El futuro de Fuchsia OS se antoja incierto: uno de cada seis trabajadores han abandonado el proyecto

El futuro de Fuchsia OS se antoja incierto: uno de cada seis trabajadores han abandonado el proyecto
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

Fuchsia OS es el sistema operativo de Google que permanece en un eterno desarrollo. Aunque ha sido lanzado en algunos dispositivos, como los altavoces Nest, nunca ha terminado de formar parte de los planes principales de la empresa de Mountain View.

A pesar del paso de los años y de que un alto cargo levantó las expectativas, el futuro de Fuchsia OS no pinta demasiado bien. De hecho, las noticias venideras no son, para nada, positivas.

Los despidos masivos de Google afectan a Fuchsia, y así pinta el futuro del sistema operativo

Fuchsia Os

A raíz de la noticia en la que Google anunció el despido masivo de muchos de sus empleados, el conocido medio The New York Times ha especificado cómo ha afectado este movimiento de plantilla al equipo de Fuchsia OS. Concretamente, hasta el 16% del equipo de 400 empleados de Fuchsia OS ha sido despedido, afectando en gran medida al desarrollo del sistema operativo.

"Con el tiempo, Fuchsia se utilizará como sistema operativo en los dispositivos cuando se fabriquen en las fábricas" comentaba Google hace unos días

Las noticias no son nada alentadoras y es una lástima pues Fuchsia se encontraba como un proyecto que iba ganando enteros, dentro de la empresa. Como decimos, el desarrollo estaba siendo largo, pero al menos había conseguido debutar. Según 9to5Google, el sistema iba a dar la bienvenida a un nuevo dispositivo, es más, hay indicios de que Google había acelerado el desarrollo del mismo desde hace unos meses.

La misma Google tuvo un descuido y filtró por error un documento con los planes comerciales. En este la empresa comentaba que un objetivo era tener lista una solución para el primer trimestre de 2023. No tenemos más información al respecto ni conocemos qué dispositivo será. Las intenciones para Fuchsia OS pasaban por este mismo año, pero apostamos que esta "solución" será pospuesta.

Estas buenas nuevas parecían un rayo de esperanza para ver pronto Fuchsia OS en otros dispositivos como móviles u ordenadores, pero el equipo de desarrollo parece haber sido el objetivo directo de los despidos, incidiendo con más fiereza que en otras divisiones.

De momento, solo nos queda seguir esperando pues no está claro como esto podría afectar al desarrollo en el futuro más cercano. Tampoco Google se ha pronunciado, y dudamos que lo haga. El sino de Fuchsia OS vuelve a girar, y esta vez hacia el lado oscuro.

Vía | Android Police

Inicio