Compartir
Publicidad
Android 10 es el fin de una década llena de postres: repasamos los dulces que dieron nombre a todas las versiones de Android
Sistema operativo

Android 10 es el fin de una década llena de postres: repasamos los dulces que dieron nombre a todas las versiones de Android

Publicidad
Publicidad

Cada año, todos los fanáticos de Android especulaban con el nombre que recibiría la nueva versión del sistema operativo de Google. La Gran G tenía (en pasado) la tradición de acompañar cada nueva versión con un dulce o postre que comenzase con la letra del abecedario correspondiente a dicha versión, pero eso se acabó.

Google, en pos de la accesibilidad, ha decidido que Android Q sea, simple y llanamente, Android 10, a secas. No hay postres, no hay dulces. Solo un número cuya idea, como hemos visto desde años en iOS, es que los usuarios puedan saber más fácilmente si están o no actualizados. Decir "Android 11 es más actual que Android 10" se entiende mejor que decir "yo tengo Android Pie y tu Android Oreo".

Se acaba así una de las tradiciones más largas en el mundo de la tecnología, porque lo que a modo de esquela vamos a repasar cuáles han sido los dulces que han puesto nombre a las diferentes versiones de Android hasta ahora.

De cuando había versiones nuevas de Android cada mes

Todo comenzó un 23 de septiembre de 2008 cuando Android 1 Apple Pie vio la luz, aunque en un principio se quería usar Astro Boy (para darle un nombre más de robot). Pocos meses después, el 9 de febrero de 2009 llegó Android 1.1 Banana Bread, un nombre no oficial para una versión que se lanzó para el HTC Dream.

Dos meses más tarde, el 25 de abril de 2009, llegó Android 1.5 Cupcake, que tampoco duraría mucho porque en septiembre del mismo año se lanzó Android 1.6 Donut. Donut duró realmente poco, un mes escaso, porque el 26 de octubre se lanzó Android 2.0 Eclair, que recibió dos versiones: Android 2.0 Eclair y Android 2.1 Eclair. Eclair, por cierto, es un postre francés que en España se conoce como "petisús".

Android Donut

Pero tampoco creas que tuvo una vida demasiado larga. Por aquellos entonces había versiones de Android nuevas cada poco meses, así que el 20 de mayo de 2010 vio la luz Android 2.2 Froyo, a.k.a. Android 2.2 Yogur Helado. De hecho, se barajó la posibilidad de llamarlo Frozen Yoghurt, pero seamos francos, Froyo es más fácil de pronunciar.

Como puedes ver, era más que normal tener dos versiones diferentes de Android cada año

Google le dio tiempo a Froyo o, al menos, más que a sus predecesores, porque no será hasta el 6 de diciembre de 2010, casi en plena Navidad, cuando Android 2.3 Gingerbread vea la luz. No parece casualidad, puesto que los clásicos dulces de Navidad con forma de persona están hechos de gingerbread, traducido como pan de jengibre.

Siguiendo con la tradición de lanzar versiones de Android cada poco tiempo, el 22 de febrero de 2011 llega Android 3.0 Honeycomb (panel de miel o nido de abejas). Un nombre conocidísimo dentro del mundo Android, pero que también podría haber sido Android 3.0 Horchata, una bebida típica de la Comunidad Valencia.

Android Ice Cream Sandwhich

Y si Android Honeycomb fue conocido, poco hay que decir de Android 4.0 Ice Cream Sandwich (sandwich de helado), que actualmente conserva un timidísimo 0,3% de cuota de mercado a nivel global. No está mal si tenemos en cuenta que se lanzó el 18 de octubre de 2011. Y a partir de aquí la cosa se calmó.

Pasamos a los lanzamientos anuales

A Android 4.0 le siguió Android 4.1 Jelly Bean (las clásicas grajeas de sabores) el 9 de julio de 2012, y aquí es cuando Google empieza a dosificar los lanzamientos de nuevas versiones. Desde Jelly Bean, los sistemas operativos nuevos o major updates empezarón a lanzarse de forma anual.

Kitkat

Por eso no nos extraña que en octubre de 2013, más de un año después de Jelly Bean, se lanzase Android 4.4 KitKat. Sí, KitKat, como la famosa chocolatina de cuatro barritas que puedes encontrar en cualquier máquina de vending (y no, no fue un patrocinio). Fue una de las versiones más populares y la anterior a uno de los grandes cambios sufridos por Android en su historia.

¿Por qué? Porque el 12 de noviembre de 2014 se lanzó Android 5.0 Lollipop (piruleta), aunque durante mucho tiempo se pensó que sería Lemon Merinfgue Pie. Lollipop se caracterizó por llevar a Android Material Desing, un nuevo lenguaje de diseño que sentaría las bases del Android Puro que todos conocemos actualmente.

Android 5.0 Lollipop trajo uno de los cambios estéticos más importantes en la historia de Android

Luego vino Android 6.0 Marhsmallow (no confundir con Marshmello, son cosas muy distinas). Traducido al español significa malvavisco, aunque yo las conozco desde siempre como "esponjitas". ¿Recuerdas la típica película americana en la que el padre lleva a su hijo de pesca y por la noche pinchan unas cosas blancas o rosas en un palo y las tuestan en una hoguera? Pues justo eso. Se lanzó el 5 de octubre de 2015.

Android Nougat

En pleno verano de 2016, un caluroso 15 de junio, Google desplegó Android 7.0 Nougat (turrón), aunque todos esperábamos que fuese Android Nutella o Nocilla. Una pena. Fue hace tres años, pero actualmente casi un 20% de los móviles Android que hay en el mundo tienen Android 7.0 o 7.1 Nougat instalado.

Y si durante la presentación de Nougat hizo calor, mejor no hablamos del lanzamiento de Android 8.0 Oreo, que se lanzó de forma oficial un 21 de agosto de 2017. 37º grados de temperatura había en la capital española ese día. Es el sistema operativo con mayor cuota de mercado en la actualidad con algo más del 28%.

Android 9 Pie será la última versión de Android en tener nombre de dulce

El último en llegar ha sido Android 9 Pie, que también llegó a principios de agosto. La versión estable se lanzó el 6 de agosto de 2018, hace poco más de un año, y llegó cargadita de novedades pensadas, sobre todo, para el bienestar digital. Parece que su adopción está siendo más rápida que en versiones anteriores, pero los últimos datos de Android muestran un 10,4% de cuota de mercado.

Y llegamos a Android... 10

Android 10

Y aquí estamos, un 22 de agosto de 2019 con Android 10 recién anunciado. La compañía ha decidido ponerle punto y final a esta divertida tradición que todos los años nos invitaba a imaginar nombres absurdos. En Xataka Android barajamos unos cuantos, pero lo cierto es que encontrar postres o dulces que empezasen por "Q" era complicado. Nos quedaremos con las ganas de Android 10 Queso.

Desde ahora, los nombres de Android seguirán el mismo orden que iOS: 10, 11, 12, 13 y, posiblemente, sus respectivas subversiones si las hay: 10.1, 10.2, etc. Es una lástima, aunque comprensible. Google ha sido clara al respecto: es más fácil saber si tenemos un móvil actualizado con un esquema de números que con postres. Nos despedimos así de una etapa dulce y sabrosa llena de androides verdes y postres caseros. Hasta siempre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio