Compartir
Publicidad
Publicidad

Los defectos de la pantalla del Pixel 2 XL ponen a Google en el punto de mira de una posible demanda colectiva

Los defectos de la pantalla del Pixel 2 XL ponen a Google en el punto de mira de una posible demanda colectiva
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hace varias semanas que se presentaron los Pixel 2 de Google, y mucha gente ha ido reservando su terminal para ser de los primeros en poder disfrutar de ellos. No obstante, parece que las reviews que han ido publicando diferentes medios han criticado especialmente el aspecto de la pantalla del Pixel 2 XL, que sería lo que estaría haciendo bajar puntos a un gran terminal.

Desde el efecto 'burn-in' hasta los tonoes azulados, se han ido relatando los diferentes errores que hay en la pantalla del más grande de los Pixel hasta el punto de 'asustar' a más de uno, haciendo que busque otro terminal. Ahora Google, a causa de estos errores y algunos más, podría enfrentarse a una demanda colectiva.

Por qué estan investigando reclamaciones contra Google, HTC y LG

Googlepixel2 2

La firma Girard Gibbs LLP se ha puesto a investigar los casos de reclamaciones que están haciendo algunos usuarios contra Google, HTC y LG por los distintos problemas de los Pixel 2. En el caso del XL, se trata especialmente del efecto 'burn-in' o quemado, que deja una marca permanente en la zona de la barra de navegación.

Investigan, además, algunos casos que en los que aparecen algunas manchas negras en la pantalla del terminal de 6 pulgadas. También tratan el caso de los "clics" y silbidos que salen de los altavoces al escuchar audio con el NFC activado. La firma anima a los afectados a que contacten con ellos en forma de consulta gratuita y confidencial.

Girard Gibbs LLC es la misma firma que estuvo detrás de la demanda colectiva contra LG por el caso de los 'bootloops' de los LG G4, V10, V20 y Nexus 5X. También demandaron a Motorola por cinco millones de dólares por casos de garantías que no se llegaron a cumplir.

Las soluciones que ha dado Google hasta ahora

Googlelogo

Antes de que esto sucediera, Google ya había salido a la palestra para hablar sobre esos fallos de los que se estaban haciendo eco los diferentes medios. La solución teóricamente más sencilla es la del tema de los 'clics' en los altavoces, donde la compañia de Mountain View dijo que sacarían una actualización para solucionarlo, aunque hasta entonces lo mejor es tener el NFC desconectado.

Es cierto que se habla de que este problema es de hardware, y que difícilmente podría solucionarse con un parche, aunque una vez llegue, veremos si es así o no. Donde más explicaciones ha tenido que dar Google es en lo referente a la pantalla del Pixel 2 XL, y no han dejado satisfechos a todos.

Google ha salido para explicar algunos de los problemas que se han estado comentando, algunos de ellos se solucionarán (al menos en parte) con actualizaciones.

Parte de la crítica se centra en los colores tan "apagados" que tiene, a lo que Google respondió que estaba hecho a propósito, pero que aun así sacarían un parche para permitir al usuario darle unos colores más vivos aún. En cuanto al tinte azulado al mirarla desde ciertos ángulos, avisaron de que era algo normal, pues muchas pantallas se "tintan" de algún color (normalmente amarillento o azulado) al mirarlas desde cierto ángulo.

Sobre el tema del 'burn-in', y esto es lo que menos ha gustado, han dicho que la pantalla del Pixel 2 XL envejece como la de otros smartphones premium. Aun así, insisten en su garantía de dos años para los que tengan problemas, y siendo Google una empresa bastante seria, no debería ser muy difícil conseguir tirar de ella (aunque hay casos y casos).

¿Deberíamos odiar todos al Pixel 2 XL?

Googlepixel2 6

La respuesta corta es no, y me voy a explicar lo mejor posible. Es lógico que en un teléfono de casi 1.000 euros (que no salen de debajo de las piedras precisamente) se mire con lupa cada milímetro en busca del más mínimo fallo para darle un tirón de orejas al fabricante.

Aun así, en todos lados se ha colocado al Pixel 2 XL como un terminal magnífico, genial, maravilloso y todos los sinónimos que se te ocurran, pero que se ve empañado por una pantalla que, claramente, no está a la altura del resto de características del teléfono. ¿Deja de ser un gran smartphone por eso? No, tiene otras virtudes como los tres años de actualizaciones, un software perfectamente pulido o una cámara sobresaliente.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que alguien que se compra un Nexus/Pixel no lo hace por hardware (hay opciones mucho más baratas), sino por esa experiencia de software que, según describen muchos, ninguno más puede ofrecer. Y con este artículo no queremos espantar a nadie ni tentarlo a que se lo compre, simplemente está ahí, si lo quieres, bien, y sino también. Y en caso de que no te guste, tienes tus 15 días para devolverlo y buscarte otro teléfono que se ajuste más a lo que quieres.

Vía | Android Authority
Más información | Girard Gibbs LLP
En Xataka Android | ¿Vale la pena pagar más por el Google Pixel 2 XL?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos