Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung Galaxy SII: lo analizamos a fondo (I)

Samsung Galaxy SII: lo analizamos a fondo (I)
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya lo anunciamos hace un par de días, el Samsung Galaxy SII está pansando revista en nuestras manos y hoy comenzamos con su análisis a fondo, esperamos que sin olvidarnos de ningún detalle.

Este nuevo buque insignia de los coreanos de Samsung está llamado por méritos propios a ser el terminal Android más importante del año, y aunque tendrá una competencia feroz con el HTC Sensation, lleva ventaja por estar ya entre nosotros convirtiéndose en pocos días en un superventas.

La mayoría conocemos sus detalles y sus números, muchos usuarios lo desean y algunos esperan a que alguien les saque de dudas. Nosotros intentaremos en esta review acercaros lo mejor y lo peor de este gran teléfono, así que vamos a comenzar en esta primera parte desgranando los aspectos que miramos nada más tenerlo en nuestras manos.

Packaging: Las cosas buenas vienen en frasco pequeño

Lo primero de lo nos extrañaremos si nos compramos un Samsung Galaxy SII es que su caja es muy pequeña. Por fuera es muy similar a la de hermano menor el Galaxy S de primera generación, conservando el negro y con las serigrafías con un efecto de color, aunque cambiando de materiales a otro tipo de cartón.

Review Samsung Galaxy SII

Por debajo nos muestra las características más destacables del terminal y el número de modelo, GT-I9100, que nos confirma que es el "pata negra" como se venía hablando.

El terminal viene perfectamente protegido, aunque a primera vista parece que ni siquiera cabe dentro, pues la caja es como decimos muy muy pequeña. Los accesorios vienen perfectamente embalados y, en general, la presentación del envoltorio es muy buena. Se nota que Samsung ha querido cuidar esta parte en su buque insignia, y para nosotros es un gusto abrir terminales tan bien presentados.

Diseño y materiales: Sobriedad, delgadez, ligereza y mucho plástico

El diseño es continuista con la línea de la firma coreana, y no es de extrañar que lo sea cuando la primera generación de la línea Galaxy S se convirtió en el terminal Android del año pasado. En este aspecto Samsung ha arriesgado muy poco, y aún así ha conseguido un resultado muy bueno.

Review Samsung Galaxy SII

El Samsung Galaxy SII aúna todo lo interesante que proponía su hermano pequeño y lo mejora con una pantalla más grande y algunos retoques. En este aspecto, hablar de un terminal que monta una pantalla de 4.3 pulgadas, doble núcleo, 1 GB de RAM, etc. y poder decir que se ha quedado en los 8.5 mm de grosor y los 116 gramos de peso es casi impensable, y Samsung lo ha conseguido.

El terminal tiene forma rectangular con los bordes y esquinas matados, y aunque se hace más cuadrado que el Galaxy S, es cómodo de usar en mano. El cristal de la pantalla, de Gorilla Glass, ocupa todo el frontal sin dar ningún aspecto de fragilidad. La parte trasera está rematada, al igual que los laterales, con un plástico de acabado brillante, y el teléfono tiene una pequeña joroba en la parte inferior que, lejos de afear el terminal, ayuda a la facilidad de agarre.

Review Samsung Galaxy SII

Otra cosa es la tapa trasera, muy fina y completamente de plástico, tiene un punteado que evita rallados y suciedad. Es tan fina que parece demasiado frágil, aunque luego es flexible y parecer resistir bien. Además, aunque pueda parecer lo contrario, encaja perfecta y no se mueve ni un ápice.

Los acabados del teléfono son completamente plásticos, en eso no vamos a engañar a nadie, aunque podemos afirmar que no da la sensación plástica del Galaxy S de primera generación. Este parece más compacto y robusto, pero sin embargo es más ligero. La sensación mejora mucho con respecto a la de su hermano pequeño, y los acabados nos parecen buenos.

Review Samsung Galaxy SII

Resumiendo, el terminal ha sido rematado con materiales completamente plásticos, lo que contribuye sobremanera a su grosor y su ligereza. Sin embargo, la sensación de acabados no es tan mala, y mejora con mucho al primer Galaxy S, aunque a pesar de la mejora, no llega al nivel de acabados de los chasis metálicos de HTC.

Comparaciones posibles del Samsung Galaxy SII: odiosas y necesarias

Como para evitar confusiones lo mejor es poner un punto de referencia válido, es necesario hacer comparaciones, así que en este caso, vamos a hacer una comparativa en imágenes con la primera generación del Galaxy S y con un Xperia Arc, terminal de un tamaño similar y contemporáneo.

Para que podáis sacar vuestras conclusiones, mejor no haremos comentarios acerca de la comparativa, y esperamos que seáis vosotros los que comentéis vuestra impresión. Os dejamos con las fotos:

Conclusiones de la primera parte

El Samsung Galaxy SII ha sido diseñado para ser un superventas. Es un terminal mayúsculo, con un hardware espectacular y con unos acabados bastante mejorados, pues eran la asignatura pendiente en los anteriores modelos de la firma coreana. En diseño no es nada nuevo bajo el Sol, y sigue una tónica completamente continuista con los diseños de Samsung. Aún así, a nadie va a defraudar, pues es un terminal bonito y a pesar de su tamaño cómodo de usar.

En la próxima entrega de la comparativa, que suponemos estaréis esperando como agua de mayo, hablaremos centrándonos en el aspecto de hardware, así que volvemos a emplazáros a preguntarnos cualquier duda que podamos solventar en los comentarios.

En Xataka Android | SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (I) En Xataka Android | SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (II) En Xataka Android | SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos