No importa la cantidad sino la gestión: por fin sé cuánta RAM necesito

No importa la cantidad sino la gestión: por fin sé cuánta RAM necesito
6 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Si hay un tema al que se le ha dado muchas vueltas es a la memoria RAM en móviles. Hace unos años, era una obsesión de los fabricantes para venderte un móvil porque una baja cantidad se traducía en un dispositivo lento. Sin embargo esto ha cambiado y ahora incluso el móvil más modesto cuenta con una cantidad suficiente.

Quizá te hayas preguntado cuánta memoria RAM necesita tu móvil para que funcione bien pero la realidad es que actualmente no importa tanto la cantidad sino cómo nuestro móvil la gestiona. Esta es mi experiencia con la RAM en Android desde que empecé en esto.

Cuando la regla era: cuanta más RAM, mejor

Memoria Ram

Corría el año 2011 cuando Samsung presentó el Galaxy S2, un mítico terminal que forma parte de la historia de Android. Este terminal contaba con 1GB de memoria RAM, una cantidad que en aquel entonces parecía exagerada. Aún recuerdo móviles de familiares y amigos que se arrastraban cuando esta memoria se llenaba de procesos en segundo plano.

Era una época en la que el sistema operativo de Google, Android, no tenía el grado de madurez que sí posee a día de hoy. Por lo tanto, muchos teléfonos sufrían problemas de rendimiento y se mostraban lentos al realizar cualquier tarea, entonces, recurrir a métodos para liberar memoria RAM era casi una obligación. La solución fue simple: añadir más y más GB de memoria RAM en el futuro.

Con el paso de las generaciones de las series más conocidas de móviles, la cantidad de memoria no hacía más que aumentar, de hecho, se convirtió en uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir nuevo teléfono. En 2016, la mayoría de teléfonos de gama alta contaba ya con 4 GB en sus entrañas.

Y a partir de ahí la cifra siguió creciendo, alcanzando los 8 GB en teléfonos como el Huawei Mate 20 Pro que fue lanzado en 2018. La carrera comenzaba a frenarse pues estas cantidades no son aprovechadas por todo el mundo.

A finales de 2022, sigo con un teléfono que equipa "tan solo" 6 GB y estoy más que satisfecho. Pensándolo superficialmente parecerá que no hemos avanzado, pero sí que lo hemos hecho y en otro sentido: la optimización del sistema. Tanto que los fabricantes parecen haberse cansado de luchar por la RAM. Además, ahora es un requisito tener al menos 2 GB de RAM para actualizar a Android 13.

Lo que necesito es un sistema que gestiona la memoria eficientemente

En sus inicios, Android era un sistema un tanto prematuro, y eso se notaba: acumular muchas aplicaciones instaladas hacía que el teléfono se ralentizara sobremanera. La optimización de apartados como la batería o la gestión de memoria ha mejorado el rendimiento del sistema operativo.

Ahora nuestro móvil gestiona la memoria RAM de una manera más eficiente, y no apreciamos esto, al menos no de forma tan exagerada. Es cierto que las memorias han mejorado y que la potencia actual no es la de antes, pero también ha afectado la mejora en la gestión de memoria. Como alternativa, algunas marcas han optado por usar la RAM virtual.

Ram Xiaomi

Toca responder la pregunta. ¿Cuánta RAM necesito? Siendo sincero, ya no miro la cantidad de RAM de un móvil antes de adquirirlo. Mis dos últimos teléfonos tienen 6 GB, un tanto alejado de los estándares actuales. En algunos casos, llegan incluso a añadir cantidades extremas. La realidad es que más allá de la cantidad, me fijo en el tipo de memoria. Obviamente no volvería a un móvil con menos, pero no por ello voy a tener una mala experiencia.

En mi día a día no observo ningún problema de rendimiento. Tampoco voy mirando cuanta RAM me queda libre, pues es indiferente. Mientras que tenga un sistema que funcione bien, me olvido de este componente que antaño fue tan relevante. Cabe comentar que ciertos usuarios sí requieren más memoria para realizar algunas tareas o para disfrutar de juegos con gráficos de consola, pero no es mi caso.

Samsung Ram

Los fabricantes siguen dotando de buenas cantidades de memoria a sus dispositivos, pero esto atiende a una tendencia natural a mejorarlos, más que a una necesidad real. No necesito más memoria RAM, lo que es seguro que mi próximo teléfono tendrá más, quiera o no.

En definitiva, este tipo de memoria es importante si vamos a hacer un uso intensivo de nuestro teléfono. Pero no cabe duda de que no es tan importante como hace unos años. Las cifras seguirán creciendo y lucirán en las hojas de especificaciones, pero para mí, como el que oye llover.

Inicio