Compartir
Publicidad
LineageOS, primeras impresiones: así es la ROM que recoge el testigo de CyanogenMod
ROMs Android

LineageOS, primeras impresiones: así es la ROM que recoge el testigo de CyanogenMod

Publicidad
Publicidad

La muerte de CyanogenMod dejó a muchos de los amantes de las ROMs personalizadas un tanto desconcertados, incluso perdidos. Verse sin su ROM favorita, que les ofrecía un gran rendimiento y muchísima personalización fue un duro golpe. Pero antes de que CM cerrara las puertas apareció una nueva criatura que seguiría con su legado, LineageOS.

La aparición de esta ROM supuso una nueva luz de esperanza en aquellos usuarios que aún se lamentaban de la desaparición de CyanogenMod. En esta ocasión he instalado LineageOS en mi OnePlus 3, así que en este post contaré cómo es esta ROM por dentro y contaré cómo ha sido mi experiencia con ella.

Cómo instalar LineageOS

Los Recovery Twrp

Antes de nada, debes tener en cuenta que tu dispositivo debe estar listo para instalar una ROM personalizada, es decir, debe estar rooteado, con el bootloader desbloqueado (si no viene así de fábrica) y con un recovery personalizado instalado. En mi caso, he instalado LineageOS en el recovery TWRP.

Lo primero es descargar lo necesario, la ROM LineageOS de tu dispositivo, los GApps y el superusuario según el tipo de procesador que tengas. En cuanto a las GApps, yo me descargué las nano, pues no necesito todos y cada uno de los servicios de Google, y además el archivo es más ligero.

A la hora de descargar la ROM, puedes elegir entre 'experimental' y 'nightly'. La 'experimental' sólo debes instalarla si venías de CyanogenMod, de lo contrario, la ROM que hay que descargarse es la 'nightly', que es la que he flasheado yo al venir de la ROM stock de OnePlus (Android Nougat con OxygenOS 4.0).

Una vez tienes el bootloader desbloqueado, acceso root y recovery instalado, es hora de hacer limpieza de Dalvik/ART Caché, Sistema, Datos y Caché para poder flashear la ROM con sus GApps.

Tras descargar los archivos necesarios, conecta el móvil al ordenador (recuerda tener activada la depuración USB) y copia los archivos en el terminal. Lo más recomendable es meterlos todos en el almacenamiento interno para evitar tener que navegar por las carpetas en el recovery.

Dicho esto, es hora de ir al recovery y seleccionar el apartado de 'Limpiar', seleccionar el botón de 'Limpieza Avanzada' y seleccionar los apartados Dalvik/ART Caché, Sistema, Datos y Caché. Tras esto deslizas en la parte inferior y, una vez acabado, dale al botón de 'Home' para volver al menú inicial. El proceso de limpieza (o 'wipes') no tardará más de un minuto.

Pulsa sobre instalar y selecciona los tres archivos. En mi caso los he seleccionado en el siguiente orden: ROM -> GApps > superusuario. Primero seleccionas uno, luego le das al botón de añadir zip, seleccionas el siguiente, vuelves a dar al botón de añadir zip y eliges el último. El flasheo de los tres archivos llevará entre 5 y 10 minutos, así que ármate de paciencia.

¿Qué le espera a aquel que instale LineageOS?

Los Pantalla Inicial

Desde el primer vistazo, si estabas acostumbrado a CyanogenMod, no vas a ver ningún cambio estético, es idéntico a lo que te puedes encontrar en CM14.1. Tampoco se les puede criticar nada porque, en primer lugar, CM es una ROM muy bien pulida, y en segundo lugar no lleva ni un mes activa y el equipo se está centrando, sobre todo, en aumentar la lista de dispositivos con los que es compatible.

Para los cambios estéticos y de funciones ya habrá tiempo, mejor dejar trabajar al equipo de LineageOS. De momento vamos a centrarnos en lo que debe importar en una ROM, la experiencia de uso. Desde el momento en el que LOS estuvo disponible para el OnePlus 3, decidí rootear mi móvil y flashear esta ROM.

LineageOS se ha centrado, sobre todo, en aumentar la lista de dispositivos con la que es compatible, ya llegará el tiempo en el que empiece a tener una identidad propia.

Ya esperaba encontrarme una ROM gemela de CyanogenMod, así que pasé de buscar cambios estéticos y me centré en las funciones, algunas de ellas calcadas a las del terminal en su ROM stock, lo cual me parece bastante bien porque me resultaban muy útiles. Live Display es una de las funciones que, sin que te des cuenta, cuida ligeramente de tus ojos.

Esta característica, que está automatizada por defecto, modifica la temperatura de color de la pantalla según la hora del día que sea, dejándola casi sin tonos azules durante la noche. Puedes modificar, si así lo quieres, la temperatura de color que tendrá durante el día y la noche, así como el perfil de color.

Los Live Display

Como era habitual en las ROMs de CyanogenMod, puedes cambiar la disposición del reloj para que se sitúe a la izquierda, centro o derecha, igual que también puedes configurar si al arrastrar desde un lado de la barra de estado se muestran sólo las notificaciones con los ajustes que tengas en primera fila o que se muestre la cortina al completo.

También hay opciones que estaban en la ROM stock del OnePlus 3, como la posibilidad de configurar las acciones al pulsar de determinada forma los botones (aunque sólo el central y el de apps recientes) o configurar el interruptor del borde izquierdo para las notificaciones.

He echado de menos, en cambio, la posibilidad de usar el tema oscuro para los menús de ajustes o la posibilidad de bajar la barra de notificaciones simplemente arrastrando hacia abajo en cualquier parte de la pantalla principal. También tengo que avisar de algo que se estará viendo en las capturas, y es que parte de la ROM está en inglés.

Y esta ha sido mi experiencia

Los Otros Ajustes

Creo que cualquier que haya usado en algún momento CyanogenMod o esté usando LineageOS en cualquier terminal, ya sabrá lo que voy a decir. En cuanto a fluidez es simplemente impecable, tanto como OxygenOS, lo cual es muy positivo. No he experimentado cierres forzados ni lags en ningún momento. Es cierto que el hardware ayuda, pero la optimización de una ROM es incluso más importante.

En cuanto a la forma de usarse, gracias a que parte de las características de OxygenOS están en LineageOS, no me ha resultado tan distinta, y agradezco que la temperatura de color (Live Display) esté automatizada sin tener que recurrir a aplicaciones de terceros. Una de las cosas que también me han encantado es la personalización adicional del LED de notificaciones.

Los Led Notificaciones

OxygenOS ya te permite cierta libertad, pero con LineageOS puedes ir más allá, pudiendo modificar el color del LED, la duración y velocidad con que se ilumina. Puedes hacer esto en cada aplicación que quieras, lo que me ayuda a identificar cuál de ellas me está notificando algo.

He notado que el sensor de huellas, si bien sigue siendo igual de preciso, es un pelín más lento que con OxygenOS (sigue siendo una bala). Quizás sea impresión mía, pero tengo la sensación de tener que dejar el dedo un poco más para que me reconozca la huella y desbloquee el terminal. No es nada alarmante, pero es un pequeño detalle que quería hacer notar.

Problemas que me he encontrado durante estos días

Andy Tumbado

Antes de pasar, esta vez sí, a ver cómo es esta ROM, quiero dedicar unas pocas líneas a los problemas con los que me encontré, que en ningún caso tienen que ver con el rendimiento, que digo desde ya, ha sido (y está siendo) impecable. El primer problema es que el superusuario flasheable no me vuelve a rootear el móvil.

A pesar de haber flasheado el zip y, una vez configurado el terminal, descargado la app, no me actualiza los binarios, por lo tanto el móvil se queda sin rootear, aunque el bootloader sigue desbloqueado y el recovery instalado, nada me impide flashear otra ROM, sólo que si quiero instalar alguna app que requiera root, me quedaré con las ganas.

Algunos problemas que me he encontrado es que el interruptor para las notificaciones ha dejado de funcionar en esta ROM, o si accedo al recovery, luego me toca configurar el terminal como si hubiera hecho un restablecimiento de fábrica. No obstante, se trata de una ROM que recomiendo probar durante un tiempo.

Otro problema es que si accedo al TWRP, tengo que volver a configurar todo el terminal de nuevo (huellas incluidas), lo cual es un poco fastidio. El último problema que he tenido es que, tras un par de días, el interruptor para los modos de notificaciones no funciona en esta ROM, probablemente haya hecho algo mal. Ahora sí, pasemos a ver las tripas de esta ROM.

En términos generales, aún a pesar de los problemas, es una ROM perfectamente válida para el día a día. Su rendimiento es muy bueno, como ya era costumbre en CyanogenMod, su nivel de personalización es muy alto y es realmente estable. Se puede decir que estoy satisfecho con ella, y seguirá instalada en mi móvil hasta que me decida a probar otra.

Ahora es vuestro momento, en el que podéis dar vuestra opinión y experiencias con LineageOS o plantear cualquier duda que se os ocurra, ya sea del proceso de instalación o acerca del uso de la ROM, estaré encantado de resolverla dentro de lo posible.

En Xataka Android | Ya puedes rootear tu móvil con LineageOS y acceso SU

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio