Compartir
Publicidad
Xiaomi se vuelve a rajar y deja colgado a Occidente
Mercado

Xiaomi se vuelve a rajar y deja colgado a Occidente

Publicidad
Publicidad

Cuando Xiaomi decidió guardarse el cierre del Mobile World Congress 2016, por un momento se me pasó por la cabeza que tendría alguna sorpresa escondida. Una de esas que calienta las redes de cero a cien y que copa las portadas de los medios especializados con artículos y análisis con exclamaciones en los titulares, capaz incluso de abrirse hueco en los medios generalistas que solo atienden a las marcas consolidadas en Occidente.

No es que apostara por el bombazo, pero sí porque hubiera al menos alguna pequeña bombita que no fuéramos capaces de prever. Porque por muy bueno, bonito y barato que sea el nuevo Mi 5, ni su anuncio, ni sus componentes, ni sus funciones se pueden clasificar de mínimamente sorprendentes. Ha resultado más inesperado el bonito rediseño Mi 4S.

Lo que Xiaomi ha presentado hoy es justo lo que entraba en las expectativas sobre esta marca. Aunque yo, iluso, confiaba en que el flamante vicepresidente Hugo Barra subiera al escenario y dijera: "estamos aquí para quedarnos". ¿Qué podría haber pasado de haberlo hecho? ¿Cómo afectaría su llegada al mercado local?

Sin noticias de su expansión

No, ni esas palabras ni ninguna parecida. Tras una conferencia larga, pesada y redundante no hemos oído nada sobre estrategias de localización para América o para Europa. Ni de forma directa ni mediante socios comerciales que pudieran asumir parte de los costes.

A principios de 2015, el directivo brasileño de la compañía china afirmó que aun faltaban unos años para que ese movimiento de expansión hacia los países desarrollados tuviera lugar. Sus palabras fueron claras y poco esperanzadoras:

"Creemos que nuestro valioso posicionamiento de fabricar productos con especificaciones muy elevadas y venderlos casi por su coste tiene mucho más impacto social y económico en países en desarrollo".

Mi 5 3

Es cierto que por el momento se bastan con los que tienen, Asia-Pacífico, India y Brasil, para ser el quinto distribuidor a nivel mundial. Pero también son conscientes de que hay multitud de peticiones que proviene de un público occidental que comprueba que la relación calidad precio que ofrece no se encuentra en su territorio.

Soy consciente de que entrar a un nuevo mercado supone mucho más que tener un buen nombre entre un grupo de usuarios muy bien informados. Que para ganar dinero con poco margen de beneficio hay que vender mucho. Así que llegar a la carísima, compleja y diversificada Europa para tener, por decir, un 5% de cuota de mercado es perder el tiempo.

Por cuanto podría llegar oficialmente el Mi 5 a España

Vamos a hacer una simulación, un ejercicio de ficción que puede ayudarnos a sacar alguna conclusión acerca de qué impacto podría tener el desembarco de Xiaomi en un país como España.

En este experimento vamos a dejar de lado la idea de que cualquier teléfono se puede importar, especialmente estos que vienen con castellano entre sus opciones de idioma. También vamos a ignorar los problemas de banda, pérdidas de paquetes y aduanas o dificultades para la ejecución de garantías que se generan tanto por comprar directamente en China como al hacerlo a través de empresas de importación y reventa como la oficialísima RCKCOM que domina Amazon.

Mi5 2

El Mi 5 llega en tres versiones según capacidad por 1.999, 2.299 y 2.699 renminbi, que son unos 280, 320 y 375 euros al cambio respectivamente de fábrica. Ya hay varias tiendas online que realizan reserva y, sin gastos de envío ni el posible susto en la aduana. En alguna barata como Geekbuying se va a los 354, 423 y 463 euros respectivamente. Mientras que distribuidores locales como Tienda Ofertón, ya con IVA, garantía española y todos los gastos lo dejan en 399, 435 y 499 euros respectivamente.

Si Xiaomi se decidiera llegar a España siguiendo su estrategia no me cabe duda de que podría moverse en la franja de los 300 a los 450 euros. En este caso estaríamos hablando de una cifra muy inferior a la de sus rivales como los 700/800 euros del Galaxy S7/Edge, los 800 del Xperia Z5 Premium o los 750/850 euros del iphone 6S/Plus. Y por ahí estará el LG G5 si le quieres meter alguno de sus complementos.

Efectivamente, se estrenaría con precios chinos. Como su vecino Huawei, podría irse al entorno de los 500 euros en los que se movía el P8 de lanzamiento sin renunciar a un buen margen de beneficio por los costes de certificación y adaptación del software. O podría bajar de ese precio y beneficiarse de una campaña de publicidad gratuita muy potente, tanto por el boca a boca como por la repercusión que tendría en medios especializados, blogs y podcasts una entrada tan agresiva.

Qué podría pasar si Xioami lanzara sus móviles en España

Si esta Xiaomi decidiera entrar en España tendría en su mano romper el mercado. Tendría que hacerlo con una estrategia templada, de distribución principalmente online para evitar el peaje al margen de beneficio que suponen las tiendas o las exigencias comerciales que hay siempre por detrás cuando los fabricantes negocian con los distribuidores.

Pero no le faltarían novias porque las tiendas saben que es un producto que llega con fama, y eso es poder de negociación para alcanzar mejores acuerdos en caso de querer seguir los canales tradicionales. Oficinas, nóminas, impuestos, gastos de evento y marketing, todo eso lo está asimilando ya en el resto de mercados en los que está presente de forma proporcional, así que ese incremento del precio queda descontado al no hacerse la conversión directa. Como también el transporte y el packaging, que hoy en día supone una parte mínima del coste de producto.

¿Y qué pasaría con toda esa segunda línea de Samsung, LG o Huawei que se mueve en esos precios con hardware inferior? ¿En qué posición dejaría a la super gama media de los fabricantes occidentales que compiten en la franja de 300-400 euros? Serían sin duda los que más sufrirían.

Hablando siempre del Mi 5, porque esta Xiaomi puede seguir bajando hacia el Mi 4S, el Redmi Note 3 o lo que hiciera falta y seguiría sobresaliendo en cada uno de los segmentos. Insisto, esta Xiaomi, la que compite en calidad precio.

Mi 4s Morado

Hasta el año que viene

Al final no ha sido así. Creo que no es muy buena estrategia llegar al final de una feria, cuando el pico de información ya ha pasado y el usuario ha empezado a hartarse con tanto atracón de novedades, para decir lo que todo el mundo espera. Hasta Ada Colau va a tener más repercusión que Xiaomi en términos absolutos por la huelga de metro.

Saben que pueden y mucha gente lo espera. Cómo hubiera cambiado la película solo con que el señor Barra hubiera dicho esas palabras mágicas: "estamos aquí para quedarnos".

En Xataka Android | Xiaomi Mi 4S, renovación estética total y más calidad a un precio muy ajustado

En Xataka | Mi 5, características de gama alta para seguir apretando en precio a todos los competidores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio