Compartir
Publicidad

El CEO de Meizu reconoce que el Meizu Zero fue un proyecto de marketing y "nunca tuvieron intención de fabricarlo"

El CEO de Meizu reconoce que el Meizu Zero fue un proyecto de marketing y "nunca tuvieron intención de fabricarlo"
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Meizu sorprendió hace apenas un mes anunciando el Meizu Zero un llamativo móvil sin puertos, ranuras ni botones, confiándolo todo a la carga inalámbrica y la eSIM. No solo eso, también llamó la atención su forma de financiación, ya que recurrió a la plataforma de crowdfunding Indiegogo para recaudar fondos y pasar a su producción en masa.

Sin embargo, en estas semanas el proyecto apenas ha encontrado el apoyo de 29 patrocinadores y la respuesta de Meizu ha sido desconcertante al asegurar que "el Meizu Zero no fue más que un proyecto de marketing y nunca tuvimos intención de sacarlo en masa" .

Proyecto de marketing fallido

Meizu Zero 3

Quizás esa falta de respaldo en la plataforma de financiación es la que ha llevado a Meizu a afirmar que no tenía ninguna intención de producir el Meizu Zero. Ha sido el propio fundador y CEO de la compañía, Jack Wong, quien aseguró en el foro oficial de Meizu que todo había sido un espejismo:

"Este proyecto de crowdfunding fue simplemente el equipo de marketing trasteando. El teléfono sin agujeros solo era un proyecto del departamento de investigación y desarrollo, nunca tuvimos la intención de producirlo en masa".

Lo cierto es que aunque novedoso, el móvil no llegó a obtener el respaldo necesario para convertirse en realidad. De hecho, solo 29 personas han llegado a respaldar el proyecto, para el que era necesario aportar 1.299 dólares para el supuesto Meizu Zero. Para la versión especial conocida como "Exclusive Pioneering Unit" la aportación subía hasta los 2.999 dólares.

Así, una vez cerrado el plazo de 31 días, solo se ha logrado alcanzar el 45% del total necesario para comenzar la producción. Meizu había establecido la meta en 100 inversores con los que pretendía superar los 100.000 dólares. Sin embargo, se han quedado en 29 personas con una recaudación de 45.998 dólares.

El Meizu Zero era la alternativa de la compañía asiática al Vivo APEX 2, un teléfono sin puertos que llegaba sin cámara frontal para hacer realidad el concepto de "todo pantalla". Con carga inalámbrica, la ausencia total de botones garantizaba su protección ante el agua y el polvo con certificación IP68. Tampoco había sitio para la tarjeta SIM ni microSD, y por ello el teléfono apostaba por la eSIM.

En cuanto a sus características, se esperaba que el Meizu Zero llegara con una pantalla OLED de 5,99 pulgadas con tecnología mSound para reproducir sonido, prescindiendo así de los altavoces. El sensor de huellas iría incluido en pantalla y, sobre el papel, el móvil iba a contar con dos cámaras de 20 y 12 MP, más la frontal de 20 MP.

Durante la presentación del futuro móvil, Meizu anunció que en caso de llegar a la meta, las primeras unidades verían la luz este mes de abril. Ahora sabemos gracias al CEO de la compañía que nunca tuvieron intención de hacerlo realidad.

Vía | Engadget

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio