Compartir
Publicidad
¿Cómo crear una zona privada en nuestro Android?
Tutoriales

¿Cómo crear una zona privada en nuestro Android?

Publicidad
Publicidad

A muchas personas les puede parecer interesante tener una zona oculta y privada dentro de nuestros Android. Una zona donde se puedan almacenar aplicaciones, fotografías, etc. y que sea prácticamente imposible de descubrir para cualquier persona que tenga el móvil entre las manos, incluso con el dispositivo desbloqueado.

Las posibilidades son muy variadas: desde ocultar información para evitar ser perseguidos en países donde la libertad está amenazada hasta tener aplicaciones de citas ocultas de tu pareja. Como siempre digo en estos casos la tecnología es neutra, el uso que se hace de ella no.

¿Se pueden ocultar aplicaciones del cajón de aplicaciones?

Android ofrece desde los inicios la posibilidad de tener aplicaciones que estén ocultas y no aparezcan en el cajón de aplicaciones. Muchas aplicaciones del sistema no aparecen (como por ejemplo el launcher) y si una aplicación lo requiere, incluso si la instalamos desde Google Play y sin ser root ni nada similar, puede estar oculta.

De hecho los más antiguos del lugar recordaremos que una aplicación para encontrar el móvil en caso de robo, Cerberus, ya ofrecía la posibilidad de ocultarse para que el posible ladrón no detectara que estaba instalada e intentara eliminarla.

La pega de esta posibilidad es que las aplicaciones que queremos que estén ocultas deberían tener la opción de ocultarse, cosa que no ocurre. Así que hay que recurrir a otros trucos para ocultar las aplicaciones que no queremos que aparezcan.

Proteger el uso no autorizado

Además puede ser útil proteger el lanzamiento de una aplicación, esté oculta o no, con una contraseña. Que cuando alguien intente abrirnos el WhatsApp no pueda a no ser que introduzca un PIN. Aquí más que incógnito estaríamos buscando privacidad, a pesar de la incomodidad.

También podemos englobar en esta búsqueda de privacidad la posibilidad de tener ciertas fotos y vídeos protegidos por contraseña, para que incluso alguien que logre desbloquear nuestro móvil se encuentre una segunda barrera para información más sensible.

Pero... ¿cómo se puede hacer esto? No hay una aplicación milagrosa en Google Play que lo haga todo, así que voy a dar mis recomendaciones personales. Es una combinación de aplicación y trucos que permiten tener un escenario como el descrito.

Applock, para proteger nuestras aplicaciones y ocultar fotos y vídeos

Applock

Applock es una aplicación gratuita que se puede encontrar en Google Play (pagando nos quitamos la publicidad) que permite dos funciones muy interesantes: por un lado tener una caja fuerte donde guardar fotos y vídeos protegidos por contraseña; por otro proteger la apertura de otras aplicaciones también por contraseña.

En realidad el mecanismo es el mismo, protege aplicaciones por contraseña (un PIN numérico). Applock está, es lógico, protegida, y podemos añadir esa protección a otras aplicaciones. Y además dentro de la aplicación podemos insertar fotos y vídeos.

Lo curioso es que Applock se puede ocultar nativamente del cajón de aplicaciones. ¿Cómo podemos entonces lanzar la aplicación? De una forma muy ingeniosa: abriendo la aplicación de llamar por teléfono, marcando almohadilla seguido de nuestro PIN y dando a la tecla de llamar.

Sin embargo esta aplicación no permite ocultar otras aplicaciones que no queramos que estén visibles. De hecho no hay una función nativa en Android que permita ocultar otras aplicaciones instaladas. Aquí hay que recurrir a trucos.

Nova Launcher, para ocultar nuestras aplicaciones protegidas

Nova

Nova Launcher, en su versión de pago (Prime) permite ocultar aplicaciones. Es muy fácil, basta con ir a la configuración de Nova, pulsar en Aplicaciones y bajo Grupos del cajón presionar Ocultar aplicaciones. Ahí seleccionaremos las aplicaciones que no queremos que aparezcan en el cajón.

¿Cómo podremos ejecutar una aplicación que no esté en cajón? Fácil, basta buscarlas en el buscador que hay en el cajón de aplicaciones (o con la aplicación del buscador Google, también se puede usar para buscar aplicaciones instaladas en el dispositivo). Si queremos tener un nivel mayor de privacidad lo normal es que estén también protegidas con Applock y si alguien descubre que la tenemos instalada le pedirá un PIN.

Se me ocurren aplicaciones interesantes de estos trucos usando además Parallel, una aplicación que permite duplicar el uso de aplicaciones como Facebook o WhatsApp. ¿Llevar una doble vida? Ahora es posible con un poco de habilidad.

Seguro que algún lector está pensando: "pues yo he visto una aplicación en Google Play que permite ocultar otras aplicaciones". Cierto, por ejemplo Hide App. Pero tiene dos pegas: la primera, necesita root; la segunda: lo que hacen este tipo de soluciones es deshabilitar las aplicaciones (y por tanto "desaparecen") y habilitarlas cuando queremos usarlas. Esto tiene otros efectos adicionales como por ejemplo que mientras no abramos la aplicación no se esté ejecutando en segundo plano (por ejemplo no recibamos mensajes en aplicaciones de mensajerías ocultas por este método).

No es una solución perfecta

Ante todo hay que tener en cuenta que lo contado con anterioridad no es una solución perfecta. Alguien moderadamente habilidoso puede ver, sin muchos problemas, que tenemos aplicaciones ocultas o que tenemos instalada Applock, aunque no logren acceder a los datos sensibles: en Ajustes -> Aplicaciones aparecen todas las aplicaciones instaladas.

Al final la mejor seguridad la proporciona el sistema Android: un dispositivo encriptado y una contraseña de desbloqueo potente es lo más seguro. Una vez que se accede al terminal desbloqueado es complicado superar un examen riguroso, pero esperamos que estos trucos os sean de utilidad.

Imagen | Uncalno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos