Compartir
Publicidad

WhatsApp es accesible desde la web pero sigue sin ser un servicio en la nube

WhatsApp es accesible desde la web pero sigue sin ser un servicio en la nube
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer WhatsApp lanzó la posibilidad de manejar la mensajería desde una página web. Era una funcionalidad muy pedida por los usuarios, aunque siempre habían dicho que no estaba en sus planes inmediatos.

¿Por qué han tardardo tanto tiempo en lanzar esta parte tan importante del servicio? Básicamente porque WhatsApp no es un servicio en la nube. Y han logrado lanzar la versión web sin cambiar esto. Veamos las dificultades que han tenido.

WhatsApp es mensajería pura

Si de algo han presumido en WhatsApp siempre es que son un servicio de mensajería pura. Ellos reciben los mensajes y los entrgan a su destinatarios. Una vez entregados desaparecen de sus servidores. Con esto han logrado una gran eficiencia, en los inicios siempre presumían de la capacidad de manejar conexiones simultáneas de sus servidores.

Ahí tenían la ventaja de no tener que almacenar todos los mensajes y el multimedia que intercambiaban sus usuarios. Esto es, no son un servicio en la nube, son un simple servicio de mensajería. Si cambias de móvil o te llevas un backup de tus mensajes o se pierden. Lo único que aparece al cambiar de móvil son los grupos a los que perteneces, pero los mensajes anteriores no están.

Esto en los inicios tenía una ventaja clara para la empresa (aunque para los usuarios no tanto) y es que los gastos estaban controlados. Podían crecer en usuarios sin que los gastos aumentaran exponencialmente por el almacenamiento en sus servidores.

Para los usuarios la única ventaja es que no tienen que recordar un usuario y contraseña. WhatsApp es sólo una aplicación del móvil en la que te registras con el número de teléfono y se confirma con un sms. No se puede acceder al servicio desde otro sitio (tablet, PC) así que no hace falta nada más.

La competencia sí que ofrece un servicio en la nube

Ahora bien, si nos vamos a la competencia prácticamente todos los servicios de mensajería son servicios en la nube, desde Google Hangouts hasta el propio Facebook Messanger (no olvidemos que Facebook compró WhatsApp).

Y los usuarios demandan esto. Los usuarios quieren poder acceder a WhatsApp desde el PC cuando están delante de él y no tener que estar tecleando en el móvil teniendo una forma más cómoda de comunicarse. Esto es una clara desventaja y aunque el riesgo de perder usuarios es bajo (no olvidemos que lo que define el éxito de una mensajería es la cantidad de usuarios activos y ahí WhatsApp es líder indiscutible) ese riesgo no es cero.

Así que en WhatsApp se lanzaron a desarrollar su versión web, cosa que presentaron ayer. Ahora bien, yo siempre tuve la duda de que lanzaran esta versión debido a que debían cambiar muchas cosas. Debían convertirse en un servicio en la nube e ir en contra de todo lo que habían hecho hasta ahora. Pero lo han logrado sin tocar nada de eso.

Han copiado lo que otros hacían para tener WhatsApp en el ordenador

Ya existían algunas soluciones de terceros para tener WhatsApp en el ordenador. Lo que hacían estas soluciones era comunicarse con el móvil y controlar remotamente nuestra aplicación de WhatsApp.

Pues ni cortos ni perezosos WhatsApp ha decidido hacer lo mismo desde un interfaz web, con lo que es posible tener WhatsApp en el ordenador sin necesidad de cambiar la filosofía del servicio.

Así que la versión web de WhatsApp lo que hace es establecer una conexión con nuestro móvil y replicar el contendio en su web. Para ello hacen uso de tecnología web bastante avanzada, WebRTC, y esto tiene algunas pegas.

La primera es que de momento sólo está disponible para el navegador web Google Chrome, que es el que mejor soporta esta tecnología. Seguramente esté pronto disponible para otros navegadores como Firefox, pero depende del soporte que le den a WebRTC.

La segunda pega es que es bastante complicado que este método funcione en iPhone, debido a que WhatsApp en el móvil tiene que estar continuamente mandando datos a los servidores de WhatsApp para que el usuario tenga en la web la réplica de su aplicación, y las aplicaciones en segundo plano en iOS no son capaces de hacer esto. No os preocupéis que en Android no hay ningún problema.

Así pues la solución que ha creado WhatsApp para tener acceso web no es nada nuevo. Lo nuevo es que no hay que instalar nada en el PC, es una web pero lo que hacemos es controlar remotamente el teléfono, con las pegas que esto tiene (si se apaga, si se pierde la conexión a Internet o si nos olvidamos el móvil por ahí la web no funciona). Pero lo bueno (para WhatsApp) es que no han cambiado lo fundamental del servicio. Veremos qué respuesta tiene.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio