Compartir
Publicidad
Reducir marcos no es sólo una moda, es el camino a seguir: comparativa de tamaños en móviles
Móviles Android

Reducir marcos no es sólo una moda, es el camino a seguir: comparativa de tamaños en móviles

Publicidad
Publicidad

2017 ha sido el año en el que la reducción de los marcos que rodean las pantallas de los móviles se ha consolidado como la tendencia dominante en gama alta y cada vez más en gama media. Y menos mal. Tras varios años en los que la tendencia era ampliar las pantallas, ya iba tocando un cambio que se preocupara por la manejabilidad de nuestros móviles.

Hoy mismo Sony anunciaba el nuevo Sony Xperia XA2 Ultra, su phablet de gama media que vuelve a apostar por una enorme pantalla de 6 pulgadas y los mismos enormes marcos a los que nos tienen acostumbrados. Sus 163 milímetros de alto y 221 gramos me han hecho recordar que eso de ajustar los marcos es mucho más que una moda. Vamos a comparar varios móviles con distinto tamaño de pantalla y lenguaje de diseño para probar que reducir marcos es el camino a seguir.

Antes de empezar conviene destacar que nuestro primer acusado, el Xperia XA2 Ultra, es un gama media y, como decíamos, la reducción de marcos es algo que se ha extendido principalmente en la gama alta. Esperamos que Sony por fin dé su brazo a torcer y en 2018 nos traigan un 'flagship' con un diseño más cuidado. Dicho esto, empezamos con las comparaciones.

En las siguientes comparativas hemos mezclado smartphones de distintas características y precios. Únicamente estamos comparando el diseño de cada uno de ellos y cómo afecta la reducción de marcos.

Caso 1: móviles con pantalla de 5,5 pulgadas

Creo que estaremos de acuerdo en que 5,5 pulgadas ya es una diagonal bastante amplia como para considerarla 'pantalla grande'. Además es una cifra que se ha convertido casi en un estándar en gamas medias y hay infinidad de smartphones que apuestan por esta configuración. ¿Cómo afecta la reducción de marcos en estas dimensiones?

Móviles sin marcos comparativa Sony Xperia XA Premium Xiaomi Mi A1 HTC U11 LG Q6

Está claro: reducir marcos tiene todo el sentido del mundo y no es sólo una corriente estética, también afecta a la funcionalidad. La diferencia de tamaño entre los Xperia XZ Premium, Xiaomi Mi A1 y HTC U11 con respecto al LG Q6 es abismal, y es algo que también se aprecia en el peso.

Destacar que aunque el tamaño de pantalla en diagonal sea el mismo, el formato del LG Q6 es 18:9, o lo que es lo mismo, el panel es más estrecho y alargado. Con este formato se consigue mantener a raya la anchura para que así resulte más cómodo de manejar con una sola mano.

Caso 2: móviles con pantalla de 5,7 pulgadas

Subimos un peldaño más, concretamente hasta las 5,7 pulgadas, otra diagonal bastante común en smartphones de pantalla grande. Nuestros candidatos son los Honor 8 Pro, HTC U Ultra, LG G6 y Essential PH-1.

Móviles sin marcos comparativa SHonor 8 Pro HTC U Ultra LG G6 Essential PH-1

La imagen vuelve a demostrar que los modelos en los que se ha hecho un mayor esfuerzo por reducir marcos tienen un diseño mucho más compacto y por tanto más manejable que el de modelos como el Honor 8 Pro o, sobre todo, el HTC U Ultra.

En este caso destaca que el modelo más grande, el de HTC, no es el más pesado. Además del tamaño, el peso también depende de otros factores como el tipo de materiales empleados en la fabricación. Por ejemplo el Essential Phone es el más compacto y es el más pesado de todos, un punto que sin duda podría mejorar.

Caso 3: móviles con pantalla de 6 pulgadas

Los móviles de seis pulgadas no son nada nuevo, pero no ha sido hasta hace poco cuando por fin se han reconciliado con nuestros bolsillos. La experiencia visual de una pantalla de este tamaño es mucho más inmersiva, pero si a cambio tenemos un 'ladrillófono' la cosa pierde encanto.

Móviles sin marcos comparativa Sony Xperia XA2 Ultra Pixel 2 XL LG V30 Xiaomi Mi Mix 2

El primer móvil de la imagen es el que ha inspirado este artículo. Vale, es un gama media, pero con una pantalla de ese tamaño, los enorme marcos superior e inferior hacen del Xperia XA2 Ultra un smartphone excesivamente grande y pesado. 221 gramos nada menos.

El Pixel 2 XL ha compactado los marcos de la primera generación, pero a pesar de ello sigue habiendo espacio de mejora. En el caso de los LG V30 y Xiaomi Mi Mix 2 el trabajo de compactación es excelente, consiguiendo aprovechar el frontal por encima del 80%.

Caso 4: móviles con pantalla de más 6 pulgadas

Terminamos nuestra serie de comparativas de tamaño con los gigantes, phablets con pantallas que superan las seis pulgadas de diagonal. En este caso hemos elegido cuatro móviles de dos marcas, son los Xiaomi Mi Max 2, Xiaomi Mi Mix, Samsung Galaxy Note 8 y Galaxy S8+.

Móviles sin marcos comparativa xiaomi mi max 2 mi mix samsung galaxy note 8 galaxy s8+

Una imagen vale más que mil palabras y no hay más que comparar el Xiaomi Mi Max 2 con la primera generación del Mi Mix para ver que la diferencia de tamaño es notable. Sin embargo, en peso andan a la par, probablemente debido al chasis cerámico del primer sin marcos de la firma china, un material muy estético y resistente, pero no precisamente ligero.

Entre los Galaxy Note 8 y Galaxy S8+ no hay tanta diferencia y en ambos casos la compactación ayuda a que las dimensiones totales no sean excesivas. Ojo porque siguen siendo móviles muy grandes, pero no tanto como antes, cuando reducir marcos no estaba en la lista de prioridades de los fabricantes.

LG y Xiaomi son las dos marcas que más (y mejor) han apostado por la reducción de marcos, pero no son las únicas. Sony es la única que sigue resistiéndose... ¿habrá cambios en 2018?

Si tuviéramos que nombrar un fabricante que va liderando esta nueva corriente, LG es un buen candidato. Sus LG G6, LG V30 y hasta el gama media LG Q6 son un claro ejemplo de cómo ajustar la pantalla al borde pueden hacer que una pantalla enorme resulte mucho más manejable. Xiaomi también merece especial mención por su serie Mi Mix y Samsung también se ha puesto las pilas con su gama alta.

De las primeras marcas, Sony es la única que sigue enrocada en su lenguaje estético de siempre con unos diseños demasiado angulosos y de marcos muy prominentes que ya van necesitando un lavado de cara. Esperemos que su próximo gama alta estrene por fin una apariencia renovada.

Como decía al principio, 2017 ha sido el año en el que las marcas han dejado de aumentar las pantallas y han empezado a prestar atención a los marcos que las rodean, marcos que seguro seguirán reduciéndose en 2018. La tendencia ya se ha consolidado en la gama alta y ahora toca conquistar la gama media. Un móvil de pantalla grande por fin puede ser cómodo.

En Xataka Android | Móviles sin marcos: ¿qué pueden hacer los fabricantes para diferenciarse?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio