Compartir
Publicidad
Aplicaciones con las que flipaste en su día: AfterFocus
Aplicaciones Android

Aplicaciones con las que flipaste en su día: AfterFocus

Publicidad
Publicidad

Abrimos de nuevo el baúl de los recuerdos para rescatar del olvido viejos aplicaciones que destacaron hace años y han caído un poco en el olvido desde entonces. Hoy hablaremos de AfterFocus, una aplicación para crear el efecto de desenfoque que tan de moda se ha puesto por medio del modo retrato.

Aunque editores de fotos en Android ha habido desde siempre, AfterFocus fue de los primeros en crear efecto de desenfoque creíble y de calidad, sin demasiado esfuerzo. La aplicación tuvo su momento de máxima gloria hace un lustro, pero desde entonces no se le oye mucho, ¿qué ha sido de AfterFocus?

¿Qué tenía de especial?

La mejor forma de explicar lo que tenía de especial AfterFocus es con un ejemplo. Lo tienes en la siguiente imagen (usa el deslizador para alternar entre la foto original y la modificación). El resultado es bastante resultón, teniendo en cuenta que solo han hecho falta un par de minutos y unos cuantos garabatos.

La esencia de AfterFocus es que partiendo de una foto normal, sin necesidad de cámaras dobles, inventos o inteligencia artificial, podías crear una foto con un degradado con bokeh. Además, de cualquier cosa y con control total del resultado, no como los sistemas basados en inteligencia artificial, que con frecuencia usan reconocimiento facial.

Proceso Para elegir qué es fondo y qué no, debes pintar encima

Lo mejor es que para determinar qué forma parte del primer plano y qué es el fondo, podías pintar encima sin mucha precisión. Es el denominado modo automático, en el que tú solo necesitas hacer garabatos aproximados y el sistema hace los ajustes por ti. Con un poco de maña y usando el zoom, puedes conseguir resultados muy vistosos en muy poco tiempo.

¿Qué ha sido de AfterFocus?

AfterFocus prometía ya la primera vez que te hablamos de él aquí, en 2012, así que lo normal sería pensar que su futuro solo nos podía deparar cosas buenas. Pues la verdad es que no muchas. La aplicación no se actualiza en Google Play desde 2016, aunque por suerte sigue funcionando perfectamente en móviles modernos hoy en día y ni siquiera se nota que su interfaz esté demasiado desfasada.

Al igual que antaño, está disponible en dos versiones. After Focus, la versión gratuita con publicidad y algunas limitaciones y After Focus Pro, sin limitaciones pero con un precio de 1,5 euros. La aplicación definitivamente vale lo que cuesta, aunque teniendo en cuenta que no se actualiza desde hace años, yo me lo pensaría antes de comprarla.

Es como si a sus desarrolladores se los hubiera tragado la tierra

MotionOne, sus creadores, siguen teniendo únicamente tres aplicaciones en Google Play, así que esa dejadez por AfterFocus no parece motivada porque se hayan centrado en otra aplicación. Su página web está en cierto modo abandonada desde 2016, y ninguna de sus cuentas redes sociales tienen contenido desde hace años. Es como si de la noche a la mañana se hubieran desvanecido los desarrolladores de AfterFocus.

Motionone En 2016 desaparece todo rastro de los desarrolladores de AfterFocus

Sin rastro de los desarrolladores ni ninguna pista de por qué han abandonado aplicaciones con más de 10 millones de descargas y puntuaciones positivas, en la actualidad AfterFocus está en el limbo. Por el momento funciona sin problemas, pero es inevitable que antes o después falle con nuevas versiones de Android.

¿Sigue teniendo sentido hoy en día?

Obviamente, las fotos con modo retrato y bokeh están quizá más de moda hoy en día de lo que lo estaban "en la época de AFter Focus", así que en cuanto a funcionalidad no hay duda de que sigue teniendo sentido.

La tecnología es más automática hoy en día, pero AfterFocus sigue teniendo sentido hoy en día

Sí que es cierto que la tecnología para estos retratos es hoy en día mucho más automática gracias a los avances en machine learning y computer vision aplicados a edición de fotos. Los móviles y apps no necesitan ya tanto que tú pintes lo que es fondo y lo que no, sino que lo pueden deducir a partir de sus propios cálculos.

No obstante, siempre hay terreno para la edición manual. Incluso Google Fotos te permite una edición manual mínima ajustando el efecto de desenfoque y Color Pop, y la posibilidad de elegir con precisión qué se desenfoca y qué no es algo que da mucho juego para darle un toque distinto a las fotos.

Snapseed Con Snapseed puedes hacer un desenfoque similar fácilmente, pero no es lo mismo

Hay ahí fuera aplicaciones de edición y retoque muy bien equipadas, algunas de ellas con efectos de desenfoque o la posibilidad de recortar manualmente, pero ninguna hace ambas cosas a la vez de forma tan sencilla como AfterFocus.

A falta de alternativas, es una pena que AfterFocus haya sido abandonada a su suerte, aunque por ahora nos queda el consuelo de que de momento la app sigue funcionando como si nada. Quién sabe, a lo mejor sus desarrolladores se despiertan de la hibernación un día de estos. Por si acaso, mejor espera sentado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio