Compartir
Publicidad
¿Puede un gama alta no tener el mejor SoC? El caso del LG G4
Móviles Android

¿Puede un gama alta no tener el mejor SoC? El caso del LG G4

Publicidad
Publicidad

Esta semana hemos visto la presentación oficial del LG G4, que no ha deparado muchas sorpresas porque prácticamente todo estaba filtrado. Y una de las sorpresas (no de la presentación, esto también estaba filtrado) es que no llevará el SoC que llevan prácticamente todos los gama alta de este año (con excepción del Samsung Galaxy S6) sino un modelo que está un escalón por debajo.

Es cierto que el Qualcomm Snapdragon 810, a pesar de ser el más potente de Qualcomm, tiene algunos problemas de calentamiento (que parece se están solucionando por software). Pero el modelo 808 que lleva el LG G4 está por debajo en todo: número de núcleos, potencia, rendimiento gráfico... ¿Dejar de ser el LG G4 un gama alta por eso?

La potencia no lo es todo...

Hay una cosa importante que plantearse y es si es necesario este espectacular aumento de potencia en los móviles Android. Es cierto, Android tira bastante de recursos (no suele ejecutar código nativo) pero llevamos ya unas cuantas generaciones de gamas altas en las que va bastante fluido.

650

¿Necesitamos tanta potencia? ¿Cuántos usuarios exprimen a fondo, realmente a fondo, sus móviles? Realmente para los usuarios hay cosas más importantes que la potencia bruta como es la pantalla, duración de la batería, tiempo de carga, cámara de fotos, acabados...

En estos apartados el LG G4 destaca sin problemas. Tiene una pantalla impresionante, una cámara que a falta de un análisis en profundidad pinta muy bien, unos acabados diferenciadores (con una ligera curva y una parte trasera de cuero)... el tema de la batería es algo más complicado pero de momento trae bastante capacidad y extraíble, veremos si la pantalla no degrada la autonomía.

Estamos, por tanto, ante un gama alta en todo pero que en el SoC no está al mismo nivel que sus rivales. ¿Es, de verdad, tan importante?

... y sin embargo está por debajo (en precio también)

Quizá no sea muy importante pero es un tema estará presente en las decisiones de compra. Hay gente que busca en el gama alta la potencia bruta. Hay gente que tiene cientos de aplicaciones instaladas y las tiene todas corriendo a la vez. Hay gente que juega a juegos muy exigentes en el apartado gráfico. Y ahí, cuanto más, mejor.

LG ha decido quedarse un escalón por debajo en el SoC. Se evitará los problemas del 810 aunque no creo que lo hayan hecho por eso. Y, eso sí, tendrán una ventaja: el precio. El precio del 808 es menor que el del 810 y podrán competir a precio mejor con la gama alta de este año. Ya lo vimos con el LG G3, el fabricante coreano fue el más agresivo en precio, quizá este año repita también.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio