Compartir
Publicidad
El regreso de Android One a BQ: de la gama de entrada al modelo más potente
Mercado

El regreso de Android One a BQ: de la gama de entrada al modelo más potente

Publicidad
Publicidad

bq fue el primer fabricante en ofrecer Android One fuera de los mercados emergentes y el primero que llegó a España junto al proyecto de Google. Fue a finales de 2015 con el bq Aquaris A4.5 y pese a que el dispositivo ofrecía muy buenas sensaciones no terminó de cuajar como muchos esperábamos.

Todo iba bastante bien hasta que comprobamos de primera mano como el móvil con Android One que supuestamente iba a ser de los primeros en recibir las actualizaciones, no recibió Android Nougat hasta casi un año más tarde. Es decir, a nivel de actualizaciones no hubo grandes cambios entre Android One y los dispositivos estándar. ¿Qué sentido tenía entonces promocionar Android One? Sobre todo teniendo en cuenta que bq ya ofrece un software bastante cercano a Android puro en sus terminales.

Android One y el boom de los móviles con Android puro

Android One

Hoy se han presentado los nuevos bq Aquaris X2 y Aquaris X2 Pro y entre sus novedades está la vuelta de Android One al catálogo del fabricante español. Pero esta vez es diferente. No estamos ante un gama de entrada como era aquel Aquaris A4.5, ya que ahora mismo Android One llega directo al podio. De hecho, el propio concepto de Android One ha cambiado.

Si lo comparamos con el resto de móviles Android One, este Aquaris X2 se sitúa al nivel del Nokia 7 Plus y por encima del Mi A1. Todas las miradas están puestas en realidad en su lucha con el Mi A2, del que habrá que ver con qué precio llega. Es interesante ver como ha habido un boom de móviles con Android puro y esta nueva fase de Android One es un capote de Google a aquellos fabricantes que apuesten decididamente por Android sin capa de personalización.

Cada vez más fabricantes están apostando sin rodeos por Android puro y una vez hecha esta elección unirse a Android One es el paso lógico.

Este cambio está promovido por varios aspectos. Por un lado la necesidad de actualizar, estar a la última a nivel de parches de seguridad y ofrecer a los usuarios las últimas versiones de Android. En el caso de Android One y los bq Aquaris X2, se ofrecen hasta tres años garantizados de parches de seguridad.

Por otro lado está el tema del rendimiento. Cuando la calidad/precio de los dispositivos es tan difícil de mejorar, un tema aparentemente tan sencillo como el software puede ser la diferencia entre que los usuarios percibamos el dispositivo con unos ojos u otros. Tener un software limpio como el de Android One ayuda a que el móvil tenga un buen rendimiento y aproveche al máximo las capacidades de sus componentes internos.

Qué aporta apostar por Android One

Aquaris X2

El caso de bq o Nokia no es tan radical como el de otros fabricantes, principalmente aquellos procedentes de China. Marcas como Xiaomi, Huawei tienen una estrategia muy marcada con una potentísima inversión en sus capas de personalización. MIUI o EMUI reciben casi todo el cariño del fabricante, pero después también tienen una alternativa completamente diferente en su apuesta por Android One. Con el Mi A1 ya vimos que pese a que MIUI ha mejorado mucho, una gran cantidad de usuarios apostó por el móvil gracias a su software.

Recientemente hemos conocido que Huawei también se unirá a Google con un dispositivo Android GO. Será un dispositivo interesante de mirar ya que la diferencia entre EMUI y Android puro es enorme.

Todavía muchos fabricantes mantienen sus capas de personalización, pero en Occidente tener además un dispositivo con Android One es una buena estrategia para convencer a distintos tipos de usuarios.

¿Qué ocurre entonces con Android One? Tenemos dos tipos de fabricantes. Aquellos que ya tienen un software muy limpio, donde el paso a Android One es casi natural, y aquellos que tienen una capa de personalización potente, pero que han decidido tener un par de modelos con Android One para ofrecer algo distinto y adaptarse al mercado occidental.

Otro detalle que fabricantes como bq han aprovechado para nombrar son las herramientas que ofrece Google. Desde el almacenamiento ilimitado de Google Fotos hasta el nuevo Google Lens que nos permite identificar objetos apuntando con la cámara. Una serie de herramientas que por el hecho de pertenecer a Android One pueden promocionar como propias.

El bq Aquaris A4.5 hoy en día sería un Android GO

Android Go

Si bq presentase hoy en día un modelo equivalente a aquel Aquaris A4.5 seguramente no sería un Android One. Ese espacio está enfocado a Android GO, un proyecto donde también tenemos Android 8.1 Oreo pero más enfocado al bajo consumo de memoria y no tanto a tener lo mejor de Android.

Google ha dividido el antiguo Android One en dos proyectos: por un lado Android Go y la gama de entrada y por otro un renovado Android One con mayores aspiraciones.

Android One ya no está enfocado a mercados emergentes. Ya no es un proyecto donde se intenta ofrecer la mejor calidad/precio. Ahora tenemos dos vías, por un lado Android GO donde verdaderamente el tema del precio sí es importante y por otro lado un Android One que si no llega a los buques insignia es porque ese espacio parece reservado para los Google Pixel.

En Xataka Móvil | BQ Aquaris X2 y X2 Pro en 5 claves: los nuevos bq se visten de metal, de pantallas 18:9 y traen cámara dual

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos