Publicidad

Wolder WIAM #71+, análisis: una buena dirección apostando por diseño y rendimiento
Móviles Android

Wolder WIAM #71+, análisis: una buena dirección apostando por diseño y rendimiento

Publicidad

Publicidad

El pasado mes de noviembre Wolder lanzó su nueva gama de dispositivos Android, entre los que destacaba su nuevo buque insignia el WIAM #71+. Este móvil ha supuesto la que posiblemente sea una de las apuestas más ambiciosas de la joven empresa cántabra, una con la que aspiran a hacerse un hueco en lo alto de la gama media.

Cinco pulgadas, un acabado con toques metálicos, uno de los procesadores más fiables de MediaTek y un sensor de huellas dactilares. Sobre el papel el móvil parece una alternativa a tener en cuenta, pero aun faltaba saber qué tal se desenvolvía en la práctica. Por eso hemos estado unos días probándolo a fondo, y aquí tenéis un completo análisis con nuestras impresiones.

Wolder WIAM #71+, especificaciones técnicas

El WIAM #71+ viene equipado con un hardware con el que se sitúa en una posición cómoda dentro de la gama media. Pero antes de entrar a valorar cual ha sido nuestra experiencia después de estar probándolo a fondo, vamos a empezar desglosando y comentando cuales son sus especificaciones.

Wolder WIAM #71+, características técnicas
Dimensiones físicas 146 x 71,8 x 7,6 mm, 136 gramos
Pantalla IPS OGS 5 pulgadas
Resolución HD 1280 x 720 píxeles
Procesador MediaTek MTK6753
64 bit y ocho núcleos Cortex A3 a 1,5 GHz
Procesador gráfico ARM Mali-720 MP3 450Mhz
RAM 3 GB
Memoria 32 GB
Ampliable con microSD de hasta 64 GB
Versión software Android 5.1 Lollipop
Conectividad Dual SIM 4G, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Bluetooth, GPS, microUSB, Sensor de huellas, HotKnote, Radio FM
Cámaras 21 megapíxeles con flash LED
Frontal de 13 megapíxeles con flash
Batería 2.400 mAh no extraíble
Precio El precio oficial es de 299,00 euros en su tienda oficial.

Como habéis podido ver en la ficha, el nuevo buque insignia de Wolder apuesta por una pantalla de 5 pulgadas con resolución HD de 720p. Esta resolución puede parecer un poco justa para las que venimos viendo hoy en día, pero en mi opinión es suficiente para sacarle un buen partido a su pantalla, y de paso exprimir al máximo sus 2.400 mAh de batería.

Debajo del capó nos encontramos con un viejo conocido de la gama media, el procesador MTK6753 de 64 bits y ocho núcleos Cortex A3 a 1,5 GHz de MediaTek. Digo que es un viejo conocido porque ya lo hemos visto en dispositivos como el Meizu M2 Note o el Zopo Speed 7 Plus, consiguiendo en todos ellos muy buenos resultados de rendimiento.

A este procesador le acompañan 3 GB de memoria RAM y 32 gigas de almacenamiento interno que podremos ampliar hasta en otros 64 utilizando una tarjeta microSD. También tenemos una de las grandes bazas de las que presume Wolder, la de implementar un sensor de huellas dactilares en la gama media.

El WIAM #71+ es un peso pluma de 136 gramos y sólo 7,6 milímetros de grosor, algo que ha hecho que no puedan cargar una batería demasiado potente. Su acabado es muy similar al de la gala Xperia de Sony, y está rematado con marcos de aluminio. Su ficha la completan unas cámaras frontal y trasera de 13 y 21 megapíxeles y un actualizado sistema operativo Android 5.1.

Un diseño en la buena dirección

Dsc 0153

La de Wolder es la historia de una empresa joven que busca la relevancia, y que es consciente de que para conseguirla necesita cumplir por lo menos con dos requisitos mínimos: que su móvil rinda lo suficientemente bien y que tenga un diseño que entre por los ojos. Y si tenemos que hablar del diseño, desde luego que parece que lo han conseguido.

Los cántabros juegan a ser grandes, y el móvil que encabeza su nueva gama WIAM han elegido un acabado muy similar al de grandes móviles como los Xperia de Sony. Con esto me refiero a que en su parte trasera nos encontramos también con un acabado de cristal, y que sus laterales están rematados con unos vistosos marcos de aluminio.

Dsc 0164

En este punto me ha llamado especialmente la atención que en vez de hacer unos marcos redondeados como los de todos los móviles con diseños similares (hay que ver lo mucho que se ven últimamente), Wolder ha preferido darle un toque personal haciendo que los suyos dibujen una curvatura hacia dentro. Esto le da un aspecto único dentro de lo convencional, pero también tiene sus contrapuntos.

Y es que una de las primeras sensaciones que me ha dejado el teléfono cuando lo he cogido en la mano es que me ha parecido especialmente resbaladizo. La curvatura hacia dentro de sus laterales hace que nuestros dedos se apoyen en una superficie menor, con lo que tendremos que sujetarlo con cuidado si no queremos tener ningún susto.

Dsc 0132

Las malas noticias también llegan en las distancias cortas, ya que a pesar de que el marco le da un aspecto premium, la calidad del cristal de sus dos caras no terminan de estar a la altura. Puede que aquí esté pecando de tiquismiquis, pero esto lo he notado especialmente con el sonido de su botón Home y con lo mucho que se marcan las huellas a ambos lados.

WIAM #71+ BQ Aquaris M5 Motorola Moto G 2015 Samsung Galaxy A5 Sony Xperia M4 Aqua
Dimensiones 146 x 71,8 x 7,6 mm 143 x 69,4 x 8,4 mm 142,1 x 72,4 x 11,6 mm 139,3 x 69,7 x 6,7 mm 145,5 x 72,6 x 7,3 mm
Peso 136 gramos 144 gramos 155 gramos 123 gramos 136 gramos
Tamaño de pantalla 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas 5 pulgadas

Como vemos en la tabla, otro de los grandes problemas del móvil es que a pesar de haber conseguido ser realmente ligero y sorprendentemente fino, es bastante más alto que el resto. El excesivo tamaño de su marco inferior es un precio que han tenido que pagar para incluir el lector de huellas, y eso hace que sea incluso más alto que mi LG G3 de 5,5 pulgadas.

Pero estos pequeños detalles tampoco deberían empañar el excelente trabajo que ha hecho Wolder con el acabado de su nuevo buque insignia. Es evidente que aun le falta bastante para igualar a los móviles de gama alta, pero el camino emprendido es el correcto y sus argumentos suficientes para hacerlo destacar.

Una pantalla que ni luce ni desluce

Dsc 0142

Los que me leéis con asiduidad sabéis que soy un defensor a ultranza de las pantallas de 5 pulgadas. Pero aunque en condiciones normales aplaudiría la apuesta de Wolter por este tamaño, los excesivos marcos que ya he mencionado han acabado con las ventajas que podría haber tenido con respecto a los móviles con pantallas mayores.

Pero dejando de lado este asunto lo justo es reconocer que la pantalla del WIAM #71+ cumple bien con todo lo que se espera de ella. Como he dicho, considero que la resolución de 720p es más que suficiente para poder disfrutar de vídeos de alta resolución en una pantalla de su tamaño, y además consigue que la batería de 2.400 mAh consiga estirar algo más la autonomía del terminal.

A la hora de sacarlo a la calle he podido comprobar que la pantalla se ve correctamente bajo la luz directa del sol. Si el día es especialmente soleado la visibilidad baja, aunque esto es algo con lo que nos encontraremos en prácticamente todos los móviles. Eso hace que esta cualidad no sea algo de lo que presumir, pero por lo menos no supone un problema.

Otro de los problemas de su doble panel adelante y atrás lo encontramos en su fragilidad. Y es que incluso habiéndolo llevado siempre en bolsillos en los que no había nada más, mirándolo de cerca he podido notar que durante los días de la prueba ha aparecido algún que otro pequeño rallón. Son casi imperceptibles tanto adelante como atrás, pero si os compráis este móvil tendréis que protegerlo bien si no queréis disgustos a largo plazo.

Y ya para terminar, también tengo que mencionar una de las características de moda últimamente: la de poder ejecutar aplicaciones directamente dibujando letras o símbolos sobre la pantalla apagada. En teoría esto hubiera sido útil para hacer rápidamente algunas opciones, pero como veréis cuando os hable del software no lo ha conseguido. ¿La razón? La pantalla de bloqueo.

Android limpio y sin añadidos

Dsc 0162

Otra de las cosas que me han gustado de este móvil es la manera en la que Wolder ha tratado a Android. Ni capas de personalización, ni sets de iconos ni nada. El sistema operativo de Google viene limpio como pocas veces lo he visto, y los únicos añadidos han sido para implementar algunas de las opciones del dispositivo.

Evidentemente, el tocar poco el sistema operativo ha ayudado a que la empresa cántabra pueda ofrecer el sistema operativo Android 5.1. Incluso se permiten el lujo de prometerle a sus potenciales compradores una rápida actualización a Android 6.0 Marshmallow, algo que suele ser poco común en las gamas medias. Habrá que seguirles la pista para ver si consiguen cumplir o todo se queda en buenas intenciones.

Untitled

Tampoco han abusado de las aplicaciones preinstaladas. Sólo nos encontraremos con algunas core apps como el administrador de archivos o el gestor de huellas dactilares, el asistente virtual Sherpa Next y un par de aplicaciones propias. Una de ellas se llama Big Button, y nos da acceso a más aplicaciones y ofertas exclusiva, mientras que la otra es un simple acceso directo a la tienda de la empresa. Esta última la verdad es que sí que me ha sobrado.

El botón cuadrado no muestra las aplicaciones abiertas sino el menú para gestionar los escritorios, y que el botón central no lanza Google Now sino que manteniéndolo pulsado hace de botón cuadrado y muestra las aplicaciones en uso. Estos cambios me han tenido algo descolocado desde el principio, pero supongo que será cosa de acostumbrarme.

En cuanto al resto de añadidos, llama la atención que el intercambio de datos se haga por Hot Knot y no por NFC. También tenemos un panel de control para gestionar las dos ranuras SIM determinando cual de ellas hace las llamadas o se encarga de los datos móviles, y el cada vez más clásico menú para configurar las horas de encendido y apagado del dispositivo.

Y también tenemos los gestos inteligentes. Con esta opción podremos habilitar el doble tap para encender la pantalla, el que con deslizar hacia arriba, abajo o a los lados el dedo sobre la pantalla se realicen ciertas acciones. Hay predefinidas una serie de letras, y también podemos configurar qué aplicación se lanzará cuando las dibujemos sobre la pantalla.

Como os he dicho antes la idea de estos gestos es buena, pero me he encontrado con un pequeño problema. Por ejemplo, cuando intento abrir la cámara dibujando una C esta no se me abre automáticamente, sino que primero tengo que desbloquear el móvil. Es obvio que esto ayuda a mantener mi privacidad, pero si la razón de ser de estos gestos es poder abrir una app rápidamente pierde bastante su sentido si se interponen pantallas de bloqueo.

Rendimiento y autonomía

Dsc 0176

El MTK6753 es uno de los mejores procesadores de MediaTek que he probado nunca en un móvil, por lo menos en la gama media. Me lo he encontrado ya en varios modelos, y los resultados en todos han sido siempre óptimos. Evidentemente no se le puede comparar a los grandes procesadores de los dispositivos que encabezan la gama alta, pero no tiene nada que envidiarle a los de las inferiores.

Es verdad que hoy en día equipar un Qualcomm sigue pareciendo que le da a un móvil un aura especial que le pone por encima de los que no lo hacen, pero en términos de rendimiento este MTK6753 ha superado con creces la experiencia que he tenido con los Snapdragon 4XX, e incluso el de algunos Snapdragon 610.

¿Y qué efectos tiene esto? Pues que durante los días que lo he estado probando, el WIAM #71+ ha ido siempre como un tiro, y no se ha despeinado con ralentizaciones ni siquiera mientras sacaba el máximo partido de su multitarea, por ejemplo, ejecutando apps mientras otras se están actualizando. Lo mismo con los juegos, ningún problema en ninguno de los que he probado.

Wolder WIAM #71+ BQ Aquaris M5 Motorola Moto G 2015 Samsung Galaxy A5 Sony Xperia M4 Aqua OnePlus X
AnTuTu 5 36.952 32.613 22.406 21.581 34.948 41.125
GeekBench 3 2.914 2.556 1.640 1.460 2.551 2.428
Quadrant 22.732 20.207 11.583 12.241 21.609 23.680
Vellamo Metal 1.165 935 608 684 770 1.537

Las buenas maneras del procesador también se ven reflejadas en los benchmarks. En la tabla podemos ver cómo Wolder ha conseguido superar en todos los bancos de pruebas los resultados de sus compatriotas de BQ, e incluso se han permitido el lujo de acercarse peligrosamente a los resultados de todo un OnePlus X.

Por lo tanto, me atrevo a decir que si he de destacar una cualidad de este teléfono esta será sin duda la del rendimiento. Tengo ganas ya de ver cómo es la pelea entre los próximos procesadores de Qualcomm y MediaTek en la gama media del año que viene, porque mucho van a tener que mejorar los Snapdragon en esta categoría si quieren que las diferencias de rendimiento sean tan abismales como lo fueron antaño.

Dsc 0174

Lamentablemente, pese a que el rendimiento del móvil es impecable no podemos decir lo mismo sobre la autonomía. Parece que ni siquiera las 5 pulgadas ni la resolución de 720 píxeles han sido suficiente para conseguir sobresalir, y aunque llegaremos con creces al final del día, casi siempre tendremos que acabar recargándolo para enfrentarnos a la siguiente jornada.

Wolder ha tenido que elegir entre diseño y batería, y ha optado por el primero haciendo un móvil tan delgado que sólo han podido meter una batería de 2.400 mAh. Como he dicho siempre he llegado bien al final del día, que es lo que cuenta, pero conformándome tres horas o tres horas y media de pantalla.

Eso sí, tampoco vamos a llevarnos las manos a la cabeza, porque este es un error que tampoco le es extraño al resto de dispositivos de la gama media. Además, en cualquier caso siempre dependerá del uso que hagamos del dispositivo, porque si utilizáis menos aplicaciones y menos redes sociales que yo seguramente os dure bastante más. Sin ir más lejos, en el benchmark de batería de PCMark me han llegado a dar unas cinco horas y media de pantalla.

La cámara, la gran asignatura pendiente

Dsc 0168

Hasta este punto la mayoría de las cosas que he ido contando sobre este móvil son buenas, y es que aunque siempre hay algún pero me ha sorprendido gratamente lo que Wolder se ha sacado de la manga. Pero desafortunadamente, con la cámara han cometido un pecado capital que le resta enteros al dispositivo y contrarresta mucho de los aciertos que han tenido.

Lo digo en serio, el móvil tiene varias características que lo colocan en lo alto de la gama media, pero la cámara no está para nada a la altura. Puede que sea porque al firmware aun le falta un par de vueltas en la sartén, pero aunque he conseguido alguna que otra buena foto, por lo general la mayoría de ellas me han acabado decepcionando.

La cámara se maneja especialmente mal con los negros. Esto no le hará gracia a quien tenga como yo un gato de ese color, pero tampoco a quien al sacar una foto durante un día soleado vea que las sombras son excesivamente oscuras y acaban con todos los detalles, y que los cielos se quedan prácticamente blancos en vez de azules.

En muchas ocasiones nos puede parecer que la foto ha salido bien, pero cuando hacemos zoom en ella vemos que la cámara se ha comido todos los detalles. Y eso pasa en los días soleados, que es cuando normalmente se lucen las cámaras, o sea que os podéis imaginar el panorama cuando atardece y empieza a oscurecer.

Cuando he sacado una foto de noche o con poca luz han aparecido el ruido y las clásicas "manchas" que lo emborronan todo, y cuando la foto la he tomado cerca de una farola han aparecido tantos destellos que parecía una película de J. J. Abrams. Es justo decir que en alguna ocasión las fotos han salido bien, podéis verlo en la galería, pero por lo general la cámara me ha decepcionado bastante.

En cualquier caso, hay que recordar que este móvil acaba de ser presentado y que al firmware le faltan un par de retoques para optimizar algunos de sus puntos flacos. Como he dicho, en una o dos ocasiones me han salido fotos muy superiores a las demás, por lo que quizá con futuras actualizaciones del sistema operativo puedan conseguir que el procesado de imagen mejore. Habrá que estar atentos para ver si es así.

La opinión de Xataka Android

Dsc 0150

Wolder ha hecho un excelente trabajo con su nuevo buque insignia, y ha conseguido sacarse de la manga un móvil con unos buenos acabados y un rendimiento espectacular. Aun así ha cometido un par de errores que lo penalizan, siendo el más notable de ellos el de equipar una cámara a todas luces insuficiente.

Pero no sería justo que estos defectos ocultasen que el camino emprendido por la joven empresa cántabra es el acertado. De hecho, creo que si le hacen caso al feedback de los usuarios y se siguen atreviendo a ser ambiciosos como lo han sido con el diseño de este teléfono y su lector de huellas, no me cabe duda de que en el futuro seguiremos hablando cada vez más sobre ellos.

6,9

Diseño7,5
Pantalla6,5
Rendimiento8
Cámara5,5
Software7,5
Autonomía6,5

A favor

  • El rendimiento saca lo mejor de MediaTek
  • Diseño cuidado y con marcos metálicos
  • Sensor de huellas
  • Android limpio y casi sin tocar

En contra

  • La cámara queda como su gran asignatura pendiente
  • Marcos excesivos
  • Autonomía demasiado justa
  • La parte trasera es un imán de huellas

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Wolder. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir