Compartir
Publicidad
Samsung Galaxy J5 (2016), análisis: un móvil básico con aspiraciones premium
Análisis

Samsung Galaxy J5 (2016), análisis: un móvil básico con aspiraciones premium

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Android

Samsung es una de las marcas que ofrece un catálogo de smartphones Android más completo y variado. Normalmente son los gama alta los que se llevan toda la atención, pero las gamas media y de entrada son las principales responsables de que la firma surcoreana siga en el primer puesto de fabricantes de telefonía. Justo en este segmento se encuentra el terminal protagonista de este análisis: el Samsung Galaxy J5 2016.

La serie J de Samsung se caracteriza por apostar por componentes sencillos con algún toque premium como es el caso de las pantallas Super AMOLED o los toques metálicos en su diseño, todo a precios asequibles. El Samsung Galaxy J5 2016 se coloca en una posición intermedia dentro de la gama, te contamos todo lo que ofrece.

Samsung Galaxy J5 2016, especificaciones

Samsung Galaxy J5 2016

Hace unos años Samsung empezó a reorganizar su catálogo en series diferenciadas con letras y los Samsung Galaxy J se centran en la gama más básica. El Samsung Galaxy J5 2016 es la segunda generación de este dispositivo y trae algunas mejoras sobre la primera versión, aunque sigue manteniendo el mismo espíritu sencillo con cierto toque premium.

SAMSUNG GALAXY J5 2016

DIMENSIONES Y PESO

145.8 x 72.3 x 8.1 mm y 159 gr

PANTALLA

Super AMOLED de 5,2 pulgadas
Resolución HD 1.280 x 720 píxeles
282 ppp

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 410 quad-core a 1.2 Ghz
GPU Adreno 306

MEMORIA

16 GB + MicroSD hasta 256 GB

RAM

2 GB

SOFTWARE

Android 6.0.1 Marshmallow + Touchwiz UI

CÁMARAS

Trasera: 13 MP, lente f/1.9, AF, flash LED, vídeos FullHD
Frontal: 5 MP, lente f/1.9

CONECTIVIDAD

4G LTE, Dual SIM, WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1, GPS/Glonass, radio FM, NFC, minijack, MicroUSB

BATERÍA

3.100 mAh

PRECIO

228 euros

Como ya hemos adelantado, la presencia de la tecnología Super AMOLED es uno de los puntos clave de la serie J. En este caso, Samsung sube de las 5 pulgadas del primer modelo a 5,2 pulgadas aunque, eso sí, deja claro que estamos ante un equipo sencillo manteniendo la resolución HD.

Para las cámaras, Samsung ofrece un sensor trasero de 13 megapíxeles, mientras que la cámara delantera se queda en 5 megapíxeles, ambas cuentan con una lente de apertura f/1.9 y flash LED.

Si levantamos el capó nos encontramos con el mismo procesador: un Snapdragon 410 a 1,2 GHz. En cuanto a la memoria hablamos de 2 GB de memoria RAM y 16 GB de memoria interna ampliables con MicroSD.También hay espacio para una batería de 3.100 mAh y doble ranura SIM, ambas compatibles con LTE. Todo gobernado por Android 6.0.1 Marshmallow y la interfaz habitual de la marca: Samsung Touchwiz.

Diseño: la misma fórmula con un toque de metal

Samsung Galaxy J5 2016

Crear una imagen de marca reconocible es una asignatura que en Samsung tienen muy presente y siguen a pies juntillas su manual de diseño con todos los smartphones de su catálogo. Aunque hay variaciones de materiales o tamaño, no se calientan demasiado la cabeza y suelen respetar una serie de elementos clave que hacen que al primer vistazo sepamos que estamos ante un dispositivo Samsung, tanto si es un gama alta como, en este caso, un terminal más sencillo.

Sin sorpresas en el diseño. El Galaxy J5 2016 no se sale del guión y sigue a pies juntillas el manual de estilo de Samsung

El Samsung Galaxy J5 respeta la forma frontal que ya conocemos por prácticamente todo el catálogo reciente de la marca, con ese botón físico ocupando la parte inferior central, flanqueado a los lados por los botones capacitivos de recientes y retroceso.

En la parte superior de la pantalla se ha dejado espacio para el logotipo de Samsung, el auricular, el sensor de proximidad y la cámara delantera, que en este caso va acompañada por un flash LED.

Samsung Galaxy J5 2016

Si le damos la vuelta volvemos a tener un déjà vu. La cámara mantiene su habitual posición central con esa forma cuadrada de esquinas redondeadas y en este caso va acompañada de dos elementos, uno a cada lado; se trata del altavoz y el flash LED.

También respeta la ubicación de los botones físicos laterales, con la tecla de encendido/reposo a la derecha y los controles de volumen en el lado izquierdo. Destacar que todos ellos son fácilmente accesibles y ofrecen una buena pulsación.

Hablando de laterales, toca mencionar los materiales, que como decía son un aspecto a destacar dentro de este gama. Tradicionalmente los terminales de gama media y baja cuentan con diseños en plástico con la trasera extraíble, pero la moda premium también ha calado en las gamas básicas y este Galaxy J5 2016 lo hace con el perfil metálico que rodea el dispositivo.

El metal supone una mejora estética y no tanto de resistencia, ya que su carcasa sigue siendo de plástico y es extraíble, aunque le da un toque más elegante

La presencia del metal es más bien anecdótica ya que no aporta demasiado en cuanto a resistencia, pero sí es cierto que le da un toque elegante. Además su forma es ligeramente achaflanada y el agarre resulta cómodo, sin aristas que se claven en la mano. En este punto también cabe destacar que el dispositivo tiene un tamaño relativamente comedido y su peso de 159 gramos, sin ser lo más ligero del mercado, se siente equilibrado en la mano.

Samsung Galaxy J5 2016 Interior

La carcasa trasera tiene un acabado ligeramente metalizado en la versión dorada, aunque está realizada en plástico. Además esta pieza es extraíble y al quitarla nos permite acceder a la batería y las bandejas SIM y MicroSD. En este punto hay que destacar que, mientras la MicroSD se puede insertar o extraer sin problema, para cambiar de SIM es necesario extraer la batería.

En lo funcional, el diseño del Samsung Galaxy J5 2016 aprueba ya que resulta cómodo en el manejo diario, tanto en dimensiones y peso como en la disposición de los distintos botones. Sin embargo, si nos centramos en el apartado más visual deja una sensación de indiferencia.

La integración de un marco metálico es sin duda un punto a su favor que mejora mucho el diseño con respecto al modelo anterior, pero ese afán de apostar la misma fórmula resulta algo repetitivo; algo que por otro lado es comprensible en un dispositivo de gama básica en el que no se debe esperar demasiada innovación.

Pantalla: Super AMOLED como excusa

Samsung Galaxy J5 2016 17

Hasta no hace mucho, las pantallas Super AMOLED eran casi exclusivas de los modelos más avanzados de Samsung pero, como adelantábamos en la entrada, Samsung también está trayendo esta tecnología a equipos más sencillos como es el caso del Samsung Galaxy J5 2016.

Aunque sea una segunda generación, el Samsung Galaxy J5 2016 sigue siendo un móvil básico y su resolución HD se queda algo corta en un panel que mide 5,2 pulgadas en diagonal. Con todo, estamos hablando de una densidad de 282 ppp, una cifra que se traduce en una nitidez más que aceptable a simple vista. Además, el sistema Super AMOLED aporta más contraste con tonos negros muy profundos y un colorido que, aunque tiende a la saturación, potencia las imágenes consiguiendo un resultado más llamativo y definido.

El brillo en la pantalla del Samsung Galaxy J5 2016 es suficiente y además cuenta con el 'modo exterior' que eleva un poco el nivel máximo para esas situaciones en las que los reflejos del sol nos juegan alguna mala pasada.

La tecnología Super AMOLED potencia el contraste y la definición de este panel HD, pero pierde puntos al carecer de un sistema de brillo automático

Sin embargo, aquí hay que darle un tirón de orejas ya que el Galaxy J5 2016 no incluye sistema de brillo automático que regule la intensidad por nosotros. Además de que supone un engorro de cara al manejo diario ya que nos toca estar modificándolo constantemente, también es un problema de autonomía. Con el brillo automático el panel gasta la energía necesaria en cada situación, pero sin él es muy probable que lo subamos al máximo al salir a la calle y no lo regulemos enseguida, con el consiguiente aumento en el consumo.

Actualmente prácticamente cualquier móvil, por sencillo que sea, cuenta con un sensor de luz ambiente para ajustar el brillo de la pantalla. En este sentido, aunque la integración de la tecnología Super AMOLED sea un punto a su favor y lo acerque a equipos más avanzados, no es excusa que justifique la ausencia de un sistema de brillo automático.

Volviendo al tamaño, el panel mide 5,2 pulgadas en diagonal y resulta una superficie bastante amplia para que podamos ver el contenido con claridad y manejarnos por la interfaz con soltura. Sin embargo, aquí también hay que tener en cuenta la relación de tamaño con respecto al frontal y si este está bien aprovechado.

SAMSUNG GALAXY J5 2016

SAMSUNG GALAXY J5

ASUS ZENFONE 3 MAX

MEIZU M5

LG K10

PANTALLA

5,2 pulgadas
HD 1.280 x 720 píxeles
282 ppp

5 pulgadas
HD 1.280 x 720 píxeles
294 ppp

5,2 pulgadas
HD 1.280 x 720 píxeles
282 ppp

5,2 pulgadas
HD 1.280 x 720 píxeles
282 ppp

5,3 pulgadas
HD 1.280 x 720 píxeles
277 ppp

DIMENSIONES

145.8 x 72.3 x 8.1 mm

142.1 x 71.8 x 7.9 mm

149.5 x 73.7 x 8.6 mm

147.3 x 72.8 x 8.2 mm

146 x 74.8 x 8.8 mm

RATIO CUERPO/PANTALLA

70,7%

67,5%

67,7%

69,5%

70,9%

Como vemos en la tabla, el ratio cuerpo/pantalla en equipos con una configuración del mismo tipo está en un rango bastante similar, pero el Galaxy J5 2016 está entre los que mejor lo aprovechan con un 70,7%. Los marcos laterales no son demasiado anchos, consiguiendo que el tamaño total del dispositivo sea bastante ajustado.

Pero el detalle que más interesa es compararlo con el modelo anterior, que como decía antes cuenta con una pantalla de 5 pulgadas. Aquí se observa que, a pesar de haber aumentado en 0,2 pulgadas, el tamaño total apenas se ha visto afectado y la diferencia en altura y anchura es de tan sólo unas décimas de milímetro.

Rendimiento mejorable, autonomía mejorada

Samsung Galaxy J5 2016

Si echamos un vistazo al perfil técnico del Samsung Galaxy J5 2016, su configuración ya nos indica que estamos ante un dispositivo modesto que no está pensado para los usuarios más exigentes. De hecho, supone uno de los puntos más decepcionantes del dispositivo, no por su rendimiento, que está a la altura de lo esperado, si no porque monta un chip del año pasado que ya venía con el modelo de la anterior generación.

El culpable es el Snapdragon 410, un chip de cuatro núcleos con arquitectura Cortex A53 que funciona a 1,2 Ghz. Como decía está diseñado para equipos que, como el Galaxy J5 2016, se engloban en gamas inferiores, por este motivo no extraña que las pruebas benchmark arrojen cifras bajas que por ejemplo en el caso de AnTuTu lo sitúan en el puesto 37 del ranking.

SAMSUNG GALAXY J5 2016

ANTUTU

27.640

GEEKBENCH 4

Single-core: 516
Multi-core: 1.304
Compute: 735

VELLAMO

Internet Browser: 2.102
Metal: 989
Multicore: 1.097

PC MARK

Work 2.0: 2.905
Computer Vision: 1.660

3D MARK

Ice Storm Extreme: 2.619
Ice Storm Unlimited: 4.343

Pero lo que nos interesa es cómo se comporta en la práctica, y lo cierto es que aquí el procesador consigue salir airoso en las tareas del día a día, pero tampoco hay que esperar un rendimiento especialmente destacable. El chip resuelve los procesos cotidianos con soltura y no he notado fallos en la interfaz, aunque el lag hace acto de presencia en alguna que otra ocasión si le apretamos las tuercas.

Con respecto a la memoria RAM, Samsung sí que mejora este apartado subiendo de 1,5 a 2 GB, un cambio sutil pero necesario que le permite almacenar más procesos abiertos.

Bateria

Otro cambio a mejor con respecto al primer Samsung Galaxy J5 reside en la batería. El hecho de mantener el mismo procesador pero aumentar la capacidad de la batería de 2.600 a 3.100 mAh se traduce en un impacto positivo en la autonomía del terminal, que con un uso moderado llega a ofrecernos dos días completos de uso.

Si nos centramos en números más concretos, las pruebas realizadas arrojan un resultado de alrededor de cinco horas y media de pantalla, por lo que si eres de los que da al móvil un uso más intensivo, lo más probable es que acabes por visitar el enchufe casi a diario. Eso sí, no cuenta con sistema de carga rápida.

Sin sorpresas en el software

Samsung Galaxy J5 2016

Igual que hemos visto en el apartado del diseño, Samsung también apuesta por la misma fórmula en el software con Touchwiz, la capa visual que Samsung viene integrando desde tiempos casi inmemoriales en smartphones y tablets.

La verdad es que últimamente Touchwiz ha sufrido cambios a mejor. Ahora la interfaz ya no es tan intrusiva y, sobre todo, no viene tan cargada de bloatware, algo que sin duda se nota en la fluidez del sistema -aunque aquí también hay que dar parte del mérito a Android 6.0-. Con todo, si eres amante de la experiencia que ofrece 'Android puro', en el Samsung Galaxy J5 2016 encontrarás muchos aspectos a mejorar.

Touchwiz ha mejorado y ya no es una interfaz tan intrusiva, pero su presencia es evidente a lo largo y ancho del sistema

A pesar de haberse aligerado, Touchwiz hace su presencia patente en apartados como el desplegable de notificaciones con esos iconos redondos para los ajustes rápidos. El menú ajustes también es otro apartado que dista mucho de la propuesta original de Google. En TouchWiz está organizado en distintas categorías con más iconos redondos y distinto color, además de varios accesos directos a las áreas más usadas en la parte superior.

En cuanto a las funciones propias, Samsung incluye herramientas como Smart Manager, un gestor para tener un control sobre el uso de la batería, el almacenamiento, la RAM en uso y la seguridad mediante Samsung KNOX. También cuenta con el modo sencillo, la función de operación a una mano, Smart Alert y silencian rápido para poner el móvil en silencio al colocarlo bocabajo sobre la mesa.

Samsung también incluye varias opciones de personalización entre las que se encuentra la tienda de temas, donde hay posibilidad de descargar distintos diseños para la interfaz, tanto gratuitos como de pago.

Si nos fijamos en las apps preinstaladas de serie, como decía el bloatware no es tan excesivo, pero sigue presente. Entre ellas está S Health y las apps de la suite Office de Microsoft. Todas ellas, igual que los servicios de Google, se pueden deshabilitar pero no desinstalar. No nos olvidamos de la implementación del lector de noticias Flipboard, accesible deslizando la pantalla principal hacia la izquierda.

Cámara: resultados predecibles

Samsung Galaxy J5 2016

La falta de luz es el mal al que se enfrenta la práctica totalidad de cámaras en smartphones, sobre todo cuando nos movemos en líneas más básicas como es el caso del Samsung Galaxy J5 2016. En este sentido, aunque los resultados son mejorables como veremos a continuación, estamos ante una cámara a la altura de las expectativas.

Antes de nada conviene recordar que el sensor principal ofrece una resolución de 13 megapíxeles y va montado bajo una lente bastante luminosa con apertura f/1.9. Destacar también que no cuenta con ningún tipo de sistema de estabilización y el sensor delantero ofrece 5 megapíxeles de resolución. Las dos cámaras tienen flash LED.

Camara J5

Como ya es habitual en cualquier cámara en general, y las de los smartphones en particular, la luz es clave para conseguir buenos resultados, pero no vale cualquier tipo de luz. La imagen superior fue tomada en las primeras horas de la mañana en las que la luz del sol es más dura y ofrece un contraste más alto.

Al ampliar el detalle de la imagen vemos que consigue resolver bastante bien las áreas en primer plano. Sin embargo al ampliar el fondo la definición se pierde de forma bastante notable. Con todo, son detalles que se aprecian al ampliar al máximo y no se notan a simple vista.

Otro aspecto criticable que se desprende de esta imagen es que el rango dinámico del sensor es bastante limitado. Las áreas de sombra más marcadas aparecen casi negras mientras que la pared iluminada del fondo ha quedado quemada.

Pruebas cámara Samsung Galaxy J5 2016

En el ejemplo sobre estas líneas también se aprecian las limitaciones de rango dinámico de las que hablábamos. Para poder obtener una medición correcta en el camión y toda la zona de los edificios hay que sacrificar el cielo, que aparece completamente quemado. Además, al ampliar se aprecia claramente ruido y pérdida de definición, en parte por ese contraluz tan marcado. En escenas de este tipo vendría bien un modo HDR, pero la app de la cámara no ofrece esta opción de serie.

Pruebas cámara Samsung Galaxy J5 2016

Lo que sí incluye la app de la cámara es el modo ráfaga con el que capturar sujetos en movimiento, pero de nuevo la luz es clave. La imagen superior se tomó en un día nublado y, aunque la cámara consigue congelar las palomas, seguimos viendo zonas borrosas en las alas y en general falta algo más de definición. A pesar de ser mejorable, el resultado es bastante bueno teniendo en cuenta las características de la cámara.

Pruebas cámara Samsung Galaxy J5 2016

Pero vamos a lo más difícil: las escenas nocturnas. Si planeas hacer fotos de noche, debes saber que el Samsung Galaxy J5 te ofrecerá un resultado más bien justo, además de que necesitarás pulso para que la imagen salga lo más nítida posible.

El balance de blancos tiene dificultades con la dominante amarillenta de las farolas y el ruido es apreciable a simple vista. Evidentemente, si ampliamos la cosa empeora, revelando áreas empastadas y un efecto granulado muy tosco. De nuevo, resultados muy mejorables que no nos cogen por sorpresa.

Samsung Galaxy J5 App Camara

Si conoces Touchwiz no te costará familiarizarte con la app de la cámara. Samsung incluye varios modos de disparo que en este caso son el automático, el moro Pro donde se puede ajustar parámetros como el balance de blancos, la sensibilidad ISO o la exposición, panorámica, ráfaga, modo belleza, Sound & shot y deportes.

En la barra lateral izquierda hay acceso a distintos efectos a tiempo real, así como el temporizador, el control de flash, la resolución y formato y el menú de configuración. Dentro de este apartado se pueden ajustar parámetros como la cuadrícula, la geolocalización o la calidad del vídeo.

Hablando de calidad del vídeo. El Samsung Galaxy J5 2016 graba vídeos FullHD con resultados que dependerán de las condiciones de luz. Además como decía no lleva estabilizador, por lo que afina el pulso al máximo antes de pulsar en grabar. En cuanto a la cámara delantera tenemos un sensor de 5 megapíxeles con enfoque fijo, por lo que tampoco se le pueden pedir maravillas, pero cumple con su objetivo, que es hacer selfies.

Samsung Galaxy J5 2016: la opinión de Xataka Android

Samsung Galaxy J5 2016

Decía al principio que Samsung lidera el mercado móvil, y no sólo gracias a equipos de la talla del Samsung Galaxy S7, si no gracias a propuestas como el Samsung Galaxy J5 2016, uno de los muchos móviles que forma su línea de entrada.

Quien va a por un equipo de este tipo quiere las prestaciones necesarias en un móvil a precio asequible. Nada de alardes en diseño, el procesador más potente o la cámara más puntera. El Samsung Galaxy J5 2016 no aspira a ser el el mejor del escaparate, su deber es destacar entre terminales de su mismo rango de precio. ¿Lo consigue? Veamos.

Samsung aporta un valor añadido en puntos como su diseño, donde han pulido las formas y añadido un marco de metal. También hay un claro intento por sacar pecho en la integración de la pantalla Super AMOLED o su cámara, en la que encontramos una lente f/1.9. Sin embargo, estos intentos, aunque interesantes, se quedan un poco a medias debido a otras carencias.

El Samsung Galaxy J5 2016 quiere destacar entre su competencia con argumentos como la pantalla Super AMOLED o el diseño con marco metálico, pero arrastra carencias que le restan fuerza

Podemos pasar por alto la resolución HD, pero la falta de brillo automático es algo que sencillamente no encaja en pleno 2016. Tampoco convence que hayan mantenido el procesador del año pasado cuando tenían el nuevo Snapdragon 430 ya disponible desde hacía meses.

No hace falta irse muy lejos para encontrar opciones más avanzadas por el mismo precio como es el caso del Moto G4 de Lenovo o el Huawei P8 Lite. Y todavía palidece más si nos aventuramos a compararlo con propuestas que llegan desde China.

En general, el Samsung Galaxy J5 2016 ofrece una buena experiencia de uso y satisfará al usuario que busca un equipo solvente a precio asequible, pero falla en su intento de despuntar entre la competencia.

7.3

Diseño:7.5
Pantalla:7.5
Rendimiento:7.5
Software:7.5
Cámaras:6
Autonomía:8

A favor

  • Pantalla Super AMOLED
  • Diseño cómodo con marco de metal
  • Buena autonomía

En contra

  • La pantalla no tiene brillo automático
  • El procesador no se ha renovado
  • Cámara mejorable

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por MaxMovil. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio