Publicidad

Los móviles Android en Turquía serán los siguientes en lanzarse sin apps de Google, según Reuters

Los móviles Android en Turquía serán los siguientes en lanzarse sin apps de Google, según Reuters
1 comentario

Cuando todavía no nos hemos acabado de recuperar de las repercusiones del veto a Huawei del gobierno estadounidense, nos encontramos con la posibilidad de encontrar un panorama similar pero que no afecta a una compañía tecnológica completa, sino a un país, Turquía.

Según informa Reuters, Google ha alertado a sus socios en Turquía de que no podrá seguir trabajando con ellos en nuevos dispositivos Android, después de que el organismo de competencia turco haya tachado de insuficientes los cambios en los contratos realizados por Google. Los dispositivos actuales y servicios de Google seguirán funcionando como hasta ahora, pero no se certificarán más modelos.

La batalla por poder elegir el motor de búsqueda

Buscador En Europa, Android te pedirá que elijas tu proveedor de búsqueda favorito

En septiembre de 2018 la autoridad de competencia turca multó con 93 millones de liras (14,2 millones de euros) por violar las leyes de competencia en sus ventas de software, a petición del buscador ruso Yandex. Google recibía el plazo de seis meses para realizar los cambios necesarios en los contratos y restaurar la competencia.

Google realizó cambios en los contratos, pero la junta de competencia de Turquía dictaminó el 7 de noviembre que que dichos cambios eran insuficientes y seguían sin permitir cambiar el motor de búsqueda predeterminado. Google recibía entonces una segunda multa del 0,05% de sus ingresos diarios hasta que se cumpliaran las demandas, con un periodo de apelación de 60 días.

A pesar de que son peticiones similares a las realizadas por la Unión Europea y que se materializará en un nuevo asistente para elegir el motor de búsqueda durante 2020, Google no ha dado su brazo a torcer en Turquía y dejará de otorgar certificaciones a nuevos modelos en el país. Es decir, no habrá nuevos modelos con las aplicaciones de Google o servicios preinstalados, al menos, de momento.

Esta decisión no afectará a los modelos ya en el mercado, cuyas aplicaciones y servicios seguirán funcionando como siempre, aunque hasta que no se resuelva la disputa no habrá nuevas certificaciones. Google ha pedido a sus socios que presionen al ministro de comercio y a la autoridad de competencia para pedir la reconsideración de la decisión.

Vía | The Verge

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios