Compartir
Publicidad
¿Qué precauciones deberemos tomar a la hora de usar la realidad aumentada?
Realidad aumentada

¿Qué precauciones deberemos tomar a la hora de usar la realidad aumentada?

Publicidad
Publicidad

Aunque no sea una característica que a día de hoy esté en todas partes, la realidad aumentada llegará a todos nuestros smartphones y, a pesar de que nos proporcionará gran cantidad de bondades, no está exenta de riesgos. Hasta comer palomitas tiene una serie de riesgos y a muchos nos encantan para amenizar la película que estamos viendo.

Como un servidor es un ser tan precavido como despistado (¿Alguna vez has llevado un plato al baño sin querer?) y en Xataka te queremos y no deseamos que sufras las consecuencias negativas de la realidad aumentada, te daremos algunos consejos acerca de las precauciones que es mejor tomar para disfrutar al máximo.

Cuidado con las personas susceptibles si eres un jugador de Pokemon Go

Pokemon Go 2

Pokemon Go, ese juego que aún se espera poder descargar de Google Play en todo el mundo (en España aún no está disponible), va a atrapar a más de un nostálgico de los antiguos juegos de Pokemon de las GameBoy en adelante. En este juego, para capturar esos adorables monstruitos debemos salir a patearnos la calle.

El método de capturar alguno de estos bichos es, una vez encontrado, apuntar con la cámara hacia el objetivo y pulsar la pantalla para lanzar la PokeBall. ¿El problema? Que quizás haya una persona casi pegada a tu objetivo y se piense que le estás haciendo una foto a traición. A menudo la reacción de la gente puede no ser la más civilizada.

Quién sabe si la casualidad quiere que estés apuntando con la cámara a las piernas de la novia de un hombre bastante fornido y con mal genio (no olvidemos que estamos en verano). Las posibilidades de que te lleves una colleja astral (una colleja que te hará ver todas las estrellas) es tirando a bastante alta.

¿Qué es lo mejor que puees hacer? Si hay una persona donde está tu objetivo, deja de apuntar con la cámara, date un paseo disimulando y, una vez esa persona se desplace, vuelve a por tu Pokemon. También puedes gritar "¡Cuidado que voy a capturar un Pokemon, se me aparten todos!", pero probablemente te tomen por loco y te coloquen, en el plazo de una hora, una preciosa camisa de fuerza (con Pokemon dibujados).

No pierdas de vista la realidad real cuando vas andando por la calle...

La sociendad de hoy en día está más pendiente de lo que aparece en la pantalla de nuestro móvil que en lo que sucede a nuestro alrededor, ya sea mirando las redes sociales, Whatsapp o navegando por la web. Es cierto que con la realidad aumentada no dejarás de ver la realidad, pero es muy posible que más de una vez prestes atención a las partes que no son la realidad (un texto, una línea que indica un camino...).

Es por esto por lo que lo mejor es apartar la vista cada cierto tiempo del móvil para** mirar por dónde vas y lo que tienes alrededor**, no sólo lo que hay enfrente. Seguro que no querrás que una persona cargada con varias bolsas se choque contigo con la mala suerte de que una de ellas contenía una sandía de 5 kilos y te deja la rótula en el lado opuesto de donde debería estar.

... ni cuando estás conduciendo

Un asunto bastante más serio es si estás conduciendo. Es imprescindible tener los cinco sentidos puestos en la conducción, ya que ahí no sólo está tu vida en peligro, sino la de bastantes más personas. Cuando alguien se pone al volante, siempre hay que tomar todas las precauciones posibles, tanto las obligatorias por ley como aquellas que son voluntarias.

En cuanto a la realidad aumentada en los coches, debe aplicarse el mismo sentido común cuando esté implantando en todos los coches. No se debe dejar de lado jamás el sentido de la responsabilidad, y si el parabrisas te muestra información (la ruta a seguir, por ejemplo), no dejes de estar pendiente de la carretera, es mejor equivocarse de dirección que arriesgarse a un accidente al maniobrar peligrosamente.

Si la tecnología te falla, no dejes de confiar en las personas

Google Maps

La tecnología no es perfecta, entre otras cosas, porque fue creada por los humanos, por lo tanto puede llegar un momento en el que nos falle. Nuestros móviles son un ejemplo de algo que puede fallar, ya sea por sobrecalentamiento, se nos ha acabado la batería o un componente deja de responder a su función.

La realidad aumentada estará, por supuesto, en todos nuestros móviles (ya está en muchos, de hecho) y algunas de sus mejores aplicaciones llegarán, permitiéndonos orientarnos mejor (si es que ello es posible), obteniendo información (turística, menú de un restaurante...), pero para ello los establecimientos deben hacer su parte.

Si tu móvil falla en alguna función o el establecimiento no está adaptado, lo mejor es contar con otras personas. Imagínate que el GPS te falla y no consigues orientarte (quizás el camino te lleve a través de la pared de un edificio), no te quedará más remedio que confiar en alguna persona que pase por ahí.

¿No te parecería bonito recuperar esas conversaciones en las que preguntas por una calle y te dicen "¿Ves ese semáforo de ahí? Pues ese no, el que está detrás nuestro"? Esas risas no te laas va a quitar nadie y, qué diantres, lo mismo se forja una bonita amistad que durará más allá de esa edad en la que lo más emocionante es mirar las obras de edificios.

Si tienes más consejos que puedan ayudar a que la gente no sufra los contras de la realidad aumentada, por lo que más quieras, no seas cruel y compártelo con nosotros, queremos ampliar nuestros conocimientos para ser más felices.

En Xataka Android | ¿Tiene futuro la realidad aumentada con Tango?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio