Aunque parezca mentira, puedes convertir ese móvil que no usas en un ordenador de sobremesa: así se hace
Tutoriales

Aunque parezca mentira, puedes convertir ese móvil que no usas en un ordenador de sobremesa: así se hace

¿Tienes un móvil Android olvidado en algún cajón y te gustaría darle una segunda vida? Puedes convertirlo en un Chromecast, transformar ese viejo teléfono en un altavoz inteligente, en una cámara de seguridad o, como te proponemos en este artículo, hacer que ese Android sin usar te sirva casi como ordenador. Salvando siempre las distancias y sin complicar el proceso demasiado.

Seguramente no te sorprenda saber que el móvil que utilizas habitualmente es un ordenador en pequeño, no en vano dispone de componentes similares, incluido el sistema operativo. Aunque claro, su interfaz no se comporta realmente como la de cualquier ordenador, ya que todo está adaptado al uso con los dedos desde una pantalla reducida. Pero ¿y si pudieras transformarlo en algo cercano a un PC? Veamos algunas maneras sencillas de lograrlo.

Android ya se comporta como un ordenador: conéctale un ratón y un teclado

Android Viejo Ordenador

La clave para utilizar un dispositivo como ordenador es que dicho aparato ofrezca una experiencia cercana a la que se obtiene con un PC, macOS o Linux, los tres sistemas de escritorio habituales. Y lo cierto es que Google ya incluye dicho uso en Android: basta con conectar al móvil un teclado y un ratón; ya sea con cable como a través del Bluetooth.

Tu móvil Android viejo dispone de un cursor en pantalla que se puede controlar con cualquier ratón de ordenador. A su vez, si le conectas un teclado ya no necesitarás el equivaliente táctil en pantalla: cada vez que vayas a escribir en el teléfono podrás hacerlo tecla por tecla, aporreando con tu teclado físico de toda la vida.

Por tanto, puedes hacer de tu móvil un ordenador básico con sólo estos pasos:

  • Conecta un ratón al teléfono. Lo ideal es que sea Bluetooth, así te ahorras tener un cable por el medio (y mantienes el puerto USB libre para cargar el móvil). Cualquier ratón Bluetooth vale para Android, incluso el Magic Mouse de Apple (damos fe).
  • Conecta un teclado físico. Igual que en el caso del ratón, cualquier teclado Bluetooth se empareja con Android para ofrecer escritura tecla por tecla en la pantalla. En última instancia, puedes usar el puerto del teléfono para el USB del teclado.

Con los dos periféricos conectados a tu Android viejo puedes controlar su interfaz igual que si manejaras un ordenador. Eso sí, dicha interfaz aún es de móvil, no de escritorio. Y la verías en pequeño, lo mejor es proyectarla en la televisión.

Con la pantalla del móvil proyectada en la televisión, y un teclado y ratón conectados a tu viejo Android, ya tienes el kit básico de ordenador. ¿Que quieres una interfaz puramente de escritorio para completar la experiencia? Hay maneras.

Computer Launcher

Android Viejo Ordenador
Computer Launcher en un Google Pixel 6

Android permite cambiar por completo su interfaz para convertir un móvil en casi cualquier dispositivo. ¿Que quieres simular un iPhone? Por qué no, hay maneras. Lo mismo ocurre con la apariencia de ordenador, hay un launcher o lanzador que simula ser Windows casi hasta el detalle: Computer Launcher.

Computer Launcher

Computer Launcher

Una vez instalada la aplicación en tu Android viejo, y tras haber configurado correctamente el ratón y el teclado en el teléfono, comprobarás que la experiencia es muy cercana a la que ofrece un PC. Y si proyectas la pantalla del smartphone en la tele dicha experiencia mejora en gran medida.

Con teclado y ratón conectados al móvil, y el propio móvil conectado a la tele, parecerá que uses un ordenador

No es que el launcher sustituya por completo un ordenador, pero sí que se acerca en gran medida. ¿Que no termina de satisfacerte? Hay marcas que ya incluyen un modo de escritorio entre sus entrañas; como es el caso de Samsung, Motorola o Huawei.

Samsung DeX

Samsung Dex
Samsung DeX en el Samsung Galaxy Note 10

Los móviles de mayor gama de Samsung incorporan el modo de escritorio Samsung DeX, un sistema que no sólo imita la experiencia de ordenador, también permite llevarte dicho ordenador a cualquier parte. DeX está presente desde los Samsung Galaxy S8 en adelante: todos los Galaxy S, los extintos Note y los plegables lo incluyen. Si tu móvil viejo se encuentra entre estos modelos puedes aprovecharlo.

Para usar Samsung DeX basta con que conectes el móvil a la tele o a un monitor externo aprovechando el USB C del teléfono (para los Samsung Galaxy más antiguos necesitarás el accesorio Samsung DeX). Cambia el canal de la tele a la entrada de vídeo adecuada y verás cómo mágicamente el móvil se convierte en un ordenador. Vale mucho la pena darle uso si cuentas con Samsung DeX.

Motorola Ready For

Igual que Samsung, Motorola también incluye un modo de escritorio en sus smartphones Android de mayor gama (la familia Motorola Edge más reciente y el Motorola Moto G100). Al conectar el teléfono a una pantalla externa, ya sea la tele como un monitor, el móvil Moto proyecta su panel adaptando la interfaz de smartphone a una de escritorio. Con un teclado y ratón la experiencia es similar a la que obtienes en un ordenador.

Modo de escritorio de Huawei

Modo Escritorio Huawei

Otra de las marcas que ha potenciado la experiencia de ordenador pura y dura desde el smartphone es Huawei. Con su modo de escritorio, al que se accede tras proyectar la pantalla en la tele (con cable o de forma inalámbrica), el panel adapta la interfaz al aspecto de un PC para permitir su uso sencillo con el teclado y el ratón. O sólo con el móvil, que la pantalla se convierte en un touchpad (igual que en Samsung DeX y Ready For).

Como es habitual, este modo de escritorio sólo se encuentra en los Huawei más caros, los P y Mate de cada año (también en los plegables). Si tu Android viejo pertenece a Huawei prueba a activarlo.

Temas
Inicio