Compartir
Publicidad
Publicidad
Huawei P9 Lite, análisis: modestia y potencia para exprimir todavía más el ADN de Huawei
Móviles Android

Huawei P9 Lite, análisis: modestia y potencia para exprimir todavía más el ADN de Huawei

Publicidad
Publicidad

El año pasado Huawei recogía las mieles del éxito con un P8 Lite bastante complicado de entender en su momento, con nomenclatura de gama alta "adelgazado" y prestaciones de gama media que conseguían rebajar su precio a costes atractivos manteniendo el diseño de sus hermanos más potentes. Teniendo en cuenta el nivel de ventas alcanzado, hoy es más sencillo entender su renovación, así que este Huawei P9 Lite que ahora analizamos está llamado a ser el superventas de Huawei para 2016.

Es cierto que en nuestros mercados todavía mantenemos un alto grado de reconocimiento a las grandes firmas del sector, que copan aquí las gamas altas no sólo gracias a su buen hacer a la hora de fabricar smartphones, sino también a un trabajo de márketing continuo.

Sin embargo, hemos de reconocer que en los últimos tiempos las novedades más importantes en el mercado de smartphones han llegado desde China, y aunque los fabricantes asiáticos no sean tan reconocidos aquí, es un hecho que sus cuotas de ventas no paran de crecer a pesar de una estrategia casi calcada en todos ellos que evita la gama alta y los dispositivos más punteros.

¿Y por qué crecen tanto entonces? Habrá muchos motivos, pero sin duda el más importante es la enorme superioridad mostrada desde China a la hora de crear smartphones de la mejor calidad a precios contenidos. Aquí es donde fabricantes como Huawei se mueven como pez en el agua, demostrando cada ejercicio que es sencillo superarse sin necesidad de alardes importantes.

Uno de los mejores ejemplos es este Huawei P9 Lite que hoy analizamos a fondo, un smartphone que, sin destacar en nada, tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los superventas de este curso 2016 gracias a un diseño heredado de sus hermanos más nobles y a una plataforma de hardware que Huawei no para de mejorar, sin que ello además repercuta en sus precios.

Xiaomi, Oppo, Huawei... son muchos los ejemplos que demuestran que el 'sambenito' de los fabricantes chinos es precisamente eso, un cuento chino
P1030336

Huawei es ya un gigante de la industria y como tal debemos reconocerle, sus metas son las más altas -ser número uno en Europa en 2020-, y lo cierto es que su camino es alentador si atendemos a sus números y a los de su marca spin-off, Honor, que también crece gracias a dispositivos de calidad a precios muy contenidos.

Sea como fuere y así de entrada, este terminal nos genera dudas teniendo en cuenta la propia mención a Honor, pues no sabemos dónde y cómo se posicionará respecto a los dispositivos de la segunda marca de Huawei. La línea que los separa será difícil de distinguir, y una actualización del exitoso Honor 7, buque insignia de Honor y uno de los smartphones con mejor relación calidad/precio del mercado en 2015, le dejará fuera de juego respecto a la primera de cambio.

Aún con todo, el Huawei P9 Lite es probablemente el teléfono más compensado que ha fabricado nunca Huawei, y esto es mucho decir si atendemos a que Huawei es una firma experta a la hora de realizar terminales compensados.

El fabricante chino sigue entendiendo mejor que nadie al mercado, aunque escuchar lo que piden los usuarios no quiere decir que vayan a perder las señas de identidad que le han traído el éxito. En este P9 Lite encontraremos toda la esencia de Huawei, con su marca intacta y orgullosa en una construcción fiel a sus líneas que guarda hardware de fabricación propia y todas las crecenciales necesarias para reinar de pleno derecho en la gama más competida del mercado Android.

Lo más difícil será distinguir a este Huawei P9 Lite de sus primos los Honor, aunque hablamos probablemente del smartphone mejor compensado que ha fabricado nunca Huawei, que ya es mucho decir de un fabricante experto en optimizar la relación calidad/precio

Un smartphone solvente y con todas sus especificaciones bien compensadas

Como suele ser habitual en nuestros análisis a fondo, os dejamos disfrutar primero de nuestra review en vídeo desde XatakaTV, pero obviamente no nos olvidaremos de repasar todos los aspectos importantes del Huawei P9 Lite de forma pormenorizada.

Y para empezar hablemos de hardware, la parte esencial aunque ya no diferencial de un smartphone, que Huawei quiere seguir cuidando con componentes de fabricación propia desde su factoría HiSilicon. Sabemos que os gustan las tablas de especificaciones, muy útiles a la hora de una valoración rápida o comparativa, así que aquí van las credenciales sobre el papel del Huawei P9 Lite:

Huawei P9 Lite, especificaciones
Dimensiones físicas 146.8 x 72.6 x 7.5 milímetros
147 gramos
Pantalla 5.2 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 424 ppp
Procesador HiSilicon Kirin 650
Octa-core (4x Cortex-A53 2.0 GHz & 4x Cortex-A53 1.7 GHz)
Procesador gráfico ARM Mali-T880 MP2
RAM 3 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 128 GB
Versión Android 6.0 Marshmallow
Conectividad LTE doble SIM activa (2º puerto compartido nanoSIM/microSD)
Wi-Fi 802.11 b/g/n, WiFi Direct, hotspot
aGPS + GLONASS
Bluetooth 4.1 LE
NFC
Radio FM
Cámaras Trasera: 13 MP con apertura f/2.0 y autoenfoque, flash LED, HDR y vídeo FullHD
Frontal: 8 MP con apertura f/2.0 y flash LED
Batería 3.000 mAh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Marco metálico y carcasa plástica
Lector de huellas dactilares
Precio de salida 329.00 euros (en oferta 233.80€ en Amazon)

No vamos a descubriros la rueda hoy en día al hablar de especificaciones, y la lista que ha elegido Huawei para su nueva gama media en 2016 es tan solvente que prácticamente no necesita presentación ni análisis.

El P9 Lite es un smartphone bien dotado en todas sus líneas, con un panel de 5.2 pulgadas y resolución FullHD 1.080p que coronará la experiencia de usuario con buena nota, pero del que hablaremos más adelante.

En este caso nos interesa más bien el corazón electrónico del terminal, el motor del conjunto, que será en esta ocasión un HiSilicon Kirin 650 de origen Huawei, con procesador de ocho núcleos en configuración big.LITTLE (4x Cortex-A53 2.0 GHz & 4x Cortex-A53 1.7 GHz), soporte para 64 bits y GPU Mali-T880 MP2 de ARM.

A este SoC, sobre el papel más que sobrado para casi cualquier tipo de uso, habrá que añadirle los 3 GB de memoria RAM y otros 16 GB para el almacenamiento interno, un dato quizás justo si atendemos a que el terminal sólo dispone de unos 10.5 GB libres de fábrica, pero que podremos ampliar mediante tarjetas microSD de hasta 128 GB.

P1030320

Cabe destacar que la tarjeta microSD comparte slot con una segunda tarjeta SIM, así que debemos elegir entre expansión de memoria o doble SIM. A muchos esto no les gustará, pero al menos Huawei nos ofrece la posibilidad de elegir en este caso.

Continuando con el tema iniciado, no tendremos problema alguno de conectividad, pues el dispositivo es totalmente compatible con todas las frecuencias utilizadas en Europa hasta 4G LTE, funcionando además con la doble SIM activa en doble stand-by. Completan este apartado los habituales WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1 LE y aGPS con soporte GLONASS, así como un chip NFC que Huawei introduce para no perder comba si llegan por fin los emergentes servicios de pago con el móvil.

No existe puerto de infrarrojos, olvidado de nuevo por la mayoría de fabricantes, pero sí dispondremos de la olvidada Radio FM que muchos agradecerán sobremanera, y que precisa de los auriculares enchufados a modo de antena para funcionar.

Como veis, no se ha olvidado nada Huawei para triunfar este año, ni siquiera un lector de huellas dactilares colocado en la trasera en posición centrada, y que de nuevo nos confirma que Huawei tiene la mejor implementación de un sensor biométrico de este tipo en smartphones, con funcionalidad avanzada más allá de desbloquear el dispositivo.

P1030319

Las cámaras, por su parte, son de 13 y 8 megapíxeles respectivamente, con un sensor Sony IMX214 en el caso de la principal, sin estabilización óptica pero con flash LED y autoenfoque para unos resultados adecuados sin alardear en exceso ni subir el precio demasiado.

El notable despliegue del Huawei P9 Lite recibe energía de una batería con capacidad para 3.000 mAh, que desgraciadamente no dispone de ningún sistema de carga rápida ni tampoco de carga inalámbrica, aunque como veremos no tiene ningún problema para mantener con vida al dispositivo durante una jornada de uso intensiva.

Sin duda, un terminal muy interesante para el Huawei no se ha dejado nada en el tintero, y que consigue además dejar su precio en unos atractivos 329.00 euros en su lanzamiento, coste que además se verá mejorado pues este P9 Lite llegará a los catálogos de las principales operadoras con mayores facilidades para su adquisición. De hecho, hoy por hoy ya puede adquirirse por precios alrededor de los 230 ó 240 euros en Amazon España.

Huawei no se ha olvidado de nada en la lista de especificaciones de su nuevo P9 Lite, y todo eso manteniendo a raya el precio en torno a unos 300 euros que lo convertirán en un smartphone muy atractivo para el usuario medio

Inconfundible ADN de Huawei en un diseño heredado de la gama alta

Corren buenos tiempos para los amantes de los acabados, y es que la batalla en el mercado de smartphones ya no se libra sólo en gigahercios y gigabytes, sino también en diseño, materiales y construcción.

Los chicos de Huawei han entendido bien la situación, y desde hace tiempo han querido trabajar con mimo el aspecto de sus dispositivos. De hecho, en sus mesas de diseño ya se utilizaba el metal mientras la mayoría continuaba creyendo en el policarbonato, y lo cierto es que si algo hemos de alabar de Huawei es precisamente su gran trabajo con los acabados sin subir demasiado los precios.

P1030311

El Huawei P9 Lite no es una excepción, y eso que para la ocasión el fabricante ha prescindido de materiales más caros como el cristal Gorilla Glass o la trasera metálica, dejando el conjunto igualmente armonioso pero sabiendo compensar el gasto a la hora de mantener a raya el coste final del terminal.

Hablamos de un smartphone construido alrededor de un chasis con marco metálico, donde se engastan el cristal frontal y una trasera plástica con textura, de tacto agradable e inmune a manchas que consigue un acabado interesante y una ligereza de otro modo inalcanzable, tan sólo 147 gramos.

Además, en una carcasa de 146.8 x 72.6 x 7.5 milímetros los chicos de Huawei han conseguido montar un panel de 5.2 pulgadas, lo que habla muy bien de su optimización del tamaño, aunque lo cierto es que el marco inferior no se aprovecha para la botonera capacitiva dejando los botones virtuales como única opción.

P1030318

Las líneas son clásicas y elegantes, con el ADN de Huawei en todos los costados y un diseño calcado al Huawei P9 de gama alta, rompiendo el diseño limpio de la trasera con una parte superior de plástico brillante donde está alojado el sensor de la cámara y el flash, también con el lector dactilar enmarcado en metal que se coloca centrado hacia arriba.

El frontal es totalmente limpio, con el logo de Huawei en la parte inferior y marcos bien optimizados, dejando los laterales para los botones físicos y la bandeja de los slots SIM/microSD, el marco superior para el audio-jack de 3.5 milímetros y el marco inferior para el puerto microUSB -no será Type-C en esta ocasión- y las aberturas habituales donde se aloja el altavoz y el micrófono principal.

No hay demasiadas fisuras en este apartado, y es que Huawei puede alardear de haber colocado una batería de 3.000 mAh en un smartphone con sólo 7.5 milímetros de grosor, así como de mantener a raya costes y peso mezclando de forma meritoria el plástico y el metal en un P9 Lite que consigue un acabado robusto y un tacto agradable en mano, sin holguras evidentes en las botoneras ni tampoco en la bandeja para las tarjetas.

En mano, este Huawei cae perfectamente y es cómodo al uso continuado, y aunque quizás habrá usuarios que esperan más del diseño y construcción de un smartphone en nuestros días -el listón está muy alto y Huawei ha hecho terminales mejor acabados como el mencionado Honor 7 a precios similares-, lo cierto es que pocas pegas se le pueden poner al P9 Lite teniendo en cuenta que se quedará por debajo de los 350 euros.

Panel IPS, seguridad ante todo

El diseño lo es todo si queremos convencer a los usuarios hoy en día, y siendo sin duda un smartphone que entra por los ojos y que además es agradable en mano, toda la atención se irá a una pantalla que como siempre, centra la mayor parte de la experiencia de uso de un dispositivo.

En este apartado Huawei sigue apostando por lo que funciona, por lo seguro, y así ha querido disponer de un panel IPS de 5.2 pulgadas y resolución FullHD 1.080p que no desmerezca al conjunto con una buena respuesta general.

La nitidez del panel es buena, no podríamos esperar menos con 424 píxeles por pulgada de densidad, y la lectura de textos no cansa gracias a la buena calidad de los blancos que ofrece el panel.

P1030328

Los colores son naturales, nada saturados, y aunque la calibración es muy buena y cómoda a la vista, es cierto que es una pantalla menos vistosa que los famosos AMOLED de Samsung. Sin embargo, las bondades de la tecnología IPS las conocemos, y todavía hay quien prefiere este tipo de pantalla por su naturalidad.

En cuanto al brillo, bien resuelto también por Huawei, que ha conseguido equilibrar muy bien la pantalla para que, aunque en exteriores es cierto que perdemos esas buenas sensaciones, el terminal sea usable completamente en cualquier situación incluso a pleno Sol. Eso sí, no nos libraremos de ese efecto de 'pantalla lavada' que es inherente a la tecnología IPS-LCD.

La pantalla no desmerece a un dispositivo que quiere reinar en la gama media, la más competida del mercado, y no podíamos esperar menos de un panel FullHD de 5.2 pulgadas que hace pocos meses copaba la gama alta, y que ahora es ya una especificación estándar bajando escalones en el rango de precios.

P1030326

Rendimiento para contentar a todos

Entramos en materia importante, aunque en los tiempos que corren es cierto que la diferenciación es complicada si hablamos de hardware. Para bien o para mal, la tecnología ha avanzado tanto que prácticamente cualquier plataforma ofrecerá una solvencia adecuada a un dispositivo que no es pretencioso en este sentido.

Huawei ha optado de nuevo por componentes propios, así que veremos un chipset HiSilicon Kirin 650 que supera la prueba con creces, ofreciendo potencia y rendimiento suficiente para contentar a casi cualquier tipo de usuario en el uso diario de un dispositivo como este, incluso jugando o en actividades que requieran mayor desempeño del procesador.

Obviamente, es sencillo pensarlo si tenemos en cuenta que estamos ante un chipset con soporte para 64 bits, procesador de ocho núcleos en arquitectura big.LITTLE -cuatro Cortex-A53 a 2.0 GHz y otros cuatro Cortex-A53 a 1.7 GHz- y una GPU ARM Mali-T880 MP2.

P1030313

Además, Huawei ha pensando en las necesidades de todos, poniendo a disposición del usuario exigente de 3 GB de memoria RAM que se antojan más que suficientes para mover con fluidez a Android 6.0 Marshmallow, con una máscara EMUI demasiado intrusiva y de la que hablaremos más adelante.

Es cierto que las bajas resoluciones ayudan a cualquier SoC a funcionar mejor, pero hemos de reconocer que Huawei no ha escatimado con su panel 1.080p, y que este Kirin 650 no palidece en ningún momento respecto a la competencia. Eso sí, a pesar del buen trabajo de HiSilicon con sus Kirin, sabemos que todavía están un paso por debajo de soluciones similares de otros fabricantes, y en estos momentos siempre nos preguntamos si lo mejor para estos terminales es usar un procesador de gama alta del ejercicio anterior o uno de gmaa media de nueva factura.

Ha sido una pena disponer de software de pre-serie y no poder probar al Huawei P9 Lite en todos los benchmarks, pero es cierto que si a nosotros el dispositivo ya nos ha funcionado de forma solvente, en la versión final del firmware éste sólo puede mejorar

Sea como fuere, el Huawei P9 Lite funciona fluido y sin problemas, incluso en multitarea o juegos de alto rendimiento, así que la potencia no será un problema para vosotros si os decidís por este terminal.

Nunca queremos quedarnos sólo en palabras, pero lo cierto es que Huawei nos envió una unidad con software beta para probar, a la que no pudimos instalarle prácticamente ninguna aplicación de benchmarking para demostrar en fríos números lo que hemos dicho. Aún así, os dejamos las puntuaciones que hemos podido obtener:

Benchmarks Huawei P9 Lite
(HiSilicon Kirin 650)
3D Mark Sling Shot 3.1: 379 puntos
Sling Shot 3.0: 553 puntos
AnTuTu v6.1 3D 3D Marooned: 4.12 FPS
3D Garden: 6.40 FPS
Quadrant 17191 puntos
Epic Citadel Ultra High Quality: 44.2 FPS
High Quality: 56.8 FPS
High Perfomance: 58.0 FPS

Como es obvio no vamos a comentar las puntuaciones obtenidas, y es que el software de pre-serie impide obtener una visión correcta con la que guiaros bien en los resultados. De todos modos, el funcionamiento del Huawei P9 Lite fue perfecto en todos los días que pudismos usarlo, y la propia Huawei nos indicaba luego que en la versión final del firmware existen muy pocos cambios y el funcionamiento es similar o incluso mejor.

En cuanto a los aspectos más básicos tampoco hemos advertido problemas evidentes, con buena cobertura -similar a la del Galaxy S7 Edge que uso a diario- y buena velocidad al navegar utilizando tanto redes móviles como WiFi. También es perfecto el volumen del altavoz de llamadas, y dispondremos de cancelación de ruido para que nuestros interlocutores nos escuchen mejor.

Eso sí, la respuesta del altavoz principal se podría haber mejorado un poco, aunque en general funciona bien y está bien colocado, en el marco inferior evitando así pérdidas de calidad o volumen sobre superficies planas. Aquí siempre apostaríamos por soluciones frontales, pero lo cierto es que éstas son 'rara avis' sobre todo en terminales de corte económico.

P1030325

No tenemos pegas para el digitalizador multitáctil, con hasta 10 pulsaciones simultáneas, ni tampoco para los sensores de luminosidad y proximidad, que hacen su función sin problemas. También el GPS con soporte GLONASS nos ha funcionado rápido y perfecto, aunque esta vez no hemos podido probado en ruta con el coche para dar una visión concreta de un viaje con él.

A destacar el funcionamiento del lector de huellas dactilares, que es muy bueno, rápido y preciso permitiendo incluso el desbloqueo del dispositivo sin pulsaciones, simplemente acercando el dedo al lector que está siempre "escuchando".

Autonomía para tenerlos contentos sólo un día

Además, tenemos una queja sobre el software de Huawei relacionado con la gestión de la autonomía, de la que hablaremos ahora, y es que el dispositivo parece tender a desactivar procesos en segundo plano que a veces nos dejan sin notificaciones de aplicaciones como Whatsapp. Este es un problema recurrente de EMUI y algo que Huawei debería solucionar cuanto antes, aunque no podemos decir si la versión final del firmware lo habrá corregido ya que no la hemos probado.

Screenshot 2016 05 24 22 10 02
Screenshot 2016 05 25 01 29 01

Hablando ya de autonomía, quizás el apartado más importante y más esperado de todos los análisis, lo cierto es que la respuesta de este Huawei P9 Lite es aceptable.

La parte negativa es que es eso, sólo aceptable, pues una vez más nos encontramos con la necesidad de usar el cargador a diario si queremos mantener con vida al terminal en jornadas intensivas, sumando además la falta de carga rápida.

Eso sí, como veréis Huawei ha conseguido que en stand-by el dispositivo casi no consuma energía, por lo que en uso normal podréis conseguir unas 30-35 horas sin problemas de autonomía, lo que significa llegar de la mañana a la noche con un 30 ó 40 por ciento de capacidad más o menos en la recámara.

En uso intensivo drenaremos mucho antes la energía almacenada en la batería, y jugando a juegos como FIFA 16 es sencillo que el P9 Lite nos pida cable a las 2 ó 3 horas de juego. En uso normal continuado, sin embargo, probablemente nos quedemos sin batería entre las 5 y las 6 horas de autonomía sin apagar la pantalla, tanto reproduciendo vídeos como navegando por la red o en usos similares

P1030315

A la altura con las cámaras

La cámara es el nuevo caballo de batalla del mercado de smartphones, y aunque Huawei no ha podido colocar aquí el conjunto diseñado con Leica que monta su nueva gama alta, lo cierto es que apostando de nuevo por hardware demostradamente solvente el resultado es bastante bueno.

Para el frontal Huawei ha querido cantidad, y en la trasera calidad sin que ello implique un coste elevado, así que delante encontraremos un sensor de 8 megapíxeles conapertura f/2.0 y su propio flash LED, además de un modo 'Beauty' para que nuestras auto-fotos salgan lo mejor posible.

En la trasera, el P9 Lite utiliza un sensor Sony IMX214 de 13 megapíxeles y apertura f/2.0 que, por desgracia, no dispone de estabilizador óptico, aunque sí de flash LED, autoenfoque, HDR y capacidad para grabar vídeo en FullHD.

Todo ello aderezado por una aplicación de fotografía con modo manual y controles avanzados que hará las delicias de los más expertos, así como los habituales modo automático con diferentes escenas, panorámicas, filtros, etc.

Screenshot 2016 05 25 14 18 25

Los resultados del Huawei P9 Lite a la hora de tomar fotografías son de buena factura sin llegar a excelentes, tanto en interiores como exteriores e intentando jugar con los enfoques, donde el modo automático funciona muy bien ayudando a los usuarios menos expertos.

La reproducción del color es muy buena, e incluso se consigue una buena compensación de las escenas saturadas de luz o con iluminación variables, aunque en este caso hemos de decir que el modo HDR no se nota demasiado respecto al automático normal.

Img 20160525 091113
Recorte

Como vemos, la reproducción del color y el enfoque son muy buenos es una escena complicada, muy saturada y con zonas de sombra, aunque el dispositivo no es capaz de compensar del todo el exceso de luz en la parte superior a pesar de tener activado el modo HDR.

El nivel de detalle no es del todo malo, como veréis en el recorte a tamaño real, aunque tampoco destaca especialmente en este aspecto.

En interiores el funcionamiento es muy similar, correcto y sin destacar, suficieente para una cámara que se conforma con el notable y que ha evitado a Huawei costes más importantes sin desmerecer.

Img 20160525 085453

Un apartado que todos los fabricantes han querido tomarse en serio en los últimos tiempos, y que podréis valorar mejor con la galería de ejemplos a tamaño real y sin retocar que os dejamos aquí mismo:

Luces y sombras con EMUI bajo Android 6.0

El software, el apartado más dependiente del resto pero más importante por sí mismo, y es que aunque el hardware lo es todo en un smartphone, sin un software a la altura la experiencia de uso no será del todo satisfactoria.

Nada conseguiremos si tenemos un teléfono muy potente con un software que no lo aprovecha, y a veces los fabricantes se olvidan de que el software es un aspecto fundamental a la hora de diseñar un dispositivo.

En este caso Huawei nos ha evitado quejas disponiendo de fábrica con Android 6.0 Marshmallow, aunque de la experiencia Android poco quedará sobre la máscara de Emotion UI, la personalización habitual del fabricante, muy intrusiva y poco respetuosa con la esencia 'Pure Google' que muchos buscan.

No cabe duda de que Huawei ha conseguido una interfaz muy bonita, vistosa y personalizable, y que además funciona de forma fluida sin penalizar el rendimiento, pero lo cierto es que se lleva por delante cualquier atisbo de la experiencia Android que todos esperamos, y esto no siempre es bueno.

Usar un terminal de Huawei es completamente distinto a usar otro terminal Android, y es que EMUI se va a las líneas marcadas en China por el estilo de MIUI, más cercano a iOS, con un escritorio donde se reparten las aplicaciones sin el habitual lanzador, cosa que personalmente no me gusta.

Screens

¿Se puede cambiar instalar otro launcher? Obviamente sí, pero no es del todo satisfactorio comprarte un dispositivo Android sin la experiencia de Android, y aquí hemos de dejar la queja a los chicos de Huawei.

En cuanto a software específico, ya hemos hablado de la mejorada aplicación de la cámara fotográfica, pero también encontraremos retocadas a las aplicaciones básicas para adaptarlas al estilo EMUI así como otras nuevas para controlar la RadioFM, por ejemplo. Además, Huawei ha desarrollado un completo gestor de temas que hará felices a los que gustan de personalizar al máximo su teléfono.

Es de reseñar aquí de nuevo el buen funcionamiento del lector de huellas dactilares, probablemente el mejor del mercado, pues Huawei no sólo ha conseguido que el sensor esté siempre activo para desbloquear el dispositivo sin pulsaciones, con sólo acercar el dedo, sino que también podremos configurar gestos sobre él para realizar ciertas funciones.

No vamos a afirmar que Huawei dispone de un software de baja calidad con su personalización EMUI, sería completamente falso, aunque a este tipo de personalizaciones tan intrusivas y que modifican la experiencia habrá que acostumbrarse si adquirimos este Huawei P9 Lite. El buen trabajo de Huawei y su buen gusto se notan, pero hubiera sido más interesante que nos permitiesen elegir si queremos un escritorio de Android más tradicional o el de Emotion UI.

Huawei P9 Lite, la opinión de Xataka Android

Toca hablar de sensaciones, y es que siempre nos gusta terminar los análisis de dispositivos precisamente con la parte menos tangible de un dispositivo, esas sensaciones que nos transmite y que muchos quieren conocer antes de comprarlo.

En este sentido, el Huawei P9 Lite es un smartphone bien conseguido, de notable en todos sus apartados, con buen aspecto, materiales adecuados -el plástico no tiene por qué ser malo si está bien utilizado-, hardware compensado y rendimiento adecuado para casi cualquier tipo de usuarios.

La sensación que nos produce al cogerlo es de robustez y calidad, es un smartphone muy cómodo en el uso diario, que no se mancha fácilmente gracias a la trasera texturizada, y eso es complicado manteniendo el precio en torno a los 300 euros que Huawei considera adecuados para este tipo de smartphones compensados. Y además, lo mejor es que este tipo de smartphones siempre reciben ofertas por parte de las operadoras o de los principales distribuidores, donde ya puede comprarse por menos de 250 euros.

P1030341

Quizás el mayor de sus hándicaps sea precisamente algo personalizable, y es que el software tan instrusivo no nos genera demasiada confianza a los usuarios convencidos del sistema operativo Android, aunque eso es que se puede arreglar fácilmente. Más complicado es subsanar ese pequeño problema que tiene EMUI con el sistema de notificaciones y el ahorro energético, algo endémico y que el fabricante chino debería corregir cuanto antes.

No se ha olvidado de nada Huawei con la inclusión del NFC, la Radio FM o el lector dactilar, y sólo tenemos que hablar de las bajas de un puerto infrarrojos que pocos utilizan y del conector USB Tipo-C tan de moda últimamente y que sí incorpora el Huawei P9, cosas prescindibles dado el alto ritmo de renovación de los smartphones.

Con el mercado más saturado y competido que nunca, Huawei no renuncia a su ADN para traernos este P9 Lite que probablemente se convierta en uno de los smartphones más vendidos este año, pero que curiosamente tendrá seguro su mayor competidor en un primo hermano, el futuro buque insignia de Honor. Buenas noticias para Huawei porque ganará sí o sí.

8.1


Diseño8.25
Pantalla8
Rendimiento8.5
Cámara8.5
Software7.5
Autonomía8

A favor

  • Diseño cuidado y con marco metálico
  • Cámara a la altura
  • Hardware bien compensado respecto al precio

En contra

  • Cristal sin protección específica y carcasa plástica
  • Autonomía y falta de carga rápida
  • Capa de software excesivamente intrusiva

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Huawei España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos