Publicidad

El imposible objetivo de bajar kilos para el verano, con Android y Android Wear
Aplicaciones Android

El imposible objetivo de bajar kilos para el verano, con Android y Android Wear

Llevo más de un año usando smartwatches, todo comenzó con un Pebble, y reconozco que mi uso siempre ha sido intermitente. Siempre voy cambiando, probando pero ninguno se queda en mi muñeca durante mucho tiempo. En mi experiencia diaria no les sacaba provecho pero entonces, aprovechando el verano, decidí darle una oportunidad más en serio: hacer deporte con Android Wear.

Practico deporte habitualmente todo el año y varias veces he probado a introducir tecnología en mi rutina en forma de aplicaciones para el móvil o accesorios como pulseras de actividad. Esta vez me propuse como desafío meter un LG G Watch R en la ecuación y ver si era capaz de aportarme algo en mi rutina de ejercicio y, de paso, ayudarme a perder un poco más de peso.

El mundo de las aplicaciones deportivas en Android no es nuevo: hay muchas opciones para casi todo tipo de entrenamientos y los principales desarrolladores han dado el salto a los relojes. Además, han salido opciones más orientadas a Android Wear por lo que por falta de alternativas no será.

Todas las aplicaciones ponen a prueba el hardware de Android Wear: giroscopios, acelerómetros, GPS y pulsómetro. En esta experiencia, los entrenamientos los he hecho con un LG G Watch R por lo que no he podido exprimir todas las funciones como por ejemplo la conectividad WiFi para transferir datos. Hecha la introducción, vamos con ello.

Lo básico: contar pasos

650 1200 45

Antes de meternos de lleno en la rutina de hacer ejercicio y perder peso vamos con una base que nos permita saber qué hacemos cada día. Aquí no tenemos que instalar nada ya que todo viene de serie: Google Fit. Aprovechando los acelerómetros del reloj, podemos medir los pasos que damos y fijarnos metas.

Aunque Android Wear viene con esta función, a mí personalmente me gusta llevar la aplicación instalada en el móvil también para poder seguir el progreso de forma más sencilla. Funciona bien y aunque no es la parte más importante de nuestro objetivo, es perfecto para saber si más allá de las sesiones deportivas que hagamos nos hemos movido más o menos.

Es bastante precisa a la hora de medir los pasos pero tampoco es exacta por lo que siempre que nos dé la cantidad tomémosla con cuidado. Recordad que es muy fácil hacer trampas con los acelerómetros y podemos engañar a los sensores haciendo movimientos que no se corresponden con movimiento real; levantar los brazos para fumar, por ejemplo.

Salir a correr con Android Wear

650 1200 46

Vamos con el primer paso en nuestro entrenamiento: salir a correr. En el móvil he probado varias aplicaciones y al final siempre me decanto por Runtastic Pro. Son cinco euros, en su día fue posible descargarla gratis, pero funciona bien y además en el reloj tiene varias opciones mientras estamos entrenando.

Desde la pantalla de Android Wear podemos ir viendo el mapa, las sesiones que tenemos planificadas para hoy, diferentes estadísticas. Todas estas funciones son bastante útiles si acostumbramos a llevar el móvil en algún tipo de brazalete o en el bolsillo.

La navegación por estos menús es cómoda, especialmente cuando estamos parados pero si intentamos ver algo mientras corremos más nos vale parar el ritmo y no distraernos porque hay que hacer varios gestos para consultar los diferentes menús. Eso sí, un primer vistazo en la pantalla nos sirve para ver lo fundamental: cuánto llevamos en tiempo y distancia.

La conectividad entre el reloj y el móvil es correcta y en ningún momento da problemas. La experiencia con Android Wear corriendo es positiva: la información que da es útil cuando estamos haciendo ejercicio y ayuda a saber cómo vamos. El tiempo lo puede dar cualquier reloj, es cierto, pero la distancia es un elemento diferencial.

Cardiógrafo

Deporte 3

Si solemos hacer cardio, llevar la cuenta de las pulsaciones es fundamental para saber si estamos quemando grasa o bien hacemos un sobreesfuerzo. No tengo pulsómetro por lo que decidí investigar qué opciones había ya que el LG G Watch R me permitía medir las pulsaciones con una aplicación apropiada. Mi opción fue clara: Cardiograph.

Su funcionamiento es sencillo: se encarga de medir las pulsaciones utilizando los sensores de Android Wear y nos muestra los datos en la pantalla. Todos los registros se sincronizan con el móvil por lo que podemos ir consultándolos en cualquier momento y ver la evolución.

La aplicación es básica y cumple su cometido. Podemos hacer las mediciones mientras corremos e ir guardándolas en el móvil a través de Bluetooth. La única pega que tiene es no poder programar mediciones cada cierto tiempo y que nos avise si pasamos un terminado número de pulsaciones. Cumple bien en los entrenamientos pero no es tan efectiva como un pulsómetro.

Escuchar música: mejor desde el móvil

Deporte 2

Es cierto que la música no va a hacer que perdamos peso ni ponernos en forma pero nos anima a que sigamos haciendo deporte. En mi caso, uso varias playlists en Spotify guardadas en la caché del móvil. No era la primera vez que lo usaba con Android Wear y aquí la experiencia sigue sin convencerme.

Si estamos haciendo una actividad física que requiere cierto grado de concentración, hacer el swipe no es muy cómodo. Tampoco es tortuoso, la interfaz y el gesto están bien integrados, pero aquí sí que requiere que paremos un poco para poder hacerlo sin distraernos en exceso.

Si tenéis auriculares con controles físicos, es una mejor opción usar esos botones para pasar temas. Además, uno de los problemas con casi todos los reproductores de música en Android que funcionan con Wear es que las funciones son muy limitadas y no podemos saltar a otras listas de reproducción.

Introduciendo a Android Wear en el gimnasio

Nunca he tenido problemas llevando la cuenta de las repeticiones haciendo ejercicios de máquina en el gimnasio pero es cierto que con algunos ejercicios de aerobic a veces podemos perder la cuenta, especialmente si son muchas por ronda. Hay aplicaciones para eso y Vimo Fit cumple muy bien con eso.

Vimo Fit se encarga de detectar el ejercicio que estamos haciendo según nuestro movimiento y nos irá marcando las repeticiones que hacemos. No es del todo preciso y le falta unos cuantos ejercicios de máquina pero si solo hacemos actividad con peso muerto es bastante más preciso.

Funciona bien y además la aplicación móvil cuenta con varias opciones como organizar entrenamientos rápido tipo HIIT y vídeos que nos van explicando cómo tenemos que hacer cada movimiento. En mi caso, lo más útil es utilizarlo como contador de repeticiones, la otra parte me parece menos relevante.

Entrenamientos rápidos para esos días que no hay tiempo

Workout

Hay días en los que por trabajo, compromisos y demás es difícil sacar un rato para bajar al gimnasio o salir a correr. Por fortuna hay entrenamientos que se pueden hacer en casa en unos pocos minutos y que nos ayudan a estar en forma y ese día no sentirnos mal por no haber hecho ejercicio.

Aplicaciones de entrenamientos rápido hay muchísimas pero pocas con integración de Android Wear. La opción más completa, y con mejor integración, es Workout for Android Wear. Es de pago, solo 0,79 euros, pero si nos queremos olvidar del móvil o de una pantalla que nos diga lo que tenemos que hacer, ésta es la mejor opción.

Nos irá mostrando los ejercicios que tenemos que hacer, las repeticiones y, en definitiva, es como llevar un entrenador en la muñeca. Funciona muy bien y si tenemos Android Wear deberíamos hacernos con ella ya que para hacer deporte en casa los días que estamos un poco más vagos o no tenemos tiempo funciona bien.

Otra alternativa es usar Vimo Fit que no tiene tanta integración como Workout pero al menos nos permite llevar las repeticiones. En cualquier caso, esta es sin duda una de las mejores compras que podemos hacer si hacemos ejercicio y nos apetece meter a Android Wear en la rutina.

Resultados de la experiencia

Introducir Android Wear en mi rutina deportiva ha sido una experiencia divertida pero en la vida real no me ha hecho grandes aportaciones. Investigar y probar aplicaciones me ha demostrado que la integración de los relojes con el mundo deportivo todavía tiene mucho que mejorar.

Hay aplicaciones útiles que nos pueden servir para visualizar más rápido algunos datos a los que antes no teníamos acceso. Nos hacen la vida un poco más cómoda y ligera ya que es muy rápido acceder a la pantalla del reloj y hacer una interacción, aunque a veces la navegación en aplicaciones complejas lleva muchos movimientos.

Por supuesto, utilizarlas no nos hará perder más peso ni ponernos en forma más rápido pero sí que nos ofrecerá un extra de información útil. En mi caso, no he notado gran diferencia pero al menos ahora no puedo seguir diciendo que Android Wear es para leer notificaciones y responder algún que otro mensaje puntual. Funciona, pero todavía hay muchísimo margen de mejora.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios