Compartir
Publicidad
Google necesita domar a los fabricantes para que se tomen Android en serio
Sistema operativo

Google necesita domar a los fabricantes para que se tomen Android en serio

Publicidad
Publicidad

El mes de mayo ha pasado, el Google I/O 2015 es historia y para Google ha llegado la hora de bajar de la nube y volver a la realidad. Está bien que Android siga evolucionando, faltaría más, pero lo que no es de recibo es que la empresa del buscador se dedique a vender su futuro mientras esconde la cabeza y se niega a enfrentarse al mayor problema de su sistema operativo móvil.

Con Android Lollipop todo han sido facilidades, hubo un periodo de preview en el que los desarrolladores y fabricantes podrían ir empezando a trabajar con él y a principio de año vivimos una auténtica carrera entre las empresas por actualizar. Hasta ahí todo parecía ir a las mil maravillas, pero el tiempo ha pasado y la verdad nos ha golpeado con fuerza: la fragmentación sigue más presente que nunca y sólo el 9,7% de los dispositivos ha actualizado ya a Lollipop.

Maldita fragmentación

Fragm

Android es el sistema operativo móvil más utilizado del mundo con ocho de cada diez móviles apostando por él. Es posible que en parte este éxito se deba a la libertad que Google le da a los fabricantes para hacer y deshacer a su antojo, pero a estas alturas creo que va siendo hora de que la empresa del buscador empiece a cerrarles el grifo, porque les ha ofrecido la mano y le han cogido el brazo y parte del cuerpo.

Y es que a día de hoy prácticamente sólo los buques insignias de los grandes fabricantes han actualizado a Lollipop, e incluso mucho de los que lo hicieron hace unos meses se han quedado completamente estancados en la versión 5.0.X mientras que Google ya ha superado la 5.1. A este paso Android L no empezará a ser la versión más utilizada hasta que la empresa del buscador ya estará presentando Android N.

Para tener las últimas novedades de Android toca cambiar de móvil

De esta manera, la mayoría de las marcas se duermen en los laureles abandonando el soporte de los dispositivos de gamas medias, mientras que si somos unos entusiastas de la tecnología nos incitan a comprar sus últimos modelos al ser estos los únicos que pueden beneficiarse de las novedades de las últimas versiones de Android.

Siempre queda la opción de pasarse a la gama Nexus por supuesto, pero esta siempre ha ido detrás de la competencia en algunos aspectos clave como la calidad de sus cámaras fotográficas tanto cuando costaban 350 euros como en el último modelo que alcanza los 600 euros, y eso es un handicap que a más de uno nos ha movido a probar otras alternativas.

Maltratando Android

Android Gordo

Pero es que ni siquiera eso es lo peor, porque muchos de los dispositivos que reciben las últimas versiones de Android lo hacen con una capa de personalización que en demasiadas ocasiones pisotea la homogeneidad de su diseño, elimina o sustituye algunas sus novedades y, en definitiva, convierte a Android en un sistema operativo gordo, torpe y lleno de lag con sus capas de personalización.

¿Y es que de qué sirve que los diseñadores de Google trabajen en perfeccionando el aspecto del sistema operativo y lanzando unos estándares de diseño para que las aplicaciones vayan en armonía con él si después los fabricantes lo cambian por completo? ¿De qué el implementar nuevas funcionalidades si estas después van a quedar sepultadas?

Google no hace nada para impedir el maltrato de Android

Con sus capas de personalización hay una gran cantidad de fabricantes y operadoras que están maltratando Android, y Google parece que le tiene tan poco respeto a su propio producto que no está teniendo el valor de impedir que lo sigan haciendo, lo que le convierte en cómplice.

No, no me olvido de que no todas las capas de personalización son iguales y que hay algunas que realmente tratan de mejorar los defectos de Android mientras mantienen la estética del sistema operativo, pero lamentablemente esto no lo hacen tantos fabricantes como debieran.

¿Cómo se puede evitar?

Bloatware

No podemos esconder que parte de la culpa de esta situación la tenemos los propios usuarios. En nuestras ansias de tener siempre lo último pasamos por alto que nos endosen resoluciones que no vamos a aprovechar, baterías que duran lo mismo o incluso menos que los de hace dos años (hola, LG), e incluso que se permitan el lujo de pasado un año abandonar las actualizaciones de ese móvil que tantos cientos de euros nos ha costado y si te he visto no me acuerdo.

Los fabricantes siguen el camino que les haga vender más y ganar más dinero, eso es algo que no va a cambiar, por lo que lo poco que podemos hacer pasa por enseñarles cómo no queremos que hagan las cosas no comprando este u aquel producto. Aunque esta utopía se quedará en un mero sueño si Google no se empieza a tomar un poco más en serio su sistema operativo y empieza a cuidarlo.

Google debería ser el encargado de las actualizaciones

Hace quince días nuestros compañeros de Xataka Windows nos contaban cómo Microsoft había decidido prescindir de los fabricantes y operadoras para, como hace Apple con iOS, ser ellos mismos los que se encarguen de actualizar los teléfonos que utilicen su sistema operativo. Ese sin duda es el camino que Google también debería intentar tomar.

Evidentemente, con la cantidad de modelos de teléfonos que utilizan Android es mucho más difícil que Google pueda mantener el control de su ecosistema. Es ahí donde podrían entrar en juego Android One, una variante de Android que podría dedicarse a gamas inferiores como se planteó inicialmente, mientras las gamas superiores se van actualizando con la versión completa.

La otra opción por la que Google podría optar, y de hecho sería la más recomendable, es la de resetear por completo Android y hacer una nueva versión desde cero, corrigiendo todos los errores que arrastra desde hace años y aprovechando para cambiar de filosofía. Pero claro, esta solución sería un caos al principio porque rompería también su ecosistema de aplicaciones, aunque a este tampoco le vendría mal un lavado de cara.

Estas líneas sólo son la opinión de un servidor que está un poco cansado de ver cómo nadie parece tomarse en serio a Android. ¿Qué hay de vosotros? ¿Qué opináis de la manera en la que tratan los fabricantes a Android y cómo intentaríais evitar la fragmentación y el maltrato continuado del sistema operativo?

En Xataka Android | Android M: esta era la actualización que nos merecíamos y necesitábamos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio