Compartir
Publicidad
Móviles con lector de huellas, experiencia de uso
Móviles Android

Móviles con lector de huellas, experiencia de uso

Publicidad
Publicidad

El primer smartphone Android que usé con lector de huellas fue el Galaxy Alpha de Samsung. Los coreanos se estrenaron el año pasado con esta tecnología y el resultado fue desastroso: un lector lento, impreciso y que además había que hacer un pequeño gesto de deslizamiento sobre el sensor para que reconociera la huella. En todos los aspectos estaba muy por detrás del iPhone del Apple. Meses más tarde estuve con el Mate 7 de Huawei y ahí descubrí que las cosas se podían hacer muy bien: rápido, fácil de usar y preciso.

Desde que probé el phablet de Huawei han pasado por mis manos varios móviles con lectores de huella y desde entonces no quiero volver a tener un smartphone Android sin él. Puede sonar a que sea un capricho y por supuesto que a la hora de comprar un móvil hay más factores a tener en cuenta pero para mí el lector ya se empieza a convertir en algo que debe estar ahí. Tras usar varios lectores, esta ha sido mi experiencia.

2015 ha sido un año de mejora y madurez

Nunca he llevado PIN o patrón de desbloqueo en el móvil. Sé que es recomendable y así se evita que la gente pueda acceder a nuestra información (más o menos) pero convertía una acción que hago tanto cada día como es encender la pantalla del móvil en un proceso tedioso y lento. Pulsar un botón, escribes un PIN de cuatro números o dibujar un patrón que además debe ser ligeramente complejo. No me convencía.

Con la llegada de Smart Lock a Lollipop me convenció a poner un PIN por una sencilla razón: cada vez que llevaba emparejado un dispositivo Bluetooth no era necesario poner el código. No era lo más seguro pero si me robaban el móvil o lo perdía era lo suficientemente fuerte como para evitar que otras personas pudieran usarlo. Cuando yo me alejaba, él se bloqueaba automáticamente.

650 1200 19

Antes de continuar, vamos con una comparativa de los principales móviless con lector de huellas incorporado:

Samsung Galaxy S6 Edge Plus

OnePlus 2

Huawei Mate S

Sony Xperia Z5

Lenovo Zuk Z1

Tipo de lector

Táctil

Táctil

Táctil

Táctil

Táctil

Tamaño

0,13 pulgadas^2

0,13 pulgadas^2

0,16 pulgadas^2

0,10 pulgadas^2

0,12 pulgadas^2

Posición

Frontal

Frontal

Trasera

Lateral

Frontal

Ergonomía

Correcta

Buena

Muy buena

Buena

Correcta

Desbloqueo sin pulsar ningún botón

No

No

Bloquea el acceso a apps que seleccionemos

No

No

No

No

Compatible con sistemas de pagos

No

No (En el futuro sí)

No (En el futuro sí)

No

Compatible con servicios y aplicaciones

No

No

No

No

Compatible con opciones del sistema

No

No

No

No

En 2014 los lectores de huella estaban en un estado embrionario y solo Huawei despuntaba. Un año más tarde ese escenario ha cambiado y es fácil encontrarse muchos modelos con este componente. Sony, OnePlus, ZTE, Lenovo, LG en el Nexus 5X y las renovaciones que han vivido los pioneros Samsung y Huawei.

En cuestión de un año esta tecnología ha mejorado muchísimo. Atrás queda ese torpe lector de huellas de los Galaxy Alpha, S5 y Note 4. Ahora todos los fabricantes ofrecen un nivel de calidad muy alto y con un nivel de precisión elevado. Algunos más que otros pero sea el que elijamos, podemos tener la tranquilidad de que va a funcionar bien.

Algunos lo ponen de frente, otros en la parte trasera y solo Sony se atreve a colocarlo en el marco lateral del terminal. En mi opinión, la posición más cómoda es la trasera. Primero, no ocupa espacio en el frontal del smartphone por lo que no alarga el terminal haciéndolo más grande de lo que podría ser.

Su posición es natural, tanto si cogemos el móvil con una o dos manos siempre tendremos un dedo detrás. En estos terminales os tocará registrar los índices en vez de los pulgares pero tras un año usando smartphones con lector me he dado cuenta de que tenerlo en el frontal es un gesto un poco forzado en ocasiones. Funciona igual de bien pero ese extra de comodidad es clave.

A simple vista se puede dar a entender que este componente es algo exclusivo de los móviles tope de gama. Es cierto que son mayoría pero también tenemos móviles asequibles que cuentan con él: Zuk Z1 lo incorpora (tiene un precio de unos 260 euros en algunas tiendas online), UMI Hammer S también... He podido probar estos dos y funcionan igual muy bien. Podrían mejorar en algunos aspectos pero la parte técnica está bien resuelta.

1024 2000 7

Tras probar nueve smartphones con lector de huellas (el único que se me resiste es el Nexus 6P) el que más me ha gustado hasta la fecha es el del Mate S. Bien colocado (parte trasera), muy rápido y con pequeños extras. Uno de los más agradecidos es el hecho de que vibre cuando lo hacemos mal. Puede parecer una tontería pero tener esa respuesta al poner otro dedo nos indica rápidamente que lo que sea que estemos poniendo no es correcto.

Además elimina la necesidad de añadir la pulsación de un botón. Ponemos la yema del dedo en el lector y al momento tenemos la pantalla desbloqueada. No tenemos que presionar primero sobre el botón encendido o hacer un doble tap. Esto, junto a la rapidez del propio sensor hacen que el resto tengan muy difícil igualar la experiencia.

Por último tenemos el extra de poder hacer gestos. Es decir, hacer un deslizamiento en vertical con el dedo para sacar el centro de notificaciones, atender una llamada al tocar el lector o un swipe horizontal para pasar fotos en la aplicación de Galería (solo en la de Huawei, no en el resto). Seguro que año que viene veremos más compañías que hacen algo parecido.

Más funciones y móviles de gama media, el futuro inmediato de los lectores de huellas

Tras una evolución muy rápida en cuestión de un año y de una aceptación generosa por parte de los fabricantes, queda preguntarse qué es lo que veremos en 2016. En mi opinión, creo que los smartphones de gama media comenzarán a apostar por este componente y a introducirlo como un elemento diferencial. Al producirse más lectores, el precio bajará y no debería afectar a esta agresiva (en precio) línea de teléfonos. Para los de entrada todavía habrá que esperar.

Nexus 5x

Según vaya creciendo el número de móviles con lector de huellas, irán apareciendo más usos posibles: sistema de identificación para pagos móviles en las diferentes plataformas, validación para Google Play e identificación en servicios que usamos a diario. Lo más factible es lo primero ya que varias empresas tienen planes de introducir esta posibilidad en Europa y otros mercados.

A esto hay que sumarle la aparición de soporte oficial de Google. Hasta ahora los fabricantes tenían que crear su propio software o bien utilizar el de los fabricantes de sensores para gestionar las huellas. Con Marshmallow ha aparecido la función para gestionar todo esto y dar una facilidad a las compañías que hacen móviles y tablets. Debería servir para impulsar la adopción de este componente.

Pase lo que pase, tengo claro que mi próximos móvil Android debe tener lector de huellas. Sé que es una comodidad, que no es un elemento tan importante como una buena batería o una cámara de garantías pero es algo que siento que necesito. Volver a desbloquear el móvil con un PIN o un patrón sería dar un paso atrás.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio