La guerra entre Google y Sonos se recrudece y ahora hasta la carga inalámbrica es un problema

La guerra entre Google y Sonos se recrudece y ahora hasta la carga inalámbrica es un problema
Sin comentarios

Sonos lleva suficientes años en el mundo del audio como para poseer suficientes patentes que le permitan proteger a sus propios productos, y precisamente una de estas patentes fue la que provocó la guerra que actualmente mantiene contra Google. Una guerra que, al menos públicamente, iniciaron desde Sonos a raíz del funcionamiento de los Google Home.

Sonos ganó el primer combate y eso obligó a Google a cambiar la forma en que se conectan sus Google Home entre sí. Pero Google ahora ha iniciado un contraataque y ha presentado una demanda contra Sonos por infracción de, ni más ni menos, siete patentes. Y una de ellas tiene que ver con el sistema de carga inalámbrica de los altavoces Sonos Roam.

Episodio 5: Google contraataca

Como hemos dicho, Sonos demandó a Google por infracción de una de sus patentes a raíz del sistema que empleaban los Google Home para conectarse entre sí y coordinarse en equipos de múltiples dispositivos. La compañía ganó la disputa y eso obligó a Google a idear un nuevo sistema, ya desplegado, que no impidió que empeorase la experiencia de uso de los altavoces de la división Nest.

Ahora es Google el que toma la iniciativa y ha confirmado a The Verge que ha presentado dos demandas contra Sonos. Google afirma que Sonos está infringiendo siete de sus patentes con sus altavoces inteligentes. Patentes que se infringen tanto en la forma de detectar la voz en presencia de grupos de altavoces como en lo que respecta a la carga rápida de sus Sonos Roam.

Las patentes que relacionadas con la detección de voz tienen que ver con el sistema que emplea Sonos para detectar la palabra clave o palabra de activación cuando hay un sistema de altavoces. En ese caso, el sistema detecta la palabra clave y debe decidir cuál de los altavoces conectados es el encargado de cumplir la petición del usuario. Google afirma que el sistema infringe varias de sus patentes.

Resulta curioso que dos compañías que mantenían aparentemente buenas relaciones como Google y Sonos, y la última ha apoyado la expansión de Google Assistant desde sus orígenes, estén ahora enzarzadas en estas demandas y contra demandas en los tribunales. "Sonos comenzó una campaña agresiva y engañosa contra nuestros productos, a expensas de nuestros clientes compartidos", afirman desde una Google que ahora está llevando a cabo su particular revancha.

Vía | The Verge

Temas
Inicio
Inicio