Compartir
Publicidad
Publicidad
Del Kyocera Echo al ZTE Axon M: nueve formas de entender el concepto de pantalla doble en móviles
Móviles Android

Del Kyocera Echo al ZTE Axon M: nueve formas de entender el concepto de pantalla doble en móviles

Publicidad
Publicidad

Lo doble está de moda en el mundo móvil, pero aunque las cámaras se estén llevando todo el protagonismo, las pantallas también gozan de esta dualidad. Hoy mismo ZTE ha anunciado el nuevo ZTE Axon M, un móvil plegable que cuenta con dos paneles que, abiertos, se transforman en una superficie más amplia. Dicho de otro modo: un móvil que se convierte en tablet.

Sin embargo, la idea de las pantallas duales no es nueva de hoy, sino que lleva mucho tiempo desarrollándose. Las marcas han explorado las posibilidades que ofrece una doble pantalla y nos han ofrecido diversas soluciones que aprovechan esta idea, todas distintas. Recopilamos algunos de los móviles con pantalla dual que se han visto en los últimos años.

Samsung Continuum

Samsung Continuum

Empezamos viajando a 2010, año en el que Samsung presentó el Samsung Continuum, un smartphone que contaba con una pantalla principal Super AMOLED de 3,4 pulgadas, más una pequeña pantalla secundaria en la parte inferior con 1,8 pulgadas de diagonal y 480 x 96 píxeles de resolución.

La idea de esta segunda pantalla apodada Ticker era actuar como complemento de la primera para mostrar información de interés sin interferir en la interfaz principal. Por ejemplo ver notificaciones mientras jugamos, mostrar las indicaciones de Maps mientras vemos el mapa en la parte superior o controlar la reproducción multimedia. El terminal salía de serie con Android 2.1 Froyo y se actualizó a Android 2.2.

LG DoublePlay

LG Doubleplay

Un año después, la idea de las pantallas dobles seguía rondando las mesas de diseño de marcas de la talla de LG, que en 2011 lanzaba el LG DoublePlay, también conocido como LG Flip II. Se trata de un móvil con teclado físico deslizante que montaba una pantalla justo en el medio de las teclas. Si suena raro es porque lo es.

Cerrado, el LG DoublePlay contaba con un panel de 3,5 pulgadas y que, al abrirse, dejaba al descubierto un teclado completo con una pantalla secundaria de dos pulgadas en el centro. La pantalla mostraba iconos de acceso directo a distintas apps y permitía cosas como leer el correo mientras se escribe un mensaje. Aquí la multitarea era del propio usuario, porque al final era más una distracción que una utilidad.

Samsung Doubletime

Samsung Doubletime

La rivalidad en Corea del Sur es feroz y un mes más tarde Samsung anunciaba otro móvil de pantalla doble al que, en un alarde de originalidad, bautizaron Samsung Doubletime. Aquí también tenemos un teclado completo y dos pantallas, una por fuera y otra por dentro, pero en este caso el panel secundario no interfería en el teclado.

Sin embargo, en este caso no había diferencias entre sus dos pantallas, ni en lo técnico (3,2 pulgadas y 320 x 480 píxeles), ni tampoco en las funcionalidades. Ambas pantallas mostraban exactamente lo mismo, por lo que no tenía demasiado sentido contar con dos, hubiera sido mucho más lógico apostar por un diseño deslizante.

Kyocera Echo

Kyocera Echo

Antes incluso que los intentos de Samsung y LG, llegaba el Kyocera Echo, probablemente la que en su momento fue una de las propuestas más interesantes e innovadoras de toda la lista.

Estábamos en 2011 y Kyocera ya imaginó y creó un móvil de doble pantalla que se asemeja mucho a lo que ZTE ha anunciado hoy con el Axon M en cuanto a funciones. El terminal tenía un diseño plegable y contaba con dos paneles de 3,5 pulgadas separados por una bisagra. Esta configuración permitía abrir dos apps al mismo tiempo (eso sí, sólo de las siete nativas que integraba la marca), el modo optimizado para, por ejemplo, poder tener el teclado en la pantalla inferior mientras redactábamos un correo en la superior, o el modo tablet, con el que las dos pantallas se convertían en una de 4,7 pulgadas.

YotaPhone

Yotaphone 2

Los rusos de Yota sorprendieron en 2013 con una nueva manera de entender esta idea de doble pantalla con su YotaPhone, un móvil que contaba con una pantalla táctil a color en la parte delantera y otra de tinta electrónica en la trasera.

Con el panel secundario, el móvil se puede convertir en un lector de libros electrónicos o páginas web, todo consumiendo mucha menos batería que la pantalla delantera, además de que cansa menos la vista. La firma repitió la fórmula en 2014 con el YotaPhone 2 y recientemente conocimos los detalles del YotaPhone 3. Sin duda una interpretación muy original y con una utilidad práctica bastante prometedora.

Samsung Galaxy Note Edge

Samsung Galaxy Note edge

La idea de la pantalla secundaria volvió a la mesa de pruebas de Samsung en 2014, aunque de una forma bastante distinta con aquel Samsung Galaxy Note Edge que curvaba su pantalla hacia el lateral derecho. En este caso no tenemos dos pantallas, sino que es todo la misma, pero esa banda que envolvía el borde del terminal actuaba como un mini panel independiente donde podíamos ver notificaciones, noticias, el parte del tiempo y otra información de interés.

La firma siguió explorando esta idea y más tarde la aplicaron al Samsung Galaxy S6 edge con una pantalla que se curvaba hacia ambos laterales. Sin embargo, aquí las funciones estaban más limitadas y pasó a ser un añadido estético. Es verdad que deslizando desde uno de los lados podemos sacar los contactos favoritos o las apps más usadas, pero poco más. La fórmula cuajó y hoy en día es seña de identidad de los gama alta de Samsung, hasta el punto de que con los Galaxy S8 ya no tenemos opción de pantalla plana.

La serie LG V y el HTC U Ultra

Lg V20 pantalla secundaria

En 2015 se vio otra aplicación de ese concepto de pantalla secundaria con el LG V10. El terminal contaba con una pequeña banda adicional de 2,1 pulgadas sobre la pantalla principal, de 5,7 pulgadas, en la que se podían consultar notificaciones o configurar accesos directos, una solución que en cierto modo recuerda a la del Samsung Continuum que encabeza esta lista.

LG volvió a apostar por esta configuración con el LG V20 y hasta con el gama media LG X Screen, pero no la vimos con el LG V30 anunciado este mismo año.

Htc U Ultra pantalla secundaria

Un detalle curioso es que HTC también adoptó esta pantalla secundaria con el en el HTC U Ultra que anunciaron a principios de año, pero igual que LG, tampoco la replicaron con el HTC U11, su flagship para 2017. Queda claro que en este caso la idea no cuajó.

Meizu Pro 7

Meizu Pro 7

La firma china Meizu se hizo un hueco en esta lista este mismo año con la presentación del Meizu Pro 7, su buque insignia que monta una pantalla AMOLED de dos pulgadas en la parte trasera del chasis. En este caso también sirve como ventana para ver notificaciones cuando el móvil está bocabajo o controlar la reproducción musical, pero el Pro 7 va más allá.

Una de las funciones más destacadas es el modo selfie con la cámara trasera con el que podemos encuadrar mejor la imagen. Además, como la cámara trasera es doble y tiene modo desenfoque, podemos sacarnos selfies con efecto bokeh. Como ya vimos en el análisis a fondo, todavía está por pulir pero es una interesante propuesta que podría dar más de sí con algunas mejoras.

ZTE Axon M

zte axon m

Llegamos al terminal que ha inspirado esta recopilación. El ZTE Axon M es la nueva propuesta de la firma china en el terreno de las pantallas dobles, un concepto que parece estar inspirado en el Kyocera Echo del que hablábamos más arriba, pero con un diseño más pulido y características propias de un terminal de 2017.

ZTE apuesta por dos pantallas a color que se articulan mediante una bisagra, de forma que plegado tiene un tamaño más compacto y manejable, pero si lo desplegamos se acerca al tamaño de una mini tableta con pantalla de siete pulgadas. ZTE permite que se usen dos apps al mismo tiempo y de forma independiente en cada pantalla o ver una misma app como si fuera a pantalla completa con los dos paneles.

Bonus: Samsung Galaxy X

Samsung Galaxy X smartphone plegable

Cerramos con una apuesta de futuro que lleva mucho tiempo dando que hablar: el teléfono plegable de Samsung. La firma coreana lleva años trabajando con pantallas plegables y parece que 2018 por fin será el año en el que el primer dispositivo comercial vea la luz.

Su nombre sería Galaxy X y su principal característica será, cómo no, su diseño plegable. Pero en este caso no serán dos pantallas separadas por una bisagra, sino un mismo panel que se doblará por la mitad. Habrá que esperar para conocer más detalles.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos