Publicidad

Huawei quiere seguir apostando por Android, pero no dudará en pasarse a HarmonyOS si Estados Unidos los veta

Huawei quiere seguir apostando por Android, pero no dudará en pasarse a HarmonyOS si Estados Unidos los veta
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

El bloqueo de Estados Unidos a Huawei supuso un duro golpe para la compañía, principalmente porque Google se vio obligada a dejar de colaborar con la empresa. En pocas palabras, Huawei se quedaba sin poder acceder al "Android de Google" que usan actualmente, así que ante la falta de sistema operativo, la firma china fue clara. Existía un plan B, un plan B que se ha materializado y que se ha hecho oficial como HarmonyOS.

HarmonyOS no es una alternativa a Android, o al menos no lo es como tal. Se acerca más a la idea de FuchsiaOS, es decir, un sistema operativo multiplataforma que se puede utilizar en cualquier dispositivo, sea un coche, un reloj, un altavoz o, por supuesto, un móvil. Pero no lo veremos de inmediato, puesto que Huawei quiere seguir apostando por Android, al menos mientras pueda.

"Podemos cambiar de inmediato"

La relación entre Estados Unidos (ergo, Google) y Huawei está en el aire. Donald Trump anunció que iba a revisar el veto para ver qué tecnologías, productos y servicios se podrán o no intercambiar entre ambos países, pero por el momento no hay nada claro. ¿Qué significa esto? Que la implementación de Android en los futuros móviles de la compañía no es del todo segura.

Harmony

Sin embargo, Richard Yu, CEO de Huawei, ha sido claro al respecto: "apoyamos el ecosistema de Android de Google y le le damos prioridad al uso del sistema operativo Android de Google. Sin embargo, si no podemos usarlo en el futuro, podemos cambiar de inmediato". En otras palabras, si Estados Unidos decide continuar con el bloqueo, Android se quedará atrás y Huawei se pasará a su nuevo sistema operativo.

De hecho, el CEO no ha dudado en afirmar que es una transición que no les costaría demasiado trabajo. La migración podría hacerse "en uno o dos días", un dato interesante si tenemos en cuenta que EMUI tienen 500 millones de usuarios activos diarios en 216 países y en más de 70 idiomas.

Según el CEO de Huawei, la migración de Android a HarmonyOS podría hacerse en uno o dos días

¿Y cómo es esto posible? Porque HarmonyOS es compatible con Android. Una de las bondades de HarmonyOS es su IDE multilenguaje y el Huawei ARK Compiler, una forma elegante de decir que los desarrolladores pueden crear una aplicación y desplegarla en todos los dispositivos que usen HarmonyOS. Si a eso le sumas que HarmonyOS es compatible con HTML, HTML5, C++, apps Linux, Kotlin y que si núcleo está basado en Linux, tienes todos los elementos necesarios para que la transición pueda ser viable.

De acuerdo a Reuters, "la agencia estadounidense responsable de los contratos del gobierno emitió el miércoles una norma provisional para prohibir las compras federales de equipos de telecomunicaciones a cinco empresas chinas, incluida Huawei". El gobierno estadounidense aceptará comentarios sobre dicha norma durante los próximos 60 días y, posteriormente, se llegará a la versión final, así que en octubre deberíamos tener noticias sobre el futuro de Huawei, Estados Unidos y Android.

La apuesta de HarmonyOS

Dicho esto, procede hacer un resumen de las principales novedades de HarmonyOS. El nuevo SO de Huawei es distribuido y multiplataforma, lo que significa que los dispositivos están conectados entre sí y pueden funcionar como "un único organismo", por decirlo de alguna forma. Un ejemplo sencillo sería que podremos conectar el ordenador al móvil y pasar archivos de uno a otro arrastrando o usar el teclado y ratón para controlar el smartphone. Esta "interoperabilidad" llegará primero a EMUI 10 como adelanto de lo que tendrá Harmony.

Además, HarmonyOS cuenta con un motor de latencia determinista que, según Huawei, es capaz de reducir la latencia de las aplicaciones en un 25,7% y mejorar la eficiencia del IPC hasta cinco veces en comparación con los sistemas operativos actuales. Ya se dijo en su momento que HarmonyOS sería un 60% más rápido que Android, pero todavía queda tiempo hasta que lo podamos ver con nuestros propios ojos.

HarmonyOS es un sistema operativo distribuido, por lo que las apps se desarrollan para un único SO y funcionan en cualquier dispositivo

Además, es el primer sistema operativo que usa mecanismos de verificación formales en TEE (Entorno de Ejecución Confiable) local. Básicamente, usa "un enfoque matemático para validar la integridad del sistema operativo desde la fuente". La idea de esto es mejorar el rendimiento del dispositivo, pero volvemos a lo de antes, a HarmonyOS le queda un buen trecho por delante.

Huawei ha dado a conocer la hoja de ruta de su nuevo SO y para finales de 2019 se espera que llegue a sus Smart Screen (que también llegarán a finales de año). En 2020 se espera el primer ordenador y los primeros relojes con HarmonyOS y para 2021 llegará a los altavoces inteligentes. Que se despliegue en móviles dependerá de la decisión que tome Estados Unidos, así que Trump tiene la pelota en su tejado. Le toca mover ficha.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir