Compartir
Publicidad
Xiaomi Mi Mix 3 vs OPPO Find X vs Honor Magic 2 vs Vivo NEX vs Lenovo Z5 Pro: la vuelta de los móviles deslizables
Móviles Android

Xiaomi Mi Mix 3 vs OPPO Find X vs Honor Magic 2 vs Vivo NEX vs Lenovo Z5 Pro: la vuelta de los móviles deslizables

Publicidad
Publicidad

La lucha por borrar los marcos de los teléfonos móviles está provocando que lleguen al mercado no pocas propuestas de diseño, aunque tal vez la más extendida por ahora sea la de la conocida ceja, o 'notch', que el iPhone X popularizó el pasado año, desplazando al Essential Phone que había propuesto su 'cutout' sólo unos meses antes.

Tenemos recortes en la pantalla, posibles modelos con la pantalla perforada en camino y, para hacerlo más divertido, teléfonos que llevan una pantalla a la parte trasera para poder prescindir de la cámara frontal. Pero otros fabricantes están apostando por recuperar algo que parecía ya abandonado en la telefonía móvil moderna, las piezas móviles. Varios fabricantes están escondiendo la cámara en el cuerpo, y mostrándola con distintos sistemas. Repasemos los cuatro líderes en estos momentos.

Vivo NEX

Nex

El Xiaomi Mi Mix ya había ofrecido en su momento una solución para llevar las pantallas hasta el mismo borde, moverlas a la parte inferior del marco, pero tuvo que ser Vivo el primero en ofrecer una alternativa con piezas móviles. La cámara estaría en la situación en la que había estado siempre, o casi siempre, pero escondida tras la pantalla del teléfono.

Llegó en el mes de junio de 2018, y lo hizo con una pantalla de 6,59 pulgadas sin ningún tipo de recorte más allá de sus bordes redondeados. El Vivo NEX montó una Super AMOLED que no tenía bordes superiores, y que tampoco los tenía inferiores, salvo por una pequeña barbilla bastante delgada en comparación con la de la competencia.

El NEX no fue el primer teléfono en ofrecer una cámara móvil, pero sí el primero de los modelos modernos en esconderla automáticamente en el cuerpo

Su secreto, una cámara frontal que se escondía en el cuerpo, apareciendo en la parte superior como cuando abrimos la bandeja para introducir la SIM o la microSD. Un diseño que evolucionaría no mucho más tarde gracias a OPPO, pero que se convirtió en el primero de su especie en estas nuevas generaciones. Un auténtico móvil 100% pantalla, con matices y un porcentaje real algo menor, pero que pareció indicar el camino a seguir.

El Vivo NEX llegó además en dos versiones, una con el Snapdragon 710, el NEX A, y otra con el Snapdragon 845, el NEX S. 6GB de RAM para el primero, 8GB de RAM para el segundo, y una batería de 4.000 mAh en el interior para completar la configuración. Por desgracia, el Vivo NEX no ha salido aún de China en ninguna de sus versiones, veremos qué ocurre en generaciones próximas.

OPPO Find X

El segundo teléfono en emplear piezas móviles fue de OPPO, y se convirtió automáticamente en uno de los móviles más bonitos del mercado, aunque esta valoración es completamente subjetiva. El Find X utilizó el sistema de sus hermanos de Vivo pero llevándolo un paso más allá. La pieza móvil que se escondía en el teléfono no era únicamente la de la cámara, sino que el sistema automático hacía que se desplegase todo el móvil en su parte superior.

Aterrizó en el mercado en agosto de 2018, y éste sí fue un móvil internacional. De hecho, se convirtió en la punta de lanza de la expansión internacional de una marca que antes ya había dado un tímido paso lejos de las fronteras chinas, con una web de venta online que acabó cerrando.

El OPPO Find X también apostó por una gran pantalla, otra OLED de 6,4 pulgadas con bordes curvados, y con un aprovechamiento del frontal superior al 92%. Cifras impresionantes para un teléfono móvil con casi todas las especificaciones principales al 100%, aunque con un precio también bastante alto.

Una única versión de RAM, 8GB, y una única versión de almacenamiento interno, 256GB. Potencia de sobra para sumar al Snapdragon 845, a su sistema dual de cámara trasera y a su cámara frontal de 25 megapíxeles. Todas ellas, las tres, escondidas en el módulo deslizable. El precio, de 999 euros en su lanzamiento, lo situaba compitiendo con los gigantes, tal vez un poco por debajo de éstos.

Xiaomi Mi Mix 3

Como comentábamos al principio, Xiaomi fue el primero (segundo, en realidad, tras Sharp) en apostar por las pantallas sin marcos superiores, aunque tuvo que mover la cámara frontal al inferior, no pudiendo prescindir de éste. Aquél fue el Mi Mix original, y en el Mi Mix 3 nos encontramos con la cuarta generación. Un teléfono, esta vez sí, todo pantalla.

Como en el caso de OPPO, Xiaomi llevó la pantalla de su Mi Mix 3 hasta las 6,40 pulgadas. Concretamente, 6,39 pulgadas, y llevó el panel hasta los mismos límites del marco. Según su propio fabricante, ofreciendo un aprovechamiento del frontal superior al 90%. Un panel AMOLED, apostando de nuevo por diodos orgánicos, y con resolución FullHD+ y aspecto 19.5:9.

A diferencia de los casos anteriores, en Xiaomi apostaron por un deslizamiento manual para hacer aparecer sus dos cámaras frontales, a falta de una. Un sencillo gesto con la mano, empujando la pantalla hacia abajo, y ya podíamos hacer selfies. Como decimos, con dos cámaras. 12 y 12 megapíxeles a la espalda, 24 y 2 megapíxeles escondidos tras la pantalla para el frontal.

Al igual que con el resto de sus competidores, Xiaomi apostó por una configuración a máxima potencia. Snapdragon 845, un modelo básico con 6GB de RAM y la posibilidad de hacernos con uno de 8GB/256GB. 4.000 mAh con carga rápida, y prácticamente todo lo que se le puede pedir a un teléfono de su nivel. Un teléfono internacional, de nuevo, con el precio aún pendiente de confirmarse lejos de China.

Honor Magic 2

Honor Magic 2

Uno de los últimos en aterrizar llega directo desde el territorio Honor, y se convierte en la segunda generación de un primer terminal que debutó a finales de 2016, la apuesta del fabricante chino por los teléfonos sin marcos y con asistente inteligente incorporado. Aquel modelo no llegó a pisar el suelo lejos de China, y aún no sabemos si esta nueva generación lo hará.

La gran duda con el Magic 2 es la misma que surgió con el primero, ¿abandonará China?

Nos encontramos de nuevo ante un teléfono con pantalla deslizante, como el Mi Mix 3, y que permite así esconder tras la misma el juego de cámaras frontales. Las traseras, sin embargo, se quedan sobre el cuerpo. Vemos las diferencias entre Xiaomi y Honor con respecto a OPPO, que prefiere tener todos los sensores y lentes a buen recaudo.

En cuanto a potencia, en Honor han echado el resto, imitando así a los últimos modelos de Huawei. Su pantalla de 6,39 pulgadas con resolución FullHD+ está acompañada por un Kirin 980, el último cerebro de 7 nanómetros de Huawei, y por 6 y 8GB de RAM. En el almacenamiento, 128 y 256GB. A las cámaras, triple sensor trasero con 16, 24 y 16 megapíxeles. En el frontal, 16 megapíxeles. La fuente de energía, 3.400 mAh con SuperCharge 2.0 y su cargador de 40W.

Además, este Magic 2 ha aterrizado con lo último en software de su fabricante, incluyendo el asistente inteligente que acompañó al primer modelo, y que es el principal culpable de que posiblemente el teléfono no llegue a cruzar sus fronteras. Demasiado orientado al mercado chino, tal vez aún no preparado para un desempeño internacional.

Lenovo Z5 Pro

Z5 Pro

Otro teléfono con pantalla deslizante, de nuevo con todo el panel trasero desplegándose para asomar ligeramente por encima del frontal, ofreciendo así las dos cámaras frontales. Porque aquí, en el Z5 Pro de Lenovo, tenemos dos ojos para selfies, como en el caso de Xiaomi. Concretamente, 16 y 8 megapíxeles.

La pantalla deslizante no permite esconder las cámaras traseras, que siguen sobre la carcasa del teléfono con el diseño estandarizado que ya conocemos. Aquí tenemos 16 y 24 megapíxeles, firmados por Sony y ofreciendo desenfoque selectivo o bokeh, al igual que en la parte trasera. Otro panel de 6,39 pulgadas FullHD+, por cierto, el formato parece que se va clonando.

Hardware más modesto pero la misma apuesta en diseño que parte de su competencia, aunque quizá no salga de China

En cuanto a potencia, nos topamos con un modelo más recortado que los que situamos como competencia, aunque empatando con el hermano pequeño de los dos Vivo NEX. Un cerebro Snapdragon 710, 6GB de RAM, dos opciones de almacenamiento en 64 y 128GB y 3.350 mAh de batería, con carga rápida gracias al procesador y, eso sí, un precio bastante interesante.

Como en algunos modelos que ya hemos comentado, no está claro que el Lenovo Z5 Pro vaya a abandonar China, pues el fabricante utiliza Motorola como su marca internacional, aunque tal vez estemos ante el germen de un futuro Motorola con pantalla deslizante. Su precio actual, unos 253 euros. En China, por supuesto.

Todos los modelos, duelo de especificaciones

Lenovo

Xiaomi Mi Mix 3

OPPO Find X

Honor Magic 2

Vivo NEX S

Lenovo Z5 Pro

Super AMOLED
6,39 pulgadas
19.5:9 y 85%

AMOLED
6,40 pulgadas
19.5:9 y 87%

AMOLED
6,39 pulgadas
19.5:9 y 85%

Super AMOLED
6,59 pulgadas
19.5:9 y 86%

Super AMOLED
6,39 pulgadas
19.5:9 y 88.5%

Snapdragon 845

Snapdragon 845

Kirin 980

Snapdragon 845

Snapdragon 710

6GB/8GB/10GB

8GB

6GB/8GB

8GB

6GB

128GB/256GB

256GB

128GB/256GB

128GB/256GB

64GB/128GB

12 megapíxeles
12 megapíxeles

16 megapíxeles
20 megapíxeles

16 megapíxeles
16 megapíxeles
24 megapíxeles

12 megapíxeles
5 megapíxeles

16 megapíxeles
24 megapíxeles

24 megapíxeles
2 megapíxeles

25 megapíxeles

16 megapíxeles
2 megapíxeles
2 megapíxeles

8 megapíxeles

16 megapíxeles
8 megapíxeles

3.200 mAh

3.730 mAh
3.400 mAh

3.500 mAh

4.000 mAh

3.350 mAh

157.9 x 74.7 x 8.5 mm

156.7 x 74.2 x 9.4 mm

157.3 x 75.1 x 8.3 mm

162 x 77 x 8 mm

155.1 x 73 x 9.3 mm

218 gramos

186 gramos

206 gramos

199 gramos

210 gramos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio