almacenamiento ilimitado de su mejor servicio, el de Google Fotos. Las imágenes y los vídeos comprimidos por la aplicación para ahorrar espacio comenzaron a consumir el propio espacio de cada cuenta, los 15 GB que Google ofrece de forma gratuita.

Desde Xataka Android hemos recomendado Google Fotos en multitud de ocasiones, su servicio de copia de seguridad de la galería siempre nos pareció imbatible. Tanto es así, que la mayoría del equipo lo utilizábamos antes de fin del almacenamiento ilimitado. Después, todos tuvimos que adaptarnos, cada uno a su manera.

Ricardo A

El movimiento de Google acabando con el almacenamiento ilimitado de Google Fotos ha supuesto un duro revés para mi organización de fotos. Tras un movimiento así por parte de Google, lo último a lo que estaba dispuesto era a pagar por más almacenamiento, así que aposté por alternativas como Amazon Fotos.

La experiencia de uso quedaba, en mi opinión, demasiado lejos de Google Fotos, así que acabé reculando. ¿La solución? Llevarme la copia a otra cuenta de Google Fotos con sus 15 GB libres, e ir moviéndome entre cuentas. No es lo más cómodo, pero no estoy dispuesto a pasar por caja, máxime en el contexto actual.

Samuel Fernández

Mi caso es un tanto especial porque yo tengo un Google Pixel 5 y sí he mantenido el almacenamiento ilimitado en Fotos. Tuve que hacer algo de ingeniería, eso sí, porque pasé todas las fotografías de mi cuenta de Google Suite a mi cuenta de Gmail normal para poder mantener la capacidad. Fue algo lioso pero al final lo logré.

En el momento del salto se produjo algún error, y desde entonces Fotos me dice que tengo 33 megas ocupados pero absolutamente todo lo que subo se carga sin ocupar espacio. Así que, mientras mantenga el Pixel, todo irá bien. Al menos eso creo, claro. No me planeo ampliar con Google One por eso mismo, ya veremos en el futuro.

Alvaro García

Soy de esos especímenes que, en caso de existir, sería diagnosticado con síndrome de Diógenes digital. Y es que, desde hace años, son pocas las fotos que borro y, desgraciadamente, pocas las que ordeno. Y digo desgraciadamente porque cuando quise poner orden era demasiado tarde. El almacenamiento en la nube lo empecé a contemplar en 2017, año en el que únicamente usaba Apple. Y iCloud era lo más cómodo.

Ver que servicios de almacenamiento en la nube como Google ofrecían almacenamiento ilimitado me tentaba demasiado, pero nunca llegué a dar el paso definitivo por esa comodidad ‘made in Apple’ que se siente al tener todo su ecosistema de productos (móvil, tablet y ordenador). Cierto es que ahora, cuando uso Android, tengo que enviar las fotos manualmente a la nube de Apple y que no es nada cómodo, pero al tener otros servicios de la compañía de la manzana contratados, no me sale a cuenta contratarlos individualmente para dejar iCloud en favor de Google ya que pagaría bastante más.

Amparo Babiloni

Recuerdo cuando llegó la noticia de que Google Fotos pasaba a ser de pago. Me agobié, empecé a mirar discos NAS para montarme mi nube personal, busqué alternativas en otras plataformas... Al final no hice nada de eso. Es más, un año después sigo sin haber hecho nada. Tampoco era para tanto, ¿no? Bueno, sí y no.

Tengo el plan de 200 GB en Google Drive y la situación ahora es que me quedan 12 GB para llenarlos (gracias al almacenamiento comprimido han durado más de lo que pensaba). La solución va a ser pagar por el plan de 2 TB, porque no nos engañemos, no tengo tiempo ni ganas de mover tooodas esas fotos y vídeos a otro sitio y Google Fotos es demasiado cómodo. Me gustaría que hubiera un punto medio entre 200 GB y 2 TB, pero supongo que ahí está el negocio. Así que pasaré por el aro, pero bueno no pasa nada, ya lo sabía hace un año.

Yúbal Fernández

El cambio de políticas de Google Fotos me pilló justo en medio de una transición personal de Android a iOS. Y puestos a pagar por mis fotos, preferí completar la migración a iCloud y el servicio de fotos de Apple. No es tan completo como el de Google, pero se integra mejor con los dispositivos que utilizo actualmente.

En lo personal, este cambio de política de Google Fotos supuso un clavo más en el ataúd particular que le tengo hecho a Google (era un enamorado de Google+ y Google Inbox), y posiblemente lo que hizo que terminase de perder toda la confianza en cualquier servicio de la empresa. En resumen: cuando Google Fotos empezó a cobrar eliminé todas mis fotos del servicio y no lo he vuelto a utilizar. Es más, me ando con cuidado con cualquier otro servicio que Google lance, porque sé con seguridad que acabarán estropeándolo o eliminándolo.

Antonio Sabán

Desde el adiós del factor ilimitado de Google Fotos estuve subiendo fotos al servicio durante unos meses, pero a mi cuenta gratuita de 15 GB. Sin embargo, me di cuenta de que muy pronto todo mi espacio estaría lleno. En lugar de pagar, decidí pasarme a Amazon Fotos. Y justo este fin de semana he compartido con la familia 600 fotos y todo el mundo está encantado.

La subida va genial y, aunque echo de menos cosas como tener el vídeo ahí (Amazon no lo cubre de forma ilimitada con Prime), en búsquedas típicas como "perro" los resultados son muy muy buenos. Sabiendo que, además, puedo subir fotos a tamaño original, e incluso en RAW, estoy muy contento con el cambio

Jose Antonio Carmona

A pesar de los límites establecidos por Google para que las fotos en su app tengan límite de almacenamiento, tengo que reconocer que sigo usando la aplicación. Llevo usando desde hace tiempo el plan de 200 GB, el límite no me preocupa en exceso; lo cual no quiere decir que haya abandonado una serie de prácticas. Antes la preocupación era nula y ahora está ahí, sobre todo si tenemos en cuenta que el espacio se comparte también con Drive. Ahí si que trabajo a veces con volúmenes de datos mayores.

En este sentido y para conservar un cierto orden en Google Fotos, sigo revisando las fotos que subo, eliminando aquellas que no considero interesantes o las duplicadas, al igual que controlo la subida de vídeos, sobre todo los más pesados; que siempre prefiero tener en físico en un disco duro si son de especial interés.

Iván Ramírez

Por el momento sobrevivo sin pagar nada extra a Google, después de que a principios de año hiciera una limpieza a fondo del almacenamiento compartido de Google: desde borrar mails antiguos de Gmail a dejar de usar Drive como copia de seguridad. Así pasé de tener el 90% del espacio ocupado a menos del 50%.

Claro, que esto fue hace seis meses. Ahora mismo el espacio está empezando a llenarse de nuevo y está en la actualidad al 75%. Acabará llenándose, eso está claro, y cuando lo haga lo más seguro es que compre el plan más barato de Google One. Hasta que sea estrictamente necesario, aguantaré con el plan gratis.

Cosmos

Como mi actual móvil es un Pixel 3 sigo disfrutando del almacenamiento ilimitado de Google Fotos. El único cambio que he tenido es que desde febrero las copias de seguridad se hacen en calidad Ahorro para no ocupar almacenamiento en la nube; lo que significa que las fotos y vídeos se almacenan con una calidad ligeramente menor por la compresión; que es la calidad que Google ofrecía al resto de dispositivos hasta el fin del almacenamiento ilimitado. Y con esa calidad me sobra.

Cuando renueve mi actual móvil, lo que haré para seguir disfrutando del almacenamiento ilimitado, será pasar las fotos y vídeos al Google Pixel 3 para aprovechar el almacenamiento ilimitado de por vida que Google ofreció hasta el Pixel 5. Cuando se me rompa el Pixel 3 seguiré usando Google Fotos, pero seleccionaré muy bien las fotos y vídeos que quiero tener en la nube para evitar tener que pagar.

Laura Sacristán

En mi caso, decidí no pagar a Google por más almacenamiento. Y lo hice por dos motivos: primero, porque ya pago a Apple por iCloud, y segundo, porque empecé a aprovechar el almacenamiento ilimitado de Amazon Photos que me ofrece Amazon Prime. ¿El problema? Que por trabajo tengo que analizar muchos móviles Android y utilizo frecuentemente Drive, por lo que llegué al límite de esos 15 GB gratuitos hace unas semanas.

Desde entonces, me veo obligada constantemente a liberar espacio y estoy empezando a hartarme. Lo más probable, para mi desgracia, es que termine pagando los 19,99 euros al año que me costará aumentar ese espacio hasta los 100 GB. Viviré mucho más tranquila.

Iván Linares

Yo tengo una experiencia peculiar con Google Fotos ya que mantengo mi antigua cuenta de G Suite, la opción profesional de Google que, entre otras opciones, me sigue ofreciendo almacenamiento ilimitado en Fotos. Por tanto, no he tenido que adaptarme de ninguna manera, sigo subiendo lo que me apetece y a la resolución máxima.

Mantengo la cuenta profesional porque hago uso de la gestión de dominios que ofrece Gmail, el almacenamiento ilimitado de Google Fotos es una ventaja colateral. Y lo cierto es que regala mucha tranquilidad: sé que mis galerías, álbumes compartidos y copias de seguridad quedan a buen recaudo tal y como las respectivas cámaras guardaron las fotos. Eso sí, Google me ha dicho que va a migrarme la cuenta desde G Suite a Workspace, me temo que pronto se acabará el chollo.

Temas
Inicio