Compartir
Publicidad

Google trabaja en un arranque dual para cargar dos versiones de Android en un mismo móvil

Google trabaja en un arranque dual para cargar dos versiones de Android en un mismo móvil
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La conferencia Google I/O que los de Mountain View celebraron a principios del mes de mayo sigue dando que hablar. Aunque todo el protagonismo se lo llevaron la tercera beta de Android 10 Q, las nuevas funciones de Google Assistant o la llegada de la realidad aumentada al buscador, otras cosas pasaron más desapercibidas.

Hasta ahora. Quizás por interés del propio Google, que demostró de forma silenciosa durante la conferencia otras funciones, como la posibilidad de iniciar dos versiones de Android en el mismo dispositivo, una característica que denominaron "Actualizaciones del sistema dinámico". Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Versión beta y versión estable, todo en uno

Android

A primera vista, la idea parece clara. Consiste en tener una versión estable de Android a la que se añadiría una segunda versión del sistema operativo. Así, por ejemplo si tienes Android 9 Pie en tu móvil, podrías instalar la beta de Android 10 Q para probarla, sin que la versión estable se viera afectada en ningún momento.

Es lo que mostró la compañía durante la I/O Google usando un teléfono que cambiaba entre la versión beta Android Q y una versión de Android de AOSP en un proceso que duró lo mismo que cualquier reinicio habitual del dispositivo. Esto es posible porque Google admite particiones dinámicas, destinando el espacio libre para una nueva partición lógica destinada a la versión beta. Al acceder a esta área de espacio reservado, es posible intercambiar entre las dos versiones de Android sin que ninguna de ellas se vea afectada por la otra.

La función permitiría probar una versión beta de Android a la vez que se mantiene la versión estable del sistema operativo

Así, las diferentes actualizaciones de las betas no tocan en ningún momento el sistema operativo Android subyacente (es decir, la versión estable) de forma que la función puede estar activa incluso en los dispositivos con un gestor de arranque bloqueado. Y aunque la mayoría lo están, no son todos. Es el caso del Google Pixel, que vienen con un gestor de arranque desbloqueado que permite cargar cualquier versión de Android en el dispositivo, siempre que este sea compatible.

Pero lo más importante, ¿qué utilidad tiene tener dos versiones de Android en un dispositivo? Básicamente permitiría probar una versión beta de Android a la vez que se mantiene la versión estable del sistema operativo, accediendo a todas las novedades del primero, pero sin renunciar a la estabilidad del segundo.

Esto es especialmente útil para los desarrolladores e incluso los periodistas que podrían probar las novedades de las versiones betas en sus dispositivos móviles principales sin que estos queden bloqueados por posibles fallos de una versión que no es definitiva.

¿Cuándo lo veremos? De momento, Google sigue trabajando en la función, pero es poco probable que sea realidad pronto. ¿Quizás con una versión estable de Android 10 Q y la beta de Android R? Tendremos que esperar al menos al año que viene para comprobarlo.

Vía | Ars Technica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio