Compartir
Publicidad

No más móviles certificados con Nougat: deberán tener al menos Oreo, un paso contra la fragmentación

No más móviles certificados con Nougat: deberán tener al menos Oreo, un paso contra la fragmentación
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El programa de certificación de dispositivos Android de Google (que se está volviendo algo más estricto al respecto) dejó de certificar dispositivos con una versión de Android anterior a Oreo en abril, un paso importante para ponerle freno a los móviles pre-Trebble, es decir, aquellos sin soporte para Project Treble.

Mientras que la implementación de Project Treble en las actualizaciones a Android Oreo dependen bastante del fabricante (y con frecuencia no se está llevando a cabo), los móviles que son lanzados con Oreo de fábrica ya soportan Treble de fábrica. Y, desde ahora, estos deberían empezar a ser la mayoría.

Más Treble, menos versiones antiguas

Google se está empezando a poner estricto sobre en qué dispositivos pueden preinstalarse sus aplicaciones y servicios, hasta tal punto que si un móvil no ha pasado la certificación pertinente, las apps de Google podrían dejar de funcionar. La certificación tiene una versión tope de Android necesaria para que el dispositivo sea certificado, y este mes se acabó el plazo para los móviles con Nougat.

En enero de 2017 Google terminó la certificación de Marshmallow (cinco meses después de Nougat fuera lanzado) y ahora le toca el turno al propio Nougat, siete meses después del lanzamiento de Oreo. El rango de tiempo se ha aumentado, comprensible teniendo en cuenta los últimos datos de distribución de Android (4,6%), pero hay una diferencia entre el fin de la certificación del año pasado y la de este: Project Treble.

Treble Treble debería traernos actualizaciones más frecuentes y fáciles, y ahora la mayoría de teléfonos nuevos serán compatibles

Los fabricantes no podrán ya intentar lanzar nuevos móviles con versiones de Android sin soporte para Treble (7.0 y anteriores), al menos no si pretenden incluir Google Play y las aplicaciones de Google. Se acabaron las excusas y los retrasos: los nuevos teléfonos que se certifiquen desde ahora deberán tener Oreo.

Aunque es posible que los fabricantes certifiquen sus teléfonos antes de presentarlos y ponerlos a la venta, es previsible que el boom de Oreo, y por ende, de Project Treble, acabe de empezar. Con él llegará la separación entre la capa de drivers y del sistema operativo y, con suerte, actualizaciones de Android más fáciles y frecuentes.

Todavía es pronto para ver el impacto que tendrá Project Treble y si supondrá algún cambio en la asentada norma de "dos años de actualizaciones, y gracias" que se suele aplicar. También está en el aire si las actualizaciones llegarán antes, algo muy necesario pues algunos fabricantes tardan demasiado en actualizar toda su gama.

Vía | XDA
En Xataka Android | La fragmentación en Android: la última versión en llegar al 50% de cuota de mercado fue Jelly Bean

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos