Quería descargar el Traductor de Google y acabé con una app hasta arriba de publicidad: la culpa es de los anuncios de Google Play
Play Store

Quería descargar el Traductor de Google y acabé con una app hasta arriba de publicidad: la culpa es de los anuncios de Google Play

¿Alguna vez te has descargado una app distinta a la que buscabas por un despiste? Le puede pasar a cualquiera si no se presta mucha atención, pues en Google Play se dan cita desarrolladores sin escrúpulos y una moderación que prefiere mirar a otro lado. El resultado es una bomba de relojería.

No hace falta rebuscar mucho en Google Play para encontrar apps engañosas o que directamente son malware. A todos estos peligros se añade uno de fácil solución: los anuncios en las búsqueda de Google Play apenas se distinguen de los resultados normales. Presta poca atención y acabarás con Traductor Idioma Translate All en lugar de Google Translate, o Koadernoa en lugar de Google Keep.

No es un pájaro ni un avión: es un anuncio

Los anuncios -o, mejor dicho, resultados patrocinados- llevan ya muchos años en Google Play: desde 2015 para ser exactos. Por aquel entonces Google Play era más verde y colorido y los anuncios se marcaban con la palabra Ad en color amarillo, más difícil de que se te pasara por alto.

Anuncio
Los resultados patrocinados se veían así en su lanzamiento, con un resaltado en color

El tiempo no pasa en valde para nadie, y tampoco para Google Play, que desde 2018 comenzó a descolorarse, es decir, a tener una interfaz predominantemente blanca (no había modo oscuro entonces). Menos elementos decorativos y menos colores, por el camino desapareció el resaltado en color de los anuncios.

A día de hoy, los resultados promocionados de Google Play se resaltan con el texto Anuncio en negrita, sin ningún color y camuflado entre un bloque de texto que incluye el nombre de la app, su autor, la categoría, un texto personalizado, el icono y la cifra de descargas. En inglés es todavía peor, pues la palabra Ad tiene solo dos letras, de modo que el aviso es realmente pequeño.

Anuncioz

Google dice en su página de ayuda de Google Play que los anuncios "están bien indicados y se muestran junto con otros contenidos", aunque es discutible que una negrita escondida entre tanto texto pueda definirse como una buena indicación. Con ciertas tipografías y tamaños de letra, lo cierto es que no se diferencia mucho del resto del texto.

Anuncios que suplantan a otros

El motivo por el que incido tanto en lo camuflados que están los anuncios es que al hacer una búsqueda en Google Play esperas que los resultados de la parte superior sean los más relevantes. Al fin y al cabo, la relevancia en las búsquedas es lo que ha aupado a Google al imperio que controla hoy en día.

Seamos sinceros, muchas veces usamos el móvil en modo automático y sin prestar mucha atención, especialmente para tareas que hemos llevado a cabo miles de veces. Si quieres descargar una app conocida de Google Play, la buscas, tocas en ella y pulsas Instalar. El problema es que esa app que instalas podría ser una totalmente distinta a la que piensas si aparece un anuncio muy similar. Y aparecer, aparecen.

Traductor
Espera un momento, este no es el traductor de Google

Una búsqueda de Traductor en Google Play lleva al puesto número 1 al Traductor de Google por relevancia, pero por encima de ella aparecen uno o dos anuncios con un icono y nombre casi calcado. Cada uno de ellos cosecha más de cinco millones de descargas, así que esta inversión en publicidad parece estar dando sus frutos.

El caso de estas apps de traducción que suplantan a Google Translate no es muy grave pues las apps, a pesar de tener algo de publicidad y requerir un pago de 6,49 euros para hacer lo mismo que el traductor de Google pero peor, son más o menos funcionales. El problema es que esta suplantación de identidad es cada vez más común en Google Play y en cierto modo es como el phising, pero aplicado a apps.

Al buscar una app en Google Play esperas que el primer resultado sea el más relevante pero a veces es un anuncio, y no son fáciles de distinguir

Si instalas una app creyendo que es otra, es posible que introduzcas tus credenciales de otro servicio, que podrían ser guardadas por esta segunda app. Por ejemplo, una app falsa del banco podría recopilar datos de acceso.

La buena noticia es que la mayoría de aplicaciones engañosas que hemos encontrado en anuncios tienen un objetivo algo más mundano: inflarte con anuncios. Esto es lo que hace una app llamada GPS, mapas y navegación que imita el icono de Google Maps de antaño y te hace ver anuncio tras anuncio antes de mostrar la interfaz de la aplicación.

Maps
Un momento, esto no es Google Maps, sino una app en la que hay que literalmente cerrar cuatro pantallas de anuncios una tras otra y necesita permiso para hacer fotos por algún motivo

De nuevo tenemos a una aplicación horrible con millones de descargas (más de 50 ahora mismo), por lo que la inversión en resultados de búsqueda patrocinados parece haber salido rentable. Todo sea dicho, casi con seguridad apoyada por una buena tonelada de reseñas pagadas, que entierran las reseñas de una estrella en el olvido y lejos de los incautos que entran a descargar la app.

Con este panorama, se juntan cada vez más desarrolladores amantes de la picaresca y Google, que sigue mirando para otro lado, para provocar que la tienda de aplicaciones sea un campo de minas. No es tanto el riesgo de malware -que existe- sino la molestia de tener que esquivar los intentos de spam. No es mucho problema para los usuarios experimentados, pero puede ser realmente complicado para alguien poco puesto en tecnología distinguir qué Traductor es "El Traductor".

El problema no son sólo los anuncios

Por supuesto, el problema de Google Play y la suplantación de identidad no se encuentra únicamente en los anuncios. Otros desarrolladores optan por la solución más orgánica de impersonar a otra aplicación y esperar a que los incautos piquen. Lo hemos visto una y otra vez con todos los juegos que todavía no tienen versión para Android, como Apex Legends hace unos años, por poner un ejemplo.

Si una app no está en Google Play por el motivo que sea, seguro que hay otra que finge ser esa app

Una víctima fácil son las aplicaciones que ya no están disponibles oficialmente. Tan pronto como una aplicación ya no está disponible en Google Play, aparecen otras que se hacen pasar por ella para cubrir el hueco. De este modo, podemos encontrar hoy en día la resurrección de Google Play Music o incluso Flash Player para Android con el mismo logo y todo, a pesar de ser un reproductor de vídeos -lleno de publicidad- que nada tiene que ver con Adobe.

Fallecidos
Tan pronto como una app desaparece, salen siete clones que la suplantan

Por volver, ha vuelto hasta Clean Master, que está desaparecida de Google Play junto con el resto de aplicaciones de Cheetah Mobile desde hace ya dos años.

Google está haciendo algo, pero poco

Aunque pareciera que Google se ha quedado de brazos cruzados mientras Google Play sigue acumulando aplicaciones de calidad discutible, lo cierto es que han hecho poco, pero han hecho algo. Un cambio bastante útil que se estrenó con Fortnite en 2018 son los avisos de que una aplicación no está en Google Play.

Por el momento Google se ha reservado estos avisos para casos especiales que se pueden contar con los dedos de una mano, así que no es solución aplicable a gran escala, aunque es útil para picos concretos de interés en apps o juegos que ni están en Google Play ni se les espera.

Fortnit
El aviso original de que Fortnite no está en Google Play, aunque ya no aparece

Otro cambio que ha introducido Google para minimizar el impacto de los desarrolladores caraduras son los resultados truncados, que muestran solo apps concretas. Este tipo de resultados aparecen al hacer una búsqueda del nombre de una app conocida, como pudiera ser el nombre de WhatsApp.

Es decir, en lugar de obtener una hilera interminable de aplicaciones con nombres e iconos relacionados con WhatsApp, se muestran las tres aplicaciones oficiales de WhatsApp y búsquedas relacionadas. Si no buscas ninguna de ellas, todavía puedes tocar en Más resultados y ver más, aunque la gran mayoría de los usuarios no lo harán.

Word
Al buscar el nombre de apps concretas, lo normal es que aparezca solo esa app y se oculten las apps relacionadas

Lo que no está haciendo Google es hacer cumplir sus propias reglas. Todo un apartado de la política de publicación en Google Play se dedica a la suplantación de identidad e indica que no se premiten aplicaciones con "títulos e iconos que son tan similares a los de otros productos o servicios que puede llevar a error a los usuarios".

Si Google no permitiera aplicaciones con nombres e iconos engañosos, ni siquiera los resultados patrocinados en las búsquedas serían un gran problema, al quedar claro que Traductor Pepito no es el Traductor de Google. Mientras tanto, Traductor Idioma/Translate All seguirá cosechando descargas y alguien seguirá picando y viendo anuncios entre traducción y traducción.

Temas
Inicio