Compartir
Publicidad

La actualización de Android P beta en los Nokia 7 Plus está devolviendo a sus usuarios a Oreo

La actualización de Android P beta en los Nokia 7 Plus está devolviendo a sus usuarios a Oreo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Instalar una versión beta en un teléfono móvil, o en cualquier otro tipo de dispositivo, es arriesgarse a sufrir todo tipo de bugs. Las betas están para eso, para ir introduciendo cambios que poco a poco se van estabilizando, y los que se meten en estos programas saben, o deben saber, a lo que se exponen.

Lo raro es, sin embargo, que uno instale una beta de un sistema operativo como Android P y, de repente y sin previo aviso, una actualización revierta todo nuestro proceso. Sobre todo porque no hablamos de una ROM que sea desactivada desde un fabricante sino de una beta oficial de la próxima versión de Android. Eso es lo que están sufriendo en estos momentos los usuarios de los Nokia 7 Plus. Al actualizar, de vuelta a Oreo.

De vuelta a Oreo y teléfonos inutilizados

Nokia 7 Plus

Una de las grandes ventajas de ser en estos momentos usuario de Nokia tiene que ver con que el fabricante se ha adherido al programa Android One con casi todos sus terminales, y al de Android Go con al menos otro de ellos. Nokia ha decidido dejar de tocar el sistema para ceder el control a Google e intermediar únicamente en las actualizaciones que, por ende, se han vuelto más rápidas y eficientes aún.

El Nokia 7 Plus, por ejemplo, aterrizó con Android One en su versión 8.1 Oreo y fue elegido por Google como uno de los primeros en incorporarse al programa de betas de Android P anunciado en la pasada Google I/O. Los usuarios que así lo quisieron, pudieron pasar a probar de forma anticipada el futuro Android P, pero la última actualización de seguridad ha dado al traste con sus deseos.

El parche, que esconde Oreo y revierte la instalación de Android P beta, está provocando reinicios, congelaciones e incluso inutilizando teléfonos

El parche de seguridad de junio, liberado de forma oficial por Google, cuenta con un peso de 1,3GB en el caso del Nokia 7 Plus. Un peso algo elevado pero justificado dado que estamos en una beta y que el parche puede contener bastantes correcciones encontradas entre la liberación del anterior parche y el nuevo. La novedad es que este parche parece esconder Oreo y que está revirtiendo las instalaciones de las betas.

Según parece, los usuarios están quejándose de que la actualización les lleva de vuelta a Oreo y que esto les está causando no pocos problemas de funcionamiento. Algunos reportan errores y congelaciones del teléfono, y otros avisan que desde la llegada del parche de junio, y de esta actualización inversa del sistema, ni tan siquiera pueden pasar de la pantalla de arranque de su Nokia 7 Plus.

Está claro que instalar una beta es arriesgarse a sufrir errores de todo tipo, pero no recordamos que una actualización de una beta haya forzado nunca a los usuarios a volver a la versión anterior del sistema operativo, o que haya causado tantos problemas como parecen estar sufriendo los usuarios de los Nokia 7 Plus. Confiemos en que tanto Google como Nokia arreglen el problema cuanto antes. Aunque si el teléfono no arranca, habrá que buscar una solución alternativa para actualizarlos.

Vía | Nokia Community

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio