Compartir
Publicidad

¿Por qué Telegram o Hangouts son mejores que WhatsApp en la web?

¿Por qué Telegram o Hangouts son mejores que WhatsApp en la web?
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y después de tanto tiempo esperándolo, WhatsApp Web ya está entre nosotros. A partir de ahora ya podemos utilizar la aplicación de mensajería líder sin tener que sacar el móvil del bolsillo. ¿Pero es esta webapp todo lo que esperábamos de la llegada de WhatsApp al escritorio? ¿Ha conseguido ponerse a la altura de sus competidores?

Lamentablemente parece que no, que WhatsApp Web ni ha terminado de convencer ni se acerca a lo que están ofreciendo otras aplicaciones como Telegram, su principal alternativa libre, ni el Hangouts con el que Google sigue queriendo hacerse un hueco en nuestros hábitos de mensajería. ¿Pero cuales son las grandes diferencias entre estos tres servicios?

Multiplataforma

El principal atractivo que debería tener cualquier cliente web es el de poder ser utilizado por usuarios de cualquier plataforma, algo que WhatsApp no ha conseguido. Para empezar, su aplicación web sólo puede ser utilizada en el navegador Chrome, pero eso no es lo peor, ya que los usuarios de iOS tampoco podrán beneficiarse de él por no ser compatible con la manera en la que su sistema operativo móvil maneja las aplicaciones en segundo plano.

En este aspecto, Telegram le deja en evidencia gracias a su completo repertorio de clientes nativos para Windows, OS X y GNU/Linux, complementados a la perfección con un eficiente cliente web que puede ser utilizado en cualquier navegador sin perder funcionalidades por el camino.

Y puede que Google no sea el más indicado para hablar de aplicaciones multiplataforma, sobre todo por la manera en la que sigue ninguneando a plataformas como Windows Phone, pero por lo menos en el caso de Hangouts han conseguido que su aplicación web pueda ser utilizada desde cualquier navegador sin ningún tipo de problema ni restricción.

Funciones

Pero si no todos los usuarios pueden acceder al cliente web, qué menos que los que lo hagan puedan utilizar todas las funcionalidades de la aplicación. Pues no, WhatsApp Web se vuelve a quedar corto en este aspecto, y lo único que pueden hacer sus usuarios es enviar y recibir mensajes de texto, de voz e imágenes.

Ni rastro de otras opciones como las de compartir archivos, gestionar grupos, bloquear usuarios y eliminar o archivar conversaciones. Y vamos, ni se te ocurra preguntar por la posibilidad de editar tu perfil o tus estados, o la de añadir nuevos contactos. Bastante es que te deja habilitar las notificaciones en el escritorio.

Ahí tenemos el ejemplo de Hangouts, que sin ser una aplicación con cientos de funcionalidades por lo menos se ha asegurado de que en su versión web se pueda hacer prácticamente lo mismo que en la aplicación para smartphones, salvo quizá alguna excepción como la de compartir la ubicación o sacar una foto con la cámara.

Y qué decir de Telegram, que una vez más vuelve a demostrar estar muy por encima de sus oponentes con un cliente web que permite realizar todas las funciones que tiene su aplicación para móviles, que no son pocas. Crear grupos, añadir contactos, adjuntar documentos o editar nuestro perfil, vamos, todo aquello que cualquier usuario de WhatsApp hubiera esperado de su aplicación web.


Dependencia del móvil

Otra de las cosas que cualquier cliente de mensajería instantánea debería permitirnos es poder utilizarlo independientemente de que tengamos el móvil a nuestro lado o no, que es uno de los requisitos para poder utilizar WhatsApp Web. ¿Qué pasa si se nos pierde o avería? ¿Ni siquiera podemos utilizar la aplicación web para preguntarle a un amigo si lo hemos dejado en su casa, o para avisar a nuestra preocupada madre de que no vamos a poder contestar sus llamadas?

Es verdad que en estos tiempos casi todo el mundo lleva siempre su smartphone pegado a las posaderas, pero eso no le ha servido de excusa al resto para no ser capaces de ofrecer un servicio independiente de nuestro teléfono móvil. Como mucho, en el caso de Telegram, nos pedirán para empezar a utilizarlo una contraseña que te mandarán vía SMS, pero nada más después de eso.

¿Una cuestión de tiempo?

Cierto, la aplicación de WhatsApp Web acaba de salir y es muy posible que con el tiempo empiece a mejorar recibiendo algunas de las muchas funciones que le faltan, o permitiendo que pueda ser utilizado en otros navegadores. Pero el hecho es que hubiera cabido esperar más de una aplicación utilizada por millones de usuarios cada día.

Y si no es así tampoco importará demasiado, después de todo WhatsApp ha logrado mantener su liderazgo durante años sin necesidad de un cliente web, por lo que no parece probable que ahora que lo tienen, por muy incompleto que este sea, la gente que sigue utilizándolo vaya a empezar a buscar otras alternativas.

En Xataka Android | WhatsApp es accesible desde la web pero sigue sin ser un servicio en la nube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio