Compartir
Publicidad

¿Cambio de rumbo de Android One?

¿Cambio de rumbo de Android One?
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer se filtró una noticia muy importante sobre Android que puede cambiar completamente el panorama del sistema operativo en los próximos tiempos. La compañía española bq está a punto de lanzar un terminal con Android One en España. De momento sólo son rumores pero tiene pinta de que se van a confirmar.

El motivo de la importancia de esta noticia es que damos un paso más en la capacidad de tener móviles asequibles pero actualizados en nuestras manos. Cada vez hay más marcas de terminales Android y normalmente la gama baja (incluso la media) no recibe mucha atención por parte de los fabricantes, los terminales quedan rápidamente desactualizados en software.

El gran peligro lo hemos visto este verano: los fallos de seguridad pueden ser muy críticos, máxime cuando usamos los móviles para cosas tan críticas como acceder a nuestro banco o (en un futuro no muy lejano) realizar pagos. Con Android One los terminales no se quedan desfasados.

El objetivo inicial de Android One: países en desarrollo

Cuando Google presentó Android One en mayo del año pasado fue muy sonado. La idea detrás de este programa es que los fabricantes se encargaran del hardware y Google de mantener el sistema operativo actualizado. Era como tener un Nexus sólo que con los propios fabricantes controlando la distribución.

El objetivo de Google eran los países emergentes, ya que con Android One los fabricantes se podían centrar en el hardware y abaratar costes. Cuando se presentaron los primeros terminales Android One se confirmó que eran para países emergentes, y con el tiempo han ido apareciendo nuevos fabricantes pero siempre en países en desarrollo como India, Indonesia, Filipinas, algunos países de Asia del Sur y el caso más cercano de Turquía.

Bq es una empresa muy importante en España. Después de Samsung es la que más terminales vende

Sin embargo la idea es buena también para los países desarrollados. No podemos negar que hay una competencia muy fuerte en terminales de gama media y baja en algunos países desarrollados, como en España. Y el ritmo de actualizaciones de estos terminales es bastante pobre. La gama alta sigue en los mismos precios que hace unos años pero ahora podemos encontrar terminales muy punteros a precios de gama media y terminales con especificaciones de gama media a precios de gama baja. Las fronteras son ahora muy difusas y esto es porque hay mucha presión en los precios.

España es un país peculiar. Tenemos una penetración de smartphones muy alta, de las más altas de la Unión Europea. Somos, además, un país desarrollado (los chistes sobre que Android One llega a España porque somos un país en desarrollo es eso, un chiste; nuestro PIB per cápita es diez veces el de la India y sólo un 25% más bajo que el de Alemania). Pero vivimos una crisis muy importante que hace que los gama media y baja triunfen mucho.

Google no puede permitirse que la mayoría de sus usuarios sigan en versiones antiguas de Android en un país con tanta cuota de mercado de Android. Primero por los problemas de seguridad que podrían afectar a la imagen de la plataforma. Y segundo porque no llegan las novedades a tiempo a los usuarios y alguna de estas novedades podría estar enlazada a los ingresos de la compañía. Y aquí es donde entra bq.

España, la puerta de entrada de Android One al mundo desarrollado

Aquaris M5 5

Bq es una empresa muy importante en España. Después de Samsung es la que más terminales vende (con muchos menos medios que el gigante coreano) Después de Samsung y Huawei es la que más terminales vende (con muchos menos medios) y es una empresa que sabe adaptarse muy bien al mercado (ha hecho varios cambios en su línea de negocio y los ha hecho en el momento justo, pasando de ser una compañía que vendía libros electrónicos a tablets y ahora móviles). Y, aunque está intentando expandirse, sus ventas se concentran en España. Es el compañero perfecto para que Google experimente.

Si el experimento funciona todos ganamos. Primero, Google logra que los terminales Android en España estén más al día en cuanto a software. Bq se quita de encima un problema, mantener los terminales actualizados. Y los usuarios de bq, que apenas tenían personalizaciones Android, reciben una mejor experiencia por las actualizaciones más frecuentes y posiblemente menor precio.

Si esto funciona bien en un país desarrollado puede que por fin veamos a las grandes marcas acercarse a este programa para esos terminales que lanza y luego no cuida. Creo que todos los usuarios ganaríamos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos