Google quiere arreglar la optimización de la batería con la ayuda de los desarrolladores

Google quiere arreglar la optimización de la batería con la ayuda de los desarrolladores
1 comentario

La gestión de procesos y optimización de la batería de Android es un desastre. Para ahorrar batería, algunos móviles cierran aplicaciones en segundo plano de forma muy agresiva, lo cual resulta en pérdida de notificaciones, mensajes y situaciones similares.

Google lleva tiempo intentando poner algo de orden en el asunto, con cambios en Android 13, pero parece que finalmente se ha rendido a la evidencia de que no puede hacerlo solo. Ahora, Google pide la colaboración de los desarrolladores para crear nuevos tests que comprueben que todo funciona de acuerdo a lo debido en los nuevos móviles.

Google pasa la pelota a desarrolladores y OEM

Antes de que un móvil reciba las certificaciones necesarias para ponerse a la venta con los Servicios de Google preinstalados, debe pasar una serie de tests que comprueban que el terminal efectivamente cumple con el documento de Definición de compatibilidad de Android, o CDD. Esta colección de tests automatizan el proceso y recibe el nombre de CTS o Compatibility Test Suite.

Google se encarga de preparar este CTS que, comentan, tiene a día de hoy unos 2 millones de tests distintos, pero ha anunciado ahora que permitirá a los desarrolladores crear sus propios tests para que puedan verificar aquellos aspectos que más les están afectando. Por ejemplo, la gestión de la batería, una de las mayores frustraciones para los desarrolladores de aplicaciones, pues no es estándar y varía de un móvil a otro.

Dkma
La app Don't Kill My App evidencia cómo de agresivo es tu móvil cerrando procesos

Los desarrolladores que tengan una idea para un nuevo test deberán sugerirlo en el Issue Tracker, siempre y cuando sea un test que no exista ya en CTS y que se base en un elemento marcado como obligatorio en el documento CDD de Android. Para este primera tanda, Google pide la colaboración en test de gestión de energía y ha recibido ya algunas sugerencias como este test del creador de Don't Kill My App, precisamente centrado en eso, el cierre innecesario de aplicaciones en segundo plano.

Hay un problema, y es que estos tests serán opcionales y los fabricantes podrán decidir si quieren pasarlos o no. Los desarrolladores de los tests también podrán ejecutarlos por su cuenta en sus terminales, pero en caso de fallar Google pide a los desarrolladores que abran una tarea en el Bug Tracker de Android y, después de que Google la verifique, Google "trabajará con sus socios para resolverla".

Google "recomienda encerecidamente" a los fabricantes de dispositivos que usen los tests CTS-D de desarrolladores, pero es inevitable pensar que con esta iniciativa planean pasar el problema a fabricantes y desarrolladores. Los primeros, responsables de identificar los problemas y crear los tests para localizarlos. Los segundos, de solucionarlos si así lo ven oportuno. Veremos en qué acaba.

Vía | Google

Temas
Inicio