Compartir
Publicidad
BQ Aquaris M5, análisis
Móviles Android

BQ Aquaris M5, análisis

Publicidad
Publicidad

Después de haberlo mostrado por primera vez en febrero antes del Mobile World Congress de Barcelona, a finales del pasado mes de junio la empresa española BQ presentó de manera definitiva los Aquaris M, su nueva gama de smartphones para este año en la que podemos encontrarnos dispositivos de gama media y baja con diferentes tamaños de pantalla.

Uno de los móviles más destacados de la familia es el que hoy analizamos, un Aquaris M5 de gama media con pantalla de cinco pulgadas que tiene armas suficientes como para intentar sobresalir entre la competencia con unas especificaciones muy equilibradas, y con un precio que aun sin ser rompedor lo mantiene al alcance de prácticamente todos los usuarios.

bq Aquaris M5, especificaciones técnicas

Dsc 0042

El Aquaris E5 del año pasado fue lanzado con procesadores MediaTek, aunque ya a finales de ese 2014 BQ mostró lo que nos deparaba el futuro lanzando una nueva versión 4G que, esta vez sí, daba el salto para abrazar a los procesadores Snapdragon de Qualcomm. El M5 ha seguido ese camino, y estas son sus especificaciones completas.

bq Aquaris M5, características técnicas
Dimensiones físicas 69,4 x 143 x 8,4 mm, 144 gramos
Pantalla LCD IPS 5 pulgadas
Brillo de 450 nits
Resolución Full FHD 1080x1920 píxeles (440ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 615
RAM 2 GB
Memoria 16 GB (ampliable hasta 64GB)
Versión software Android 5.0 Lollipop con MiFavor 3.0 UI
Conectividad 4G LTE, NFC, Bluetooth 4.0, Wi‑Fi 802.11 b/g/n, micro-USB OTG
Cámaras Trasera Sony IMX214 con apertura ƒ/2,0 de 13 megapíxeles con flash dual.
Frontal de 5 megapíxeles con flash
Batería 3.120 mAh no extraíble
Precio El precio oficial es de 259,90 euros.

Después de echarle un vistazo a la tabla de especificaciones hay unas cuantas palabras que a uno se le vienen a la cabeza. La primera de ellas es el equilibrio, puesto que parece que los españoles han pensado en lo que puede necesitar un usuario medio y no ha querido ni excederse con ninguna de sus especificaciones, aunque tampoco han pecado de quedarse cortos.

De esta manera nos encontramos con una configuración de hardware que ya es un clásico en la gama media, con un procesador Snapdragon 615 de 64 bits que nos garantiza que seremos capaces de mover sin problema cualquier aplicación o juego, 2 GB de RAM que refuerzan su multifunción y 16 GB de almacenamiento que aunque pueden quedarse un poco cortos hoy en día, saben complementar al haber incluido una ranura para tarjetas microSD.

El sensor de la cámara es otro viejo conocido de las gamas medias, e incluso algunas de las superiores del año pasado. Se trata del mismo IMX214 firmado por Sony que podemos encontrarnos en dispositivos como el OnePlus One, el Ascend Mate 7 o incluso uno de los que será sus grandes rivales en las tiendas, el ZTE Blade S6.

Por lo tanto parece que estamos ante un móvil que tiene todos los ingredientes necesarios para cumplir. Es verdad que no tiene ninguna característica que nos vaya a sorprender o que vaya a ayudarles a asomar la cabeza por encima de la competencia, pero por lo menos tampoco echaremos nada de menos en nuestro día a día.

Diseño personal y sin demasiados cambios

Dsc 0019

El año pasado BQ consiguió reinventarse en cuanto al aspecto de sus dispositivos, abandonando los diseños clónicos y consiguiendo que sus móviles se pudieran distinguir casi a primera vista, por lo menos si se los miraba desde atrás. Por lo tanto a nadie le extrañará que una vez han conseguido este plus de personalidad no estén dispuestos a abandonarlo a las primeras de cambio.

Personalmente el diseño de este dispositivo no me termina de convencer, pero es una apreciación puramente personal. Me parece bastante aburrido ver cómo los fabricantes invierten en un buen diseño un año y luego se conforman con repetirlo una y otra vez dispositivo a dispositivo. Aun así esto no sólo ayuda a mantener una imagen reconocible, sino que es algo de lo que están pecando muchos otros fabricantes, por lo que no creo sea algo que vaya a cambiar.

Dsc 0028

Pero aunque parezca prácticamente el mismo dispositivo sí que hay unos pequeños cambios mínimos en su diseño. El primero es que ese pequeño escalón de separación entre la pantalla y el resto del cuerpo del móvil ha cambiado de posición, de manera que ahora la aparente separación ha pasado de la parte delantera a la posterior dando la falsa apariencia de que tiene una tapa trasera. La colocación del doble flash también ha cambiado pasando a estar a la derecha de la cámara.

En cuanto a los laterales, el inferior no ha cambiado nada, pero la ranura de la tarjeta microSD se ha situado en el marco derecho dejando el superior sólo con la entrada para el jack de audio y el micrófono. En ese marco derecho también nos encontraremos con un botón de encendido que ahora está situado por debajo del de volumen, aunque ambos son perfectamente accesibles y manejables con nuestro dedo pulgar.

Por último, un aspecto que me gustaría remarcar es que me parece una buena decisión por parte de BQ el haberse desmarcado del sinsentido que está llevando a todos los fabricantes a intentar fabricar unos teléfonos lo más delgados posibles. Esta falta de complejos no sólo ayuda a que gracias a tener un mayor grosor el móvil se sujete mejor, sino también a que puedan incluir una batería decente que hace que el haber optado por una resolución Full HD no les penalice.

BQ Aquaris M5 ZTE Blade S6 Motorola Moto G 2014 Samsung Galaxy A5 Sony Xperia M4 Aqua
Dimensiones 143 x 69,4 x 8,4 mm 144 x 70,7 x 7,7 mm 141,5 x 70,7 x 11 mm 139,3 x 69,7 x 6,7 mm 145,5 x 72,6 x 7,3 mm
Peso 144 gramos 134 gramos 149 gramos 123 gramos 136 gramos
Tamaño de pantalla 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas

Una pantalla correcta para la gama media

Dsc 0032

Independientemente del uso que le vayamos a dar, la pantalla de nuestro teléfono móviles un aspecto clave para cualquier usuario. BQ ha ido sobre seguro equipando a su Aquaris M5 con una pantalla LCD IPS de 5 pulgadas con resolución Full HD y 440 ppp, todo ello acompañado con una tecnología Quantum Color+ destinada a potenciar el rango de colores.

En primer lugar y aun siendo consciente de que la familia Aquaris M tiene móviles con diferentes tamaños, he de decir que me gusta la apuesta por las cinco pulgadas, puesto por lo menos a mi me parece un tamaño lo suficientemente grande como para poder disfrutar de contenidos multimedia, pero que a la vez también es lo suficientemente reducido como para poder utilizar el móvil con una sola mano, algo cuya importancia parecen haber olvidado prácticamente todos los fabricantes.

La tecnología Quantum ayuda a que los colores de las imágenes sean fiables y aspectos como el contraste, la saturación o el brillo son más que correctos. La única pega que le he podido encontrar es que cuando salimos a la calle y le da el sol, la pantalla apenas se puede ver. Supongo que aquí a BQ le salva el mal de muchos, pero eso no quita que sea algo que deberían mejorar en un futuro.

Dsc 0036

A veces la clave para que un móvil resulte más cómodo de utilizar está en los pequeños detalles, y BQ ha querido implementar dos bastante interesantes, aunque con suertes diferentes. En primer lugar, la pantalla funciona perfectamente incluso cuando lo utilizamos con los dedos mojados nada más salir de la ducha, aunque no por eso se puede mojar.

El segundo detalle que BQ nos dijo que pretendía implementar era la posibilidad de poder utilizar el móvil llevando guantes. Lamentablemente a la hora de probarlo me he encontrado con que no es así, por lo menos con los dos o tres guantes de lana con los que lo he probado. Los únicos que parecen funcionar son esos guantes preparados para usarse con móviles, pero vamos, es lo mismo que se puede hacer con cualquier otro.

Por lo tanto y en resumen, podemos decir que la pantalla de este Aquaris M5 es todo lo que podemos esperar de la gama media: Por un lado funciona perfectamente en interiores, incluso con los dedos mojados, pero por otro cuando salimos al exterior en un día soleado nos tendremos que dejar los ojos si queremos poder ver algo.

Software: Apostando por Android puro

M5

El Aquaris M5 viene equipado con Android 5.0.2 Lollipop, y BQ vuelve a acertar de pleno ofreciéndonos una experiencia casi idéntica a Android puro al no sobrecargar el sistema operativo con pesadas capas de personalización que, en opinión de quien os escribe estas líneas, por lo general suelen acabar molestando más de lo que ayudan.

Pero eso no quiere decir que BQ no haya introducido cambios en Android para intentar mejorar la experiencia del usuario. Uno de los más curiosos y que más prácticos me han parecido ha sido el de tener la posibilidad de programar los encendidos y apagados del dispositivo. Esto se me antoja ideal para ahorrar batería por la noche asegurándonos de tener el móvil disponible y funcional para cuando nos despertemos.

Dsc 0044

También tendremos la posibilidad de configurar la doble pulsación para encender o apagar la pantalla, determinar el tiempo que se mantendrán iluminados los botones o programar hasta cuatro contactos de seguridad a los que podremos llamar y sin introducir ningún tipo de pin en caso de que tuviéramos una emergencia.

En cuanto al bloatware preinstalado en el dispositivo, me he llevado la grata sorpresa que salvo la amplísima colección de Google Apps, BQ apenas ha añadido aplicaciones. Tan sólo nos encontraremos las típicas core apps de mensajería, exploración de archivos o radio, a las que sólo han acompañado con una aplicación para el Dolby Audio y otra llamada BQ Plus.

La aplicación Dolby Audio está destinada a cambiar los perfiles de sonido del dispositivo, algo que teniendo en cuenta que los smartphones aun están lejos de ofrecer una perfecta calidad de audio no creo que vayamos a utilizar demasiado. En cuanto a BQ Plus, es una aplicación para administrar la garantía avanzada que el fabricante ofrece para sus smartphones.

Rendimiento y autonomía

Dsc 0027

Con el lanzamiento de la versión 4G del Aquaris E5 a finales del año pasado, BQ tomó la decisión de abandonar los procesadores firmados por MediaTek para empezar a utilizar los Snapdragon de la empresa norteamericana Qualcomm. Esta decisión la han vuelto a repetir este año con los Aquaris M5 y M5.5, aunque el modelo de gama inferior, el Aquaris M4.5, sigue apostando por los MediaTek.

Como resultado, tal y como podemos ver en los bancos de pruebas con los que hemos analizado este dispositivo, las puntuaciones han sido más que satisfactorias, consiguiendo colocarse como uno de los dispositivos de referencia en la gama media. De hecho, una de las cosas que más nos ha sorprendido es que a pesar de tener un hardware casi calcado, el Aquaris M5 le ha sacado bastante ventaja al Blade S6 de ZTE. Aunque eso sí, aun está un paso por detrás del Xperia M4 Aqua.

BQ Aquaris M5 ZTE Blade S6 Motorola Moto G 2014 Samsung Galaxy A5 Sony Xperia M4 Aqua
AnTuTu 5 32.613 27.198 18.249 21.581 34.948
GeekBench 3 2.556 2.086 1.705 1.460 2.551
Quadrant 20.207 19.780 9.232 12.241 21.609
Vellamo HTML5 2.350 2.295 1.515 1.633 1.754
Vellamo Metal 935 858 527 684 770

Aun así, apenas se le pueden sacar pegas al rendimiento de este dispositivo durante su uso diario. Abre cualquier aplicación sin problemas y ha sido capaz de mover con fluidez todos los juegos que le hemos instalado. Vamos, prácticamente lo mismo que se puede esperar de cualquier móvil de gama media que se precie hoy en día.

Pero para ser honestos, también tenemos que hacer referencia a un pequeño problema con el que nos hemos encontrado alguna vez, y se trata de algún que otro pequeño lageo que ha ralentizado las animaciones del sistema operativo, por ejemplo, cuando entramos en la vista de todas las aplicaciones en ejecución mientras estamos utilizando una de ellas.

Son apenas unos milisegundos de ralentización puntuales que no empañan el comportamiento general del móvil, y que de hecho los usuarios medios apenan podrán percibir pues se encuentran presente en casi cualquier dispositivo de la gama. Pero si eres un usuario acostumbrado a las gamas altas los notarás, y por poco que duren o se vean sabrás que están ahí.

Dsc 0038

Es verdad que la capacidad de la batería de este dispositivo supera los 3.000 mAh, pero la pantalla Full HD hace que nos tengamos que conformar con llegar sin problemas a un día entero de autonomía llegando a la noche con entre un 20 o 30% de batería sobrante. De hecho en nuestras pruebas hemos conseguido entre cuatro y cuatro horas y media de uso de pantalla con un uso moderado del terminal que se traduce en la utilización de redes sociales, fotografías, aplicaciones de consulta como la Wikipedia o IMDb, e incluso algún que otro juego.

Es verdad que esta autonomía es prácticamente la misma que podemos encontrarnos en casi cualquier otro dispositivo de gama media, pero precisamente por eso a uno le queda el ligero escozor de que tanto el rendimiento como la autonomía hubieran conseguido destacar de verdad si el fabricante español se hubiera conformado con apostar por una resolución de 720p.

Cámara de fotos

Dsc 0022

Aunque la calidad de sus cámaras de fotos sigue siendo una de las mayores asignaturas pendientes de la gama media, es innegable que en los últimos años hemos experimentado una evolución espectacular, y aun estando aun por detrás de las gamas superiores este BQ ya empieza a apuntar muy buenas maneras.

Parte de la culpa la tiene ese sensor IMX214 de Sony que hemos visto en tantos y tantos dispositivos, y que cumple a la perfección con los estándares de calidad de cualquier dispositivo de gama media que se precie. Aun así este sensor no es perfecto, y en el BQ seguiremos acusando muchos de los problemas que el IMX214 ha mostrado en muchos de los teléfonos que lo han equipado.

2560 3000

Esto quiere decir que incluso cuando estamos sacando fotos en exteriores y con mucha luz el rango dinámico sigue dando problemas, lo que hace que en fotos con grandes contrastes o cielos a la cámara le cueste captar los detalles. Esta pérdida de detalles será especialmente evidente cuando en las fotografías con mucha luz haya objetos en la sombra como los semáforos de la que está sobre esta línea, los cuales como podréis ver se quedan totalmente negros.

Aunque como podéis ver a continuación la diferencia entre fotos diurnas y nocturnas cada vez es menos abismal, sigue siendo en momentos con poca iluminación cuando más sufre la cámara. Es ahí donde aparecer el ruido excesivo, las fotografías borrosas y los detalles casi inexistentes. Quizá con algún que otro ajuste manual un usuario experto podría haber aprovechado algo mejor la cámara, pero como os contaremos al final la aplicación nativa es poco más que un apunta y dispara.

12

Al final de esta sección podréis ver una pequeña galería fotográfica, y en una de las capturas podremos ver cómo el macro es capaz de captar algunos detalles como las gotas en una botella helada, aunque hay que decir que no lo hace de manera demasiado efectiva, es como si no terminase de captar bien las texturas. Además si el objeto es una flor o algo que se esté moviendo podéis tardar una eternidad en que la cámara con macro enfoque.

Los selfies están más de moda que nunca, y BQ ha hecho un excelente trabajo equipando a su móvil con una cámara frontal de 5 megapíxeles que hará que nuestras caras se vean nítidas y con muy buena resolución. Aun así una vez más hay que repetir que no será lo mismo sacarnos una foto en la playa que en la discoteca, ya que cuanto menos luz tengamos peor saldrá la fotografía.

En cuanto al software de la cámara, este ha sido desarrollado íntegramente por BQ haciendo que la sencillez prime por encima de las opciones. Dirigida a un público general, la aplicación es un sencillo apunta y dispara en la que las únicas opciones que tendremos serán cambiar de la cámara trasera a la frontal, hacer zoom digital o cambiar de modo cámara al panorámica, vídeo o slow motion.

La opinión de Xataka Android

BQ ha hecho un excelente trabajo con su Aquaris M5, y se ha situado en una muy buena posición en la gama media de Android con una propuesta que cumplirá con creces con las exigencias de cualquier usuario medio que busque un teléfono equilibrado y sin excesos de hardware que hagan que el precio se dispare más de lo debido.

El diseño es el de siempre, el hardware puede con cualquier juego o aplicación que queramos probar, la cámara saca muy buenas fotos de día y no tan buenas de noche, y la batería nos alcanza sin problemas al día entero de uso. Vamos, que no se han arriesgado, pero por lo menos han hecho lo suficiente como para que no le falte de nada y puedan situarse como uno de los grandes protagonistas en una competidísima gama media.

7,6

Diseño7,5
Pantalla7,5
Rendimiento7,5
Cámara7,5
Software8,2
Autonomía7,5

A favor

  • Hardware equilibrado
  • Un día de batería sin problemas
  • Ranura microSD

En contra

  • Diseño demasiado continuista
  • Buen precio, aunque hay alternativas parecidas más baratas
  • La pantalla casi no se ve en exteriores cuando luce el sol

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de BQ. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

https://www.xatakandroid.com/moviles-android/zte-blade-s6-analisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio