Compartir
Publicidad
Publicidad

DisplayMate analiza las pantallas de Galaxy Note 5 y Galaxy S6 Edge+: idénticas y todavía mejores

DisplayMate analiza las pantallas de Galaxy Note 5 y Galaxy S6 Edge+: idénticas y todavía mejores
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se trata de pantallas, es uno de esos pocos apartados donde hay que ver para creer, como en las cámaras. De nada vale que se anuncien mejores resoluciones o tecnologías, si el grueso de mediciones no acompañan. DisplayMate acaba de presentar su informe sobre la pantalla del Galaxy Note 5 y Galaxy S6 Edge+.

Ambos modelos tienen un comportamiento idéntico, a pesar de que se trate de dos modelos tan diferenciados. De forma similar a lo que vimos en el Galaxy S6 y S6 Edge, estas no distinguen entre si son curvas o no cuando hablamos de rendimiento.

Samsung apostó fuerte por su tecnología Amoled desde que comenzara su línea Galaxy S, y si bien es cierto que empezaban desde bastante más abajo, hemos visto fuertes mejoras año a año que le están acabando por dar la razón. En la última iteración, los cambios ya no son tan marcados, pero siguen dando de sí estas Amoled para dispositivos móviles.

El primero de los puntos donde este duo mejora números respecto al Note 4 es en el apartado de reflejo, reduciendo en una décima parte su presencia cuando se trata de los tipo 'espejo' (los más molestos según DisplayMate) quedando en una cifra similar al Galaxy S6 y S6 Edge.

El brillo ha sido siempre otro de los puntos débiles del Amoled, aunque en las últimas versiones se está equiparando a los paneles IPS de los mejores fabricantes. En este caso mejora el brillo base del Note 5 y S6 Edge+, aunque también el modo boost en automático (que arroja un rango, dependiendo de la parte de la pantalla que esté en blanco).

(nits) Galaxy Note 4 y Note Edge Galaxy Note 5 y S6 Edge+
Brillo 50% blanco 382 456
Brillo 100% blanco 350 412
Brillo auto 478 - 750 556 - 861

Esto quiere decir que, incluso si la pantalla casi por completo iluminada, el brillo de base tendrá hasta un 16% más de brillo, dando otros 111 nits cuando esté en general oscurecida, hasta llegar a la impresionante cifra de 861 nits.

Puesto que aumentan la luminosidad y disminuyen los reflejos, eso solo podía significar una cosa: los contrastes reales, en exterior, mejoran significativamente. Eso sí, las pérdidas de brillo con el ángulo de visión son también más grandes (de 19 a 24% a 30 grados de inclinación), lo que puede ayudar a ahorrar algo de consumo o 'focalizar' el consumo hacia el frente, consiguiendo mayores brillos.

El único punto donde DisplayMate no otorga una calificación igual o superior a 'muy buena' es en el apartado de 'Brillo dinámico', esto es, que la pérdida de brillo según la pantalla representa un mayor porcentaje de blancos. Aquí, Samsung se va del 21% del Note 4 al 25% del Note 5 y S6 Edge+, probablemente en una maniobra por ahorrar batería.

Por último, otro apartado relevante. ¿Me ayudará este nuevo -Note- S6 Edge+ a llegar al fin del día? La respuesta es que, ligeramente, sí. Si no utilizamos esta capacidad extra de luminosidad en ver la pantalla del teléfono más brillante, podemos ahorrar hasta un 16% en el consumo de la pantalla. Esto es, de 1.80 a 1.49 vatios a 350 nits de brillo.

Más información | DisplayMate
En Xataka Android | Samsung Galaxy Note 5 no llegará a Europa inicialmente, sí lo hará el Galaxy S6 edge+

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos