Publicidad

El Pixel 5 no será un tope de gama y apostará por el Snapdragon 765, según filtraciones

El Pixel 5 no será un tope de gama y apostará por el Snapdragon 765, según filtraciones
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los teléfonos de Google llevan siendo objeto de controversia desde sus orígenes, cuando aún se llamaban Nexus y llegaban directos de las fabricas de terceros con modelos propios adaptados a las necesidades del equipo de Mountain View. Nacidos con la filosofía de ser teléfonos para desarrolladores, lo cierto es que la línea se convirtió finalmente en una serie comercial, y el siguiente escalafón de nivel llegará en forma de Google Pixel 5 y Google Pixel 5 XL. Con permiso de los 4a intermedios.

Hace poco supimos que una tormenta en el seno de Google había provocado la marcha de dos de sus pilares en materia fotográfica, y que posiblemente se prescindiría del Motion Sense que recibió tanta publicidad en los Pixel 4 para la nueva generación. Ahora sabemos, o creemos saber pues hablamos de filtraciones, que los futuros Pixel 5 no serán líderes de catálogo como tal sino teléfonos de súper gama media. Traducido: no serán gamas altas como sus predecesores.

Snapdragon 765 y 5G pero ¿más económicos?

Snapdragon 765

Varias fuentes han ido ofreciendo la misma información hasta que han aparecido voces más autorizadas en el sector. Voces como la de David Ruddock, editor jefe de Android Police, que afirman basándose en información obtenida a través de fuentes internas de la compañía que los Pixel 5 no tendrán a bordo el Snapdragon 865 que ha liderado la gama alta Android en lo que llevamos de 2020.

Google apostaría por el peldaño inmediatamente inferior, un Snapdragon 765 que conferiría a los Pixel 5 conectividad 5G además de otros beneficios en materia gaming, pero que estaría lejos del rendimiento del Snapdragon 865, el actual líder del catálogo de procesadores de Qualcomm. El cambio sería relevante, pues los Pixel han apostado por el procesador más potente desde que Google decidiese dejar atrás las líneas Nexus, y todo acabaría en esta quinta generación.

Otras fuentes hablan de que el motivo de este cambio sería abaratar el precio de un Google Pixel 5, y por ende del Pixel 5 XL también, en aproximadamente 100 dólares, lo que podría traducirse en una reducción de precio equivalente en Europa, de unos 100 euros. De ser así, tal vez hablaríamos de un Google Pixel 5 a un precio de 659 euros de partida y de que el Pixel XL partiría de los 799 euros. Esto son, no obstante, conjeturas.

En los Nexus nunca fue un problema, a nivel de fluidez, que los teléfonos no contasen con el último procesador o con el de más potencia, pero con un nivel de competencia como el actual, será difícil justificar precios altos por un teléfono con un procesador como el Snapdragon 765 que ya tiene modelos en circulación con precios altamente agresivos. Veremos si Google echa el resto en materia fotográfica para equiparse a los grandes.

Vía | David Ruddock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios