El Tinder para cristianos existe: así es SALT, la app de citas cristianas
Aplicaciones Android

El Tinder para cristianos existe: así es SALT, la app de citas cristianas

Hace unos años decíamos que había una aplicación para todo y hoy en día puede decirse que hay un Tinder para todo, incluso para elegir qué ver en la tele. Por supuesto, existe también un Tinder para citas cristianas, y el resultado es una app de bastante calidad.

Las aplicaciones de nicho no siempre son de calidad, pero Salt, la aplicación de citas cristianas, destaca por estar bien adaptada para su público y permitirte hacer básicamente lo mismo que puedes hacer en Tinder, conocer personas que, en este caso, seguro que tendrán al menos una cosa en común: la fé en alguna iglesia cristiana.

Primeros pasos con el Tinder cristiano

Técnicamente puedes usar Tinder o cualquier otra aplicación de citas desde la perspectiva de un buen católico, pero inevitablemente te vas a encontrar un poco de todo. SALT es una aplicación de citas cristianas con la cual puedes conocer a -según cifras oficiales- unos 10.000 cristianos solteros. La aplicación tiene hoy en día más de 100.000 descargas en Google Play y su nota media es bastante buena, un 4,6.

El uso de la app es bastante sencillo, siendo el primer paso hacerte una cuenta con tu cuenta de correo electrónico o con la inestimable ayuda de tu cuenta de Facebook o Google. Antes de proceder, debes aceptar los valores de Salt, que son bastante sencillos: se cariñoso y respetuoso con los demás, haciendo de la plataforma un lugar donde la gente se sienta honrada y aceptada. Ya quisiera Facebook tener unos términos de uso tan simples.

Valores

Después es el momento de introducir los datos básicos para tu cuenta, que van desde tu nombre a tu fecha de nacimiento, el lugar donde vives, si eres hombre o mujer y la pregunta abierta de cómo describrías tu fé. Este texto se resaltará en tu perfil y, si bien te permite introducir un texto corto, puedes técnicamente aprovecharlo para escribir lo que quieras.

La aplicación te pregunta donde vives, pero al igual que Tinder se basa en tu ubicación para mostrarte los perfiles a tu alrededor y en el margen que elijas en las opciones. La ubicación que indicas se muestra en el perfil de forma pública.

Dondevies

El perfil es muy especial

Con los datos básicos listos, es el momento de rellenar tu perfil para hacerlo interesante a otros cristianos solteros y lograr coincidencias, o matchs. El perfil debe cumplir una serie de requisitos para que sea publicado, desde incluir un par de fotos a responder una serie de preguntas, algunas de ellas sobre tu fé.

En un espectro más amplio, puedes indicar si tienes o no niños y tu estado civil (soltero, separado, divorciado o viudo), con qué iglesia cristiana te identificas, tu altura y si fumas o bebes. Estas preguntas son opcionales.

Alcohol

Lo que sí vas a necesitar responder a un par "respuestas del capítulo" a tu perfil. Son básicamente preguntas abiertas como "haremos clic sí...", "si pudiera ser de otra nacionalidad, sería..." o "a menudo me encontrarás...". Puedes elegir a qué respuestas quieres responder, pero deberás incluir al menos dos.

Estas preguntas se encuentran divididas en varias categorías, algunas más personales y otras más enfocadas en la fé, y se espolvorean en tu perfil para que tus citas potenciales puedan consultarlas y decidir si darle al corazón o no.

Capuccino

A buscar citas cristianas

¿Perfil listo? Entonces es momento de encontrar a tu media pareja. Desde los ajustes de la aplicación puedes elegir si estás interesado en ver perfiles de hombres o mujeres, la distancia máxima y la edad. Algunas opciones como la visibilidad el perfil o hacer tu perfil privado son posibles solo previo pago.

SALT Premium es una suscripción que cuesta unos 17,99 euros al mes (74,99 euros al año) y te otorga ventajas similares a las de pagar por Tinder: puedes ver a quién le gustas, tu perfil se muestra a más personas y con más prioridad, puedes revisar todas las personas que ya has visto y puedes activar el modo privado.

Loise

Por lo demás, SALT no se diferencia mucho de Tinder. Se te muestra una procesión de perfiles y tu eliges si te interesan o no. En vez de deslizar hacia un lado o hacia el otro, tienes formas más cristianas de hacerlo: la flecha significa que no y el corazón indica que sí. Tienes además la opción de enviar un mensaje directamente.

Si tienes suerte y el interés es recíproco, tendrás una nueva coincidencia, que es un match pero en español castizo. En este caso puedes iniciar un chat con esa persona para conoceros más a fondo.

Salts

SALT es uno de tantos Tinder de nicho, aunque destaca por tener más calidad que otros clones y adaptarse a su nicho de forma sutil y no forzada. Que encuentres en la app a tu media naranja o no, eso ya depende de los designios de Dios.

SALT - App de citas cristianas

SALT - App de citas cristianas

Temas
Inicio