Publicidad

Microsoft y Android, una relación vampírico-colega
Mercado

Microsoft y Android, una relación vampírico-colega

Publicidad

Publicidad

Microsoft y Android tienen una relación extraña. Ayer sin ir más lejos, la compañía anunció que las aplicaciones Android podrían ser ejecutadas en Windows 10 sin apenas cambios en el código, gracias a una nueva capa runtime. En el caso de las aplicaciones iOS podrá importarse su código de forma nativa.

Como desarrollador de sistemas operativos, Microsoft se ha visto afectada por la vorágine "post-pc", el salto de dispositivos de escritorio a smartphones cada vez más potentes, capaces de realizar la mayor parte de las funciones para las que antes necesitábamos torre, teclado y monitor. Sin reacción corría el riesgo de volverse irrelevante.

La reacción, quizás tardía y muy "Microsoft style", ha tenido como frutos ese extraño monstruo de Frankenstein que es Windows 8, donde conviven aplicaciones de PC con otras pensadas para móviles, que desconciertan y espantan al usuario medio. Y a más de uno avanzado, puesto que en el sector empresarial no son pocos los que han preferido mantenerse en el solvente Windows 7 por una simple razón de productividad y evitar costes de aprendizaje.

Nokia y Android, pudo ser y no fue

Nokia, emblema de la innovación europea, pudo optar por Android. En lugar de esa vía ansiada por muchos, inició un idilio con Microsoft que sirvió para reflotar la marca Windows Phone y, en última instancia, la casi extinción de la marca Nokia. Al menos como desarrollador de referencia en móviles.

Y cuando nadie daba un duro por un Nokia con Android, y siguiendo bajo el paraguas de Windows Phone, aparecen esos proyectos casi experimentales como el Nokia X y su sucesor, el X2. Terminales que trabajan con una versión de Android tan remozada que externamente parecen otro Windows Phone más.

¿A qué venía esta maniobra? Aún nos lo seguimos preguntando. En Microsoft parece que también, porque poco tardaron en anunciar que pasarían a usar Windows Phone puro como el resto de sus hermanos de gama.

Nokia X2

Este primer coqueteo con el robotito verde, quién sabe, quizás les sirvió para entender mejor Android y prepararse para lo que anunció ayer.

Cómo ganar dinero con Android sin Android

La relación de Microsoft con Android no acaba ni empieza ahí. Mucho antes, y tras los típicos acuerdos de cesión de patentes software, Microsoft ingresa un porcentaje de la venta de buena parte de los terminales Android. Las cifras, según algunas estimaciones, podrían haber llegado a suponer hasta 2000 millones de dólares anuales por este concepto.

Con ingresos garantizados gracias a tu competencia en el mercado móvil, Microsoft puede permitirse el lujo de regalar su sistema operativo para móviles y así potenciar el uso de su propia plataforma.

Si no vienes a Windows Phone, vamos a donde estés tú

¿Aplicaciones de Microsoft para Android? Pues sin duda, y a montones. La compañía no se olvida de Android a la hora de lanzar versiones de sus aplicaciones, como Office, aplicaciones desarrolladas por gente de Microsoft en sus ratos libres y con el apoyo de la empresa, para escanear documentos, o incluso un teclado experimental para Android Wear.

Office Lens 1

No a pocos este tipo de movimientos les desconcierta. ¿Qué gana Microsoft desarrollando para la plataforma de la competencia? Microsoft como empresa es grande, de un tamaño difícil de asimilar, y pese a ello tendemos a verla como un todo. En la práctica, un equipo desarrolla aplicaciones para Android, mientras otro trata de comerle terreno a Android.

Al final, Microsoft vende servicios, y para poder llegar a un mayor mercado no debe estar fuera de Android. Es más probable vender licencias de Office si el comprador sabe que va a poder editar sus documentos en su tablet Android, por poner un ejemplo sencillo.

Diferentes estrategias

Mientras Microsoft ve el móvil como una extensión del escritorio, Google se lo plantea como "¿escritorio? ¿eres del pasado o algo?". Google está centrado en el móvil, mientras Microsoft lo tiene como una plataforma más en la que estar, e intenta que el usuario no pierda la experiencia que tiene en el escritorio.

En la Build de ayer prometieron que sus terminales Windows 10 serán un PC completo conectándolos a un monitor y teclado. Vamos, que insisten en que tendrás "lo mejor de los dos mundos". No te preocupes, que no tendrás que renunciar al escritorio, aquí estamos nosotros para darte lo que estás perdiendo con los sistemas móviles.

No necesitan que Windows domine en el móvil, tan sólo estar y ganar algo de dinero. Los ingresos ya los tiene cubiertos con patentes, así que da un poco igual si Android domina porque ya se llevan su porcentaje sin esfuerzo comercial. Y lo que ganen con Windows Phone pues mejor. Para Microsoft, su relación con Android es de ganancia garantizada.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir