Controla tu móvil como si fueras un Jedi: sin tocarlo y sólo con la vista
Tutoriales

Controla tu móvil como si fueras un Jedi: sin tocarlo y sólo con la vista

Las funciones de accesibilidad de Android permiten controlar el móvil sin que lo toques. Para ello el sistema hace uso del reconocimiento facial para distinguir diferentes gestos en el rostro: vuelve al inicio subiendo las cejas, ejecuta tus apps favoritas abriendo la boca... Puedes personalizar esta práctica manera de utilizar el teléfono según tus gustos y/o necesidades.

Tu móvil Android permite su control aplicando los dedos sobre la pantalla, también puedes controlar todo lo que ocurre en el panel conectando un ratón al teléfono o con un mando de juegos (por el USB o mediante Bluetooth). Y hay otra manera de hacer uso de Android: con la mirada. Es una función que, aparte de eliminar barreras a usuarios con dificultades visuales, supone un extra que puedes utilizar en el día a día.

Accesibilidad con interruptores, el modo Jedi de tu Android

Control Android Gestos
Control completo del teléfono mediante reconocimiento facial

La función específica que habilita el control visual de todo el teléfono se encuentra algo escondida y con un nombre que, a priori, no deja entrever todo el espectro de posibilidades que ofrece. Bajo la denominación de "Accesibilidad con interruptores", los usuarios que sufran impedimentos en el control de su teléfono pueden utilizar un interruptor conectado a Android (cable o Bluetooth) o gestos faciales. Usaremos la segunda opción.

El control facial de Android está pensado para administrar todo el teléfono sin tocarlo. Es una herramienta de accesibilidad bárbara para quienes padecen ELA, por ejemplo. Y, en el caso de que requieras configurar el móvil para alguien que necesita una manera más accesible de usarlo, o desees probar tú el control visual para esos momentos en los que no puedas usar las manos (va muy bien mientras se cocina), la "Accesibilidad con interruptores" es justo lo que buscas.

La función de control visual se incluye dentro de la suite de accesibilidad de Android y está presente desde Android 6 en adelante. Para configurarla debes hacer lo siguiente:

  • Accede a los ajustes de tu Android y busca la sección de "Accesibilidad".
  • Entra en "Accesibilidad con interruptores" y actívalo.
  • Permite a Accesibilidad que pueda controlar el teléfono e inicia el proceso de configuración.
Control Android Gestos
  • Selecciona "Interruptor de la cámara" para utilizar el reconocimiento facial.
  • Elige dos interruptores para tener más opciones de personalización y acepta el permiso de acceso a cámara.
Control Android Gestos
  • Configura las distintas acciones según los gestos disponibles que más te interesen. Cada una de esas acciones te permiten controlar el teléfono: salto entre los menús con "Siguiente", "Aceptar" para elegir lo seleccionado y "Pausar" para detener el reconocimiento facial. Esta última acción es muy útil para esos momentos en los que quieras controlar tu Android del modo habitual.
Control Android Gestos

Cuando esté activa la "Accesibilidad con interruptores" gestionarás todo el teléfono con los gestos que hayas elegido. Y es tal que así: todo tu Android quedará accesible sin necesidad de utilizar ni las manos ni la voz. Puedes moverte de menú en menú con el gesto de siguiente, entrar en las opciones con el de aceptar y así con todo el control: la cámara reconocerá a la perfección lo que marque tu rostro.

Puedes añadir el "Acceso directo a Accesibilidad con interruptores" para tener un botón flotante en pantalla que te permita activar y desactivar el control por gestos faciales

El control por gestos faciales de Android es una herramienta de accesibilidad que permite utilizar los móviles a aquellas personas que sufren dificultades accediendo a la tecnología. Google ha sabido integrar la herramienta en la raíz de Android, la mantiene actualizada y funciona realmente bien gracias a todo el poder de reconocimiento facial que posee la empresa. Vale la pena conocer todo lo que incluyen las herramientas de accesibilidad: son útiles para una enorme variedad de situaciones.

Temas
Inicio