Publicidad

Web, clientes alternativos o aplicaciones oficiales, ¿cómo usamos nuestras redes sociales favoritas?
Aplicaciones Android

Web, clientes alternativos o aplicaciones oficiales, ¿cómo usamos nuestras redes sociales favoritas?

Publicidad

Publicidad

Las redes sociales son uno de los elementos que más usamos para estar en contacto con otras personas, para compartir momentos curiosos o inolvidables, e incluso para dejar mensajes a otras personas. Una de las mayores ventajas es que no es necesario que para ello sepan tu número de teléfono.

La cantidad de redes sociales distintas que hay es inmenso, y lo mejor de todo es que, al menos la mayoría, son muy diferentes en sí: desde dejar mensajes cortos con alguna foto hasta dejar fotos con o sin mensaje, compartir pensamientos... Las posibilidades son prácticamente infinitas.

Además, en ciertos casos, incluso nos vale para comunicarnos con algunas empresas o saber cosas de ellas, y lo mismo con personas famosas. En algunos casos, incluso podremos "comunicarnos" con las mascotas de la gente que tengan cuenta en alguna red social. En caso de que te lo estés preguntando, sí, hay gente que le hace una cuenta propia a su mascota.

En fin, el tema del que quiero tratar un poco es acerca de cómo preferimos acceder a nuestras redes sociales. Actualmente podemos hacerlo desde un ordenador, una tablet o un smartphone. Para los dos últimos, con la intención de facilitarnos la vida, se an creado aplicaciones oficiales que nos permitan estar actualizados desde cualquier sitio.

Pero hay ocasiones que, por el motivo que sea, esa aplicación no nos gusta, no funciona bien o consume demasiados recursos (hola Facebook), gastando datos sin sentido y en ciertos casos haciendo que nuestro terminal funcione más lento. Por suerte, siempre hay alternativas, aunque repasaremos un poco sus ventajas y desventajas por encima.

Aplicación oficial, lo que la mayoría usa en sus móviles

Twitter Material 2

Esta es la forma más común en la que veremos usar una red social a una persona en su móvil, probablemente porque sea la única que conocen, la más cómoda o la que más le gusta. Dependiendo de cada red social, la aplicación puede tener unas u otras peculiaridades, pero todas ellas tienen algunas ventajas e inconvenientes.

Una de las mayores ventajas es que esa aplicación está adaptada exclusivamente para dispositivos móviles (teléfonos, tablets...) de ese sistema operativo. Su interfaz está adaptada a las pantallas táctiles y, normalmente (no siempre) tienen mejor rendimiento que su versión en página web.

La principal desventaja es que, aunque esté en desuso, esa aplicación está consumiendo recursos en segundo plano, algo que es especialmente grave en el caso de Facebook, y que en un móvil con especificaciones cortas se acabará notando. Y no sólo los recursos de tu móvil, sino también de tu tarifa de datos, y es más grave cuanto mayor sea la frecuencia de sincronización.

Facebook es la aplicación que más palos se lleva en esta parte, de forma que mucha gente decide desinstalar la aplicación y usar alguna de las otras alternativas que, aunque quizás sean más tediosas, lo compensa con el hecho de que no estará comiendose tus datos como si hubiera hecho una travesía por el desierto.

Los clientes de las redes sociales, diferentes formas de hacer lo mismo

Flamingo

Redes sociales tan famosas como Facebook o Twitter, además de su aplicación oficial, tienen aplicaciones de terceros que se llaman clientes. Se trata de aplicaciones que no están desarrolladas por los autores de la oficial, pero que tiene, por así decirlo, permiso para acceder a la red social.

La principal ventaja de los clientes es el hecho de que son aplicaciones diferentes, con lo que pueden tener características únicas, ser extremadamente sencillas o tener un diseño original. Especialmente conocidos son los casos de los clientes de Twitter, de los que seguro conocerás algunos como Flamingo, TweetCaster o Twidere.

La mayor desventaja es que podrían no estar disponibles en todo momento, y estoy pensando en el caso, nuevamente, de los clientes de Twitter, que tienen un límite de "tokens" antes de tener que desaparecer de Google Play. Además, son vulnerables a los caprichos de las redes sociales, que podrían exigir la retirada de una aplicación de la tienda (aunque no sea la norma, de ahí la existencia de los "tokens").

La versión web, olvídate del gasto de recursos y datos en segundo plano

Facebook

La versión web, como lo conocemos ahora, es, en realidad, la versión original de las redes sociales, accediendo a ellas a través del navegador de turno. La mayoría sólo usa la versión de escritorio en el ordenador, pero también se puede hacer a través del móvil, y de una forma igual de sencilla que usando una app.

La mayor ventaja (y razón de que muchos prefieran esto a usar la aplicación) es que no consume recursos en segundo plano cuando no estás usando la red social. Cuando quieres acceder a ella, no tienes más que abrir el navegador e ingresar a tu cuenta, haces lo que tengas que hacer, te sales de la página y ya no te gasta datos ni recursos.

La desventaja es que la interfaz web no está hecha (salvo que tenga versión web para móvil, algo muy frecuente) para las pantallas de los móviles. Esto puede hacer que la experiencia no sea todo lo agradable que era con la aplicación oficial o un cliente, que sí cuentan con esta adaptación.

Acceder a la versión web puede ser muy fácil, sólo tienes que añadir el marcador a tu escritorio, con lo que te ahorrarás el paso de ejecutar el navegador y entrar en la web. Con un sólo toque se te abriría la versión web en el navegador, así te ahorras unos segundos de tu precioso tiempo.

¿Cómo accedemos cada uno a nuestras redes sociales?

A la hora de acceder a Twitter lo hago a través de la app oficial, he probado varios clientes y, aunque tienen características muy interesantes, por alguna razón siempre acabo volviendo a la aplicación oficial, al fina acaba siendo la manera más sencilla de estar actualizado.

A la hora de acceder a nuestras redes sociales, cada uno podemos optar por una forma distinta en cada una de ellas, aunque lo más frecuente es que usen la aplicación oficial.

En cuanto a Facebook, por el contrario, prefiero usar la versión web, pues aunque la app oficial no me daba problemas, al desinstalarla y usar la versión web, noté un cambio bastante positivo en la autonomía, regalándome bastantes minutos más de uso, sin duda, la decisión más acertada para mí.

Pero como cada uno tiene su propia combinación, espero que en los comentarios nos digas cómo accedes a tus redes sociales, por qué y qué beneficios ves respecto a los demás métodos. El debate está abierto, hagan sus alegaciones.

En Xataka Android | Flamingo es un nuevo y precioso cliente de Twitter del creador de Weather Timeline

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir