Compartir
Publicidad
Samsung recupera su sensor Isocell en las cámaras de los Galaxy Note 5 y S6 edge+
Móviles Android

Samsung recupera su sensor Isocell en las cámaras de los Galaxy Note 5 y S6 edge+

Publicidad
Publicidad

El gigante coreano Samsung suele tener la buena costumbre de, en la medida de lo posible, equipar con componentes propios sus smartphones, consiguiendo con ello mejores sinergias y una mejor adaptación en todas las fases del proceso de producción.

Hace tiempo que en Samsung trabajan con sus propios sensores fotográficos Isocell, aunque la capacidad para fabricar módulos fotográficos que manejan los coreanos hoy en día no les permite abastecer la enorme cantidad de smartphones producidos, así que en los Galaxy S6 y su variante edge Samsung optaba por montar un sensor Isocell o un Sony IMX240 dependiendo de la disponibilidad.

Hoy los chicos de SamMobile informan, tras empezar a probar sus unidades de demostración, que los nuevos Samsung Galaxy Note 5 y Galaxy S6 edge+ incorporan los sensores fotográficos Isocell de Samsung en ambos casos.

Camera Sensor Samsung Izquierda: Samsung Galaxy Note 5 // Derecha: Samsung Galaxy S6 edge+

El modelo del sensor fotográfico desarrollado por Samsung's System LSI se puede ver en las capturas de pantalla que han colgado, aunque dejan en el aire la posibilidad de que los coreanos hayan dispuesto del Sony IMX240 para otras tiradas de los dispositivos, ya que de momento no hay nada confirmado oficialmente al respecto.

Este detalle también lo podréis comprobar de forma sencilla marcando *#34971539# en el dispositivo como si de un número de teléfono a llamar se tratase, pues este código nos dará acceso a la gestión del firmware de la cámara.

La cámara como elemento diferenciador

La cámara fotográfica se ha convertido en nuestros días en una de las especificaciones estrella a la hora de justificar la diferenciación de un dispositivo, y es que con un hardware cada vez más parecido y con el software tendiendo a la simplificación, se hace complicado explicar que un gama alta pueda costar más de 600 euros.

Sin embargo, en cuanto a calidad en fuego real no se puede asegurar que el Isocell sea mejor que el Sony IMX240, y la propia Samsung comentaba en el lanzamiento de sus Galaxy S6 que los resultados eran muy similares fuese cual fuese el sensor.

Sea como fuere, las bondades de la tecnología Isocell son más que bienvenidas, pues la solución de Samsung permite reducir el grosor de los módulos de cámara, a la vez que se incrementa la sensibilidad y la absorción de la luz, buscando mejorar el rendimiento en condiciones de luminosidad poco favorable.

De momento tendremos que esperar a nuestra habitual prueba a fondo para mostraros las posibilidades fotográficas de los nuevos Galaxy Note 5 y Galaxy S6 edge+, aunque para abrir boca, nada mejor que nuestras primeras impresiones en vídeo:

En Xataka Android | DisplayMate analiza las pantallas de Galaxy Note 5 y Galaxy S6 Edge+: idénticas y todavía mejores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio