Compartir
Publicidad
Publicidad
OnePlus y su estrategia de lanzar dos gama alta al año, ¿genialidad o error?
Móviles Android

OnePlus y su estrategia de lanzar dos gama alta al año, ¿genialidad o error?

Publicidad
Publicidad

OnePlus ya sorprendió el año pasado lanzando dos terminales de gama alta: el OnePlus 3 a principios de año y el OnePlus 3T a finales del mismo. Los cambios fueron mínimos, simplemente aprovechó para cambiar el procesador, la batería y sacar un modelo de 128 GB. Y parecía que ahí quedaba la cosa. Pero no.

Este año OnePlus ha repetido. A principios de año presentó el OnePlus 5. Y hoy ha presentado el modelo 5T. En este caso la principal diferencia no es el SoC (han repetido el Snapdragon 835) sino en el diseño: el nuevo OnePlus tiene los marcos más reducidos y ha ampliado la pantalla de 5,5 pulgadas a 6.01 sin apenas cambiar de tamaño. Ahora está en la línea de los gama alta de este año.

¿Tiene sentido dos gamas alta al año?

El debate sobre si tiene sentido que algunos fabricantes presenten dos gama alta en un año no es nuevo. Sony lo hizo en el pasado y al final acabó desistiendo. Eso sí, los problemas de entonces son algo distintos a los que tiene OnePlus.

Cuando Sony renovaba dos veces la gama alta al año primero lo anunciaba y luego tardaba varios meses en ponerse a la venta. Y por tanto el efecto era que cuando alguien se compraba el terminal veía como quedaba desactualizado rápidamente (al menos sobre el papel, porque los terminales nuevos tardaban varios meses en salir a la venta). OnePlus no tiene este problema: según anuncia sus terminales los pone a la venta.

OnePlus 5T

Sony también tenía otro problema y era que su canal principal de distribución eran los operadores, que primero quieren quitarse stock de en medio. En cambio OnePlus vende principalmente de forma directa, con lo que sus terminales nuevos llegan rápidamente a los consumidores.

Otro problema que tenía Sony es que iba dejando en la estacada a terminales antiguos, con lo que los que los compraron veían como las actualizaciones software iban llegando más rápidamente a los nuevos. La sensación de los clientes era muchas veces de frustración. En cambio OnePlus, de momento, mantiene los terminales actualizados de software más o menos a la vez, dando un soporte decente (sí, son algo lentos al actualizar pero mucho más rápidos que otras marcas supuestamente mucho más potentes).

Motivos por los que OnePlus ha hecho bien en renovar sus terminales a los 6 meses

OnePlus tiene dos buenos motivos para renovar la gama cada seis meses. Primero, al ser una marca con un único terminal en el mercado tiene su pico de ventas en el lanzamiento, y luego va cayendo ya que el terminal queda algo "desactualizado". La forma de mantener las ventas y el interés es con caídas de precio (un ejemplo de hacer esto es Samsung) y lo hemos visto recientemente con algunas ofertas interesantes del OnePlus 5. Pero no olvidemos que estas bajadas de precio lo que hacen es erosionar el margen del fabricante. Otra forma de mantener las ventas es renovando el terminal y volver a posicionarlo en el mismo precio (o incluso superior) al anterior modelo.

Otra motivo por que el OnePlus ha hecho bien en renovar sus terminales es que su mensaje es que tienes un gama alta a un precio de gama media. Para mantener esta afirmación tienen que tener las características de un gama alta. El año pasado con el OnePlus 3 se quedó algo corto pronto, ya que Qualcomm sacó un nuevo procesador. No es que fuera muy determinante (fue una renovación menor) y quizá aquí el motivo principal fue relanzar el terminal para mantener ventas sin reducir el precio.

OnePlus 5T

Este año, sin embargo, el OnePlus 5 sí que quedó fuera de la gama alta en diseño. Todos los gama altas han ido a marcos hiper-reducidos (incluso el iPhone, con su modelo X). Y ellos no. Así que tenía sentido una renovación en la que presentaran el mismo terminal con marcos más reducidos (a pesar de la pega de poner el sensor de huellas en la parte posterior, que intentan compensar con el reconocimiento de cara que seguramente no sea tan potente como el del iPhone X ya que no tiene sensores dedicados).

Y por último, al tener un único terminal OnePlus no puede hacer como otras marcas de ir renovándolos de forma alterna. Por ejemplo Samsung renueva sus terminales cada año, pero a principios de año renueva la gama S y a finales la gama Note. Por lo tanto lanza dos terminales de gama alta al año, aunque tengan una segmentación algo distinta. OnePlus hace lo mismo pero con un único terminal.

Problemas a los que se enfrenta OnePlus

OnePlus 5T

Sin embargo no todo es de color de rosa. Sacar dos terminales al año también tiene pegas. Por un lado, aunque la distribución y soporte de software de OnePlus sea mejor que la de Sony en 2013-14, los clientes que compraran el OnePlus 5 hace un par de meses se pueden sentir algo defraudados. Y si esto se repite mucho la gente acaba aprendiendo y los ciclos de compra y caída de ventas se acelerarían, con lo que OnePlus tendría el mismo problema que si lanza cada año.

Por otro lado sacar dos terminales al año requiere mucho más esfuerzo de ingeniería, lo que representa más gastos. Esto hace que al final los terminales tengan que costar más, un movimiento que llevamos viendo de un tiempo a esta parte.

Y luego está un problema estructural: los usuarios están alargando el tiempo de renovación de móviles. Así que mientras algunas marcas debaten internamente si renovar terminales todos los años es excesivo, OnePlus va contra corriente.

Pero a veces ir contra corriente es bueno, es rompedor y funciona. De momento OnePlus ha logrado, de la nada, ser una marca relevante a nivel mundial, muy seguida por la prensa y con un grupo de fans que no siempre se ve en otras marcas. Hay que concederles el beneficio de la duda.

En Xataka Android | OnePlus 5T: jugando la carta de la reducción de marcos al final de la partida

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos