Android Auto no es el único en los coches: Google tiene tres alternativas más para los vehículos
Sistema operativo

Android Auto no es el único en los coches: Google tiene tres alternativas más para los vehículos

¿Cuántas maneras existen de utilizar las apps y servicios de Google en el coche? Pues nada más y nada menos que cuatro, no es que la empresa se caracterice por hacer las cosas sencillas. Desde Android Auto al modo de conducción de Google Assistant: te contamos en qué consiste cada sistema y cuáles son sus diferencias con el resto.

Google es famosa por mantener diversos desarrollos que persiguen un mismo objetivo. Esta multiplicidad es un gran problema para multitud de aplicaciones, como las de mensajería: en lugar de poner todos los esfuerzos en una sola app, Google fue creando tantos sistemas de comunicación que no sólo ha hecho difícil elegir al usuario, también terminó perdiendo relevancia en un campo donde tenía todas las bazas para dominarlo. En la automoción le está ocurriendo lo mismo.

Cuatro maneras distintas de usar a Google en el coche

Google Built In
Google Built In en Volvo

Hablar de vehículos y de Google suele desembocar en un mismo concepto, Android Auto, pero no es el único: Google mantiene cuatro desarrollos diferentes con los que utilizar sus servicios a bordo del coche. Sí, Android Auto es el más conocido, pero luego está su modo independiente, Android Automotive. Ambos forman parte de "Android para vehículos" (Android for cars), un desarrollo que persigue facilitar el uso de las aplicaciones en el coche. ¿Y Google Built In? Pues también. En teoría.

Google posee cuatro maneras diferentes (más o menos) de conectarse a Internet para usar aplicaciones relacionadas con el entorno de los coches. Son:

  • Android Auto.
  • Android Automotive.
  • Google Built In.
  • Modo de conducción de Google Assistant.

Hasta hace nada, y para rizar el rizo, había una quinta: Android Auto para teléfonos. La aplicación ya ha dejado de funcionar: la única manera oficial de utilizar una interfaz de coche sin un sistema de coche compatible con Android es el modo de conducción de Google Assistant. Sí hay formas alternativas "no oficiales".

Una vez vistas todas las opciones veamos en qué consiste cada una de las opciones.

Android Auto

Lo más conocido de Google para los coches y con lo que tiene más experiencia. Es una especie de sistema operativo para vehículos que consta de tres partes: el teléfono Android, el cable de conexión al coche y el software instalado en el propio coche. El cable se ha ido sustituyendo por Android Auto inalámbrico, la conexión por WiFi entre el móvil y el coche, pero aún no está completamente extendido a todos los coches.

En Android Auto el móvil es el único que trabaja ya que el coche no es más que una pantalla donde se proyecta todo lo que hace el teléfono. Cada móvil con Android certificado por Google incluye Android Auto entre sus opciones. Y puedes acceder a sus ajustes de diversas maneras, siempre en el teléfono (la consola del coche apenas ofrece configuración).

Android Automotive

Autmotive

Es la evolución del sistema anterior: Automotive es un Android Auto que se ejecuta por completo en el coche. Por tanto, no hace falta un móvil Android para proyectar su pantalla en la consola del coche, Android Automotive es completamente autónomo. Incluye Google Play para descargar las aplicaciones compatibles con Android Auto.

La interfaz de uso de Automotive es similar a la de Android Auto. Es compatible con las aplicaciones aptas para ese sistema. Y ofrece algo más de libertad para los fabricantes de coche: éstos pueden añadir a Automotive los controles de ciertas partes del coche; como el aire acondicionado o la calefacción, por ejemplo. De momento aún está limitado a muy pocos vehículos.

Google Integrado (Built In)

Google Integrado en los Volvo

Esta integración de los servicios de Google en el sistema de infoentretenimiento de los coches tiene como misión ofrecer acceso a Google Assistant, Google Maps y Google Play Store sin necesidad de conectar ningún teléfono: todas estas apps funcionan de manera independiente en el coche. Y, dado que la tienda Google Play se encuentra disponible, los dueños de un coche con Google Integrado pueden descargar al vehículo otras apps que estén adaptadas al entorno de conducción.

Google Built In está integrado en el coche y no necesita tener conectado el móvil para funcionar, es independiente. Requiere que el vehículo tenga acceso a internet móvil (como Automotive) y su interfaz es bastante similar a la de un teléfono Android; con la diferencia de que cada fabricante de coche puede adaptarla a sus necesidades. Google Built In es la evolución de Android Automotive. Aunque Google sigue separando ambos desarrollos, dicho Automotive debería converger en Google Built In.

Modo de conducción de Google Assistant

Modo Conducción Asistente Google 1

Para todo lo anterior se necesita un coche conectado; ya sea con un teléfono (Android Auto) como de forma independiente (Automotive y Google Integrado). Pero ¿qué ocurre si quieres usar una interfaz de navegación adaptada al coche y no tienes un vehículo compatible con los sistemas de Google? Ahí llega el modo de conducción del asistente, una función que desplaza al ya cancelado Android Auto para teléfonos.

Al pedirle a Google Assistant que te lleve a cualquier sitio aparecerá el trayecto en un mapa con la opción de "Navegar" visible en forma de botón. Basta con pulsar ahí para que la pantalla adapte la interfaz de vehículos con un mapa bien visible y pensado para minimizar las distracciones. Además, el modo de conducción de Google Assistant permite iniciar aplicaciones multimedia adaptadas a la interfaz de vehículos.

Google se empeña en complicar las opciones

Como ves, Google sigue empeñada en hacer complicados los trayectos en el coche ya que ofrece multitud de maneras de usar sus servicios. Si sólo tienes el móvil la opción es el asistente, pero si buscas un coche con un sistema de vehículos tienes nada más y nada menos que tres posibilidades.

Android Auto es lo más extendido y también lo más práctico: gran parte de los coches salen actualmente al mercado con él. Android Automotive está mucho menos extendido, actualmente marcas como Volvo (y su filial Polestar) o el grupo General Motors son los que más apuestan por él. Y Google Integrado es la evolución de Automotive que complica aún más las cosas: ofrece servicios similares, aunque con una mayor integración en el infoentretenimiento del vehículo gracias a los tres pilares de Google (Assistant, Maps y Play Store). Google Built In se encuentra en algunos Volvo, también en el Renault Megane E-Tech.

Temas
Inicio