Publicidad

¿Qué aporta el LG G3 que no tuviéramos ya?

¿Qué aporta el LG G3 que no tuviéramos ya?
33 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer se presentó el LG G3 y viendo la comparativa con el resto de terminales de gama alta destaca un dato muy claro: prácticamente todos tienen el mismo procesador, mismo tamaño de pantalla y densidad de píxeles por pulgada, mismos megapíxles en la cámara... ¿En qué se diferencian realmente estos terminales?

Un usuario podría dudar mucho a la hora de decidirse por uno de estos terminales si quiere estar a la última. Al final parecen todos iguales y las diferencias que había en anteriores generaciones se han diluido un poco. Estamos, pues, ante una diferenciación sutil.

Diseño, muy importante

Una gran diferencia entre los terminales de la actualidad es el diseño. Cada fabricante tiene su línea particular, que además suele ser consistente con el paso del tiempo. Y aquí tenemos un claro diferenciador de estos terminales.

LG ha optado en esta ocasión por un terminal sobrio, elegante, con una pantalla que destaca mucho ya que los marcos son mínimos. Estamos ante una apuesta segura y a mi entender es el mejor diseño que hay hasta la fecha en el mercado, con la única pega de que a pesar de la apariencia estamos ante unos acabados de plástico.

Enfrente tenemos a HTC que apuesta por un cuerpo completamente de metal, un Sony en el que abunda el cristal y un Samsung que apuesta por materiales basados en plástico con acabados juveniles que este año no me han convencido. Sinceramente el nivel está muy alto (excepto en Samsung, para mí, claro) y cada cual tiene sus favoritos. Yo, en esta ocasión, me quedo con LG.

Pantalla y resolución, similar no es lo mismo que igual

Las pantallas son otro campo de batalla que sobre el papel no ofrecen muchas diferencias pero que sí que las hay. Todas ofrecen un buen rendimiento, más aún Samsung que este año ha conseguido con su Galaxy S5 unos resultados espectaculares a pesar de las críticas que AMOLED tuvo en el pasado.

La gran diferencia que ofrece este año LG es llegar a las 5,5 pulgadas (supera a todos) y una resolución mayor que sus competidores (más de 500 ppp) en un terminal del mismo tamaño. Es lo más parecido a un phablet que hay sin llegar al gran tamaño. ¿Cómo lo han logrado? Con unos marcos muy pequeños, cosa que de momento no logran el resto de fabricantes.

Sin duda habrá que probar la pantalla en profundidad, pero para los que quieran pantallas grandes sin tener problemas para que quepan los terminales en el bolsillo este móvil de LG es una verdadera maravilla.

Cámaras, los megapíxeles no son todo

Otro aspecto donde se diferencian los terminales es en la cámara de fotos. Si nos fijamos únicamente en los megapíxeles todos son parecidos (excepto el HTC One que sigue apostando por los ultrapíxeles) pero no es así. Existen las diferencias, sutiles, pero existen.

Este año este aspecto está muy competido. Sony tiene una lente excelente, como siempre, pero Samsung ha hecho una apuesta importante y logra un enfoque increíblemente rápido. Por otro lado HTC sigue con su apuesta de los ultrapíxeles y una segunda cámara para un enfoque selectivo. Y ahora LG presenta su terminal G3 con estabilización óptica y enfoque por láser para mejorar la velocidad.

Sin duda en este aspecto, definir quién tiene la mejor cámara es muy complicado y sólo una comparación directa de todos los terminales nos permitirá saber realmente quien gana. Esperamos poder ofreceros este análisis muy pronto.

Accesorios, el nuevo campo de batalla

LG G3

Otro aspecto importante son los accesorios. Cada vez hay más y estos suelen interaccionar correctamente con una marca de terminales. Los casos más sonados son Samsung, quien ofrece en exclusiva el reloj Gear. Pero también HTC con su funda Dot View destaca con accesorios exclusivo.

Aquí LG ha querido ofrecer algo similar, con su funda Quick Circle en la que ofrece accesos directos a las tareas más comunes. ¿Es algo así suficiente para inclinar la balanza teniendo en cuenta que todos estos accesorios suelen tener un precio relativamente alto? Es bastante complicado de predecir.

En definitiva, existen diferencias entre los terminales bandera. A nivel de procesador todos son muy parecidos y sobre el papel esto destaca, pero creo que en diseño, pantalla, cámara y accesorios hay suficientes aspectos para inclinar la balanza (personal) a favor de uno de ellos. Y, por supuesto, siempre está el precio.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir