Compartir
Publicidad
Lo que se avecina (y esperamos) para Android en 2016
Gadgets Android

Lo que se avecina (y esperamos) para Android en 2016

Publicidad
Publicidad

2016 está a la vuelta de la esquina y en el primer trimestre del año veremos buena parte de las tendencias que llegarán a Android durante los próximos meses. CES y Mobile World Congress marcarán el compás del hardware en enero y febrero mientras que tendremos que esperar a mayo y el Google I/O para conocer mejor el futuro de Android y su presencia en todo tipo de dispositivos. Algunas tendencias nos las olemos pero con otras nos gusta especular y reflexionar sobre cómo será lo que se avecina.

Este año que viene se plantea como un escenario donde Android tiene más ventanas que nunca: smartphones, tablets, wearables, coches, televisores, internet de las cosas, realidad virtual... Hiroshi Lockheimer ha sucedido a Pichai como máximo responsable de la plataforma y tiene por delante un reto tan complicado como apasionante. Los fabricantes, por otra parte, van a tener más competencia que nunca y unas reglas del juego que en 2015 han cambiado de forma drástica. Hechas las presentaciones, os dejo con todo lo que creo que ocurrirá en 2016 alrededor de Android.

Una gama media con mucho más protagonismo

Oneplus X

Lo hemos visto en 2015: los smartphones en la horquilla de precio que va desde los 250 a los 350 euros ha tenido mucho protagonismo. Buenos acabados, excelentes materiales y resultados más que aceptables en todos los apartados técnicos. Ha habido mucho donde elegir y esta categoría se ha impuesto por una sencilla razón: ya es posible tener un buen Android sin necesidad de gastarse mucho dinero.

Esto ha hecho daño a los tope de gama: la mayoría de ellos han hincado la rodilla al ver cómo terminales más baratos conseguían más protagonismo y ventas. Sí, los Xperia Z5, Galaxy S6 y compañía son terminales smartphones fantásticos pero en la gama media hay opciones muy tentadoras a precios que hace unos años era difícil de creer. La tendencia para el año que viene es que sigan así de fuertes y se alzen. No serán los más mediáticos pero ayudarán sin duda a mejorar el volumen de venta de los fabricantes. La competencia será muy dura eso sí.

Force Touch será la nueva carrera tecnológica

Mate

Por favor, que el Force Touch que llegue sirva para algo más que pesar objetos.

El año pasado fue el lector de huellas y este año Force Touch (o 3D Touch, según los niveles de presión que sean capaces de poner) será el nuevo gimmick con el que los fabricantes de gama alta presuman de vanguardia tecnológica. Huawei ya más o menos lo hizo con el Mate S pero no terminó de cuajarlo. Ahora se rumorea con que Samsung lo introducirá también en sus próximos Galaxy.

Todo apunta, espero equivocarme, a que será una herramienta que no aporte mucho valor. Al menos no a corto plazo. Si se termina estandarizando, probablemente el Nexus del año que viene lo introduzca y Google meterá API para gestionarlo directamente sin intermediación de los fabricantes. De momento en el iPhone ha demostrado que es un añadido curioso con largo recorrido y que la implementación que se ha hecho hasta ahora es más bien tímida

Mejores pantallas y menos debate de resolución

Ips Neo

Hace tiempo un rumor dejaba caer que Samsung y LG se iban a olvidar de meter más resolución a sus móviles. Si es así, por fin podríamos ver que el debate de la resolución se estabiliza y por fin centrarnos en mejorar la calidad de los paneles AMOLED e IPS LCD. En 2015 no hemos visto muchos avances, veremos si en 2016 dan un salto importante, especialmente en tope de gama.

Este año hemos visto que algunas tecnologías como Quantum Color han intentado hacerse hueco pero en dispositivos móviles al menos no hemos visto mucha variedad como sí que ha ocurrido en televisores. Será interesante ver por dónde se mueven los fabricantes. Un servidor espera que apuesten por la calidad y se olviden de bobadas como la resolución y las curvas.

Más competencia que nunca para Qualcomm

Snap

Qualcomm ha sufrido en 2015 y esperan revertir la situación el año que viene con sus nuevos procesadores. Hasta ahora habían ocupado una posición privilegiada en el mercado ya que el único competidor real que tenían era MediaTek, compañía que además se ha centrado en los últimos años en poner procesadores a dispositivos para el mercado asiático. En Occidente no han tenido tanto protagonismo. Ahora, 2016 va ser otra historia.

650 1200 6

Cuatro procesadores por encima del Snapdragon más potente de Qualcomm. Con el 820 deberían volver arriba pero la competencia es muy dura.

Huawei con Kirin, Samsung con un Exynos que llegará también a la próxima gama media, LG también se apunta y Xiaomi (de la que hablaremos luego) también estaría coqueteando con chips propios. Para Qualcomm significaría perder socios importantes y ver cómo fabrican sus propios procesadores. De momento en gama alta Huawei y Samsung han demostrado que saben hacerlo muy bien. Hace poco tuvimos oportunidad de probar el Snapdragon 820, os lo contamos en Xataka.

Una primera aproximación a los pagos móviles

Pay

Con Android Pay anunciado y desplegado en Estados Unidos, es muy posible que en 2016 nos llegue por fin a nuestros dispositivos móviles. Quizá alguno de vosotros hasta logréis pagar en el super con vuestro Android. Mi visión aquí es bastante pesimista y la sensación que me da es que la adopción va a ser muy lenta y ojo porque hay muchos eslabones en la cadena.

Los fabricantes tienen que dar soporte a sus móviles, los bancos arrimarse a Google para poner facilidades y finalmente los establecimientos introduciendo TPVs compatibles. Va ser difícil pero con un poco de suerte alguien podrá decir que ha pagado una hamburguesa en una cadena de comida rápida con Android Pay en España. Ojo también a Samsung Pay por cierto.

Android Wear se abrirá más a los fabricantes

Xwatch

En 2016 se cumplirán dos años de Android Wear. Los fabricantes han hecho los deberes demostrando que es posible hacer relojes atractivos y con una autonomía decente. ¿Cuál es el problema? Que todos son iguales entre sí gracias a una Google que ha encorsetado Android Wear para apenas dejar hueco a las personalizaciones.

El año que viene podríamos ver una apertura y permitir así que los fabricantes hagan capas de software diferentes o bien dar más libertad para poner aplicaciones. Google podría levantar la mano un poco con los relojes. Ojo también a los fabricantes chinos como Bluboo, podríamos tener un Android Wear asequible dentro de muy poco tiempo.

Xiaomi dará por fin el salto a Europa y USA

Redmi

En febrero Xiaomi llevará un año oficialmente en Estados Unidos. No lo hizo con todo su catálogo, se dejo los móviles por el camino y hasta ahora su estrategia ha sido vender accesorios. Hace poco se abrieron a México vendiendo algunos de sus dispositivos. ¿Se animarán por fin a dar el salto el año que viene? Quién sabe.

Xiaomi está diversificando mucho su negocio para estar presente en muchas categorías y la expansión internacional no ha sido nunca una de sus prioridades. Sabe lo que tendrá difícil (demandas potenciales por patentes y plagios, aumento de costes y precios por la distribución e impuestos...) pero si quieren obtener reconocimiento, no pueden limitarse a seguir vendiendo al resto del mundo a través de tiendas de importación.

Ahora o nunca, Android TV

A Tv

Google no se rinde con la tele. Chromecast lo está haciendo muy bien pero Android TV está teniendo dificultades: apenas hay set top boxes con este sistema operativo y pocos fabricantes de teles (Sony y Philips) han apostado por ellos. CES nos debería servir para ver si el interés aumenta pero las sensaciones que tenemos no son positivas. 2016 será un año cumbre para ellos.

Android TV podría salir reforzado y convertirse en una plataforma de referencia en Smart TVs o bien otro proyecto fallido de Google. Con Chromecast se les ve más centrados y con una propuesta más sólida: cada vez más aplicaciones, juegos conectados con el móvil... Les seguiremos de cerca.

Android Auto seguirá colándose en más coches

Auto

Sin hacer mucho ruido, Android Auto ha logrado acuerdo para estar en muchos automóviles a lo largo de 2015. La tendencia para el año que viene debería ser la misma ya que en esta industria se respira buen ambiente: los modelos que introducen Android Auto dejan elegir la plataforma que te apetece usar (además de la de Google, CarPlay y la propietaria de cada marca) por lo que no hay peleas de compatibilidad importantes.

Los fabricantes del coche están más preocupados por adaptarse a tus gustos y no tanto que tengas que ajustarte tú a sus preferencias. Veremos si en Google I/O se producen avances porque Android Auto es una buena idea que de momento no funciona tan bien como pensábamos. Dentro de poco os explicaremos por qué.

Los primeros productos compatibles con Brillo

Brillo

CES nos va traer muchos productos relacionados con el Internet de las cosas y, con un poco de suerte, algunos dispositivos compatibles con Brillo. ¿Os acordáis de él, no? Google lo presentó el año pasado en el I/O como una plataforma basada en Android con la que podremos controlar dispositivos en casa. No es la primera vez que se mueven en esa dirección en Mountain View y puede que 2016 sea por fin el año en que veamos los primeros frutos.

Será difícil pero guardo un poco de esperanza en que algunos productos aparezcan. El resto de compañías se están centrando en sus propias plataformas y en unos pocos estándares abiertos. Estaremos atentos también a Google por si ellos mismos hacen algún movimiento para abrirse a los demás. Recordemos que dentro de Alphabet hay proyectos como Nest.

Project Ara seguirá en la nube

Ara

Soy muy pesimista con Ara. En 2016 creo que seguiremos viendo muchas pruebas de concepto que darán para hablar de ellas pero ningún proyecto en concreto. A día de hoy el proyecto está muy parado y parece difícil que vayamos a poder probar un smartphone modular en los próximos meses. El hype les está matando y es que el proyecto en sí parece difícil de desarrollar y sacar adelante con garantías para que cualquier persona lo pueda usar y sacarle provecho.

Con suerte veremos algún prototipo en el Mobile World Congress y una demo técnica en Google I/O. Más allá de eso, mantengo mi escepticismo al respecto. Creo que en Alphabet hay otras prioridades y Ara bien podría esperar para sacar adelante otros proyectos más interesantes y viables.

Cyanogen será un rival duro para Android

X5

Quién iba a decirle a Android que uno de sus rivales más duros iba a ser él mismo. Vale, también está Apple pero CyanogenOS se ha convertido en un fork incómodo para Google y necesario para los usuarios. Android con el paso del tiempo ha sido absorbido por Google y en algunos aspectos es difícil salir de sus tentáculos. Cyanogen quiere abrirlo más y que otros servicios puedan ocupar esos puestos privilegiados (tienda de aplicaciones, correo, navegador, buscador...) para así tener más opciones.

De hecho en Rusia no les hace mucha gracia que los smartphones que se venden con Android vengan con tantas aplicaciones de Google preinstaladas. Esto beneficiará a competidores directos como Microsoft quien lleva un tiempo trabajando con Cyanogen además de invertir dinero en la compañía. En 2016 veremos más smartphones con esta ROM. En India tienen grandes planes pero queda por ver si lo de bq y Wileyfox es algo más grande o solo un espejismo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio